Back to top
22 de Febrero del 2018
Ideas
Lectura: 4 minutos
22 de Febrero del 2018
Juan Cuvi

Master en Desarrollo Local. Director de la Fundación Donum, Cuenca. Exdirigente de Alfaro Vive Carajo.

La bonachonería de Moreno confunde
No hay que descartar que la debilidad física y política del Presidente sea aprovechada por acuciosos operadores políticos para actuar a sus espaldas. Moreno heredó un enredado aparato de intrigas, componendas y artimañas que tranquilamente puede derivar en un reparto informal e inmoral de cuotas burocráticas. Funcionarios acostumbrados a lisonjear y enjabonar al jefe pueden, a cambio, sacar tajada de los nombramientos. Es sabido que Moreno no tiene un conocimiento profundo de la burocracia estatal, y que actúa con cierta condescendencia.

Es difícil encontrar coherencia en muchas decisiones que toma el Presidente Moreno. Atribuirle astucia o cálculo estratégico es insuficiente para desenmarañar el rumbo del gobierno. Si, en efecto, existe algún rumbo. El juego de la ambigüedad del periodo pre-consulta ya luce como un recurso agotado.

La conformación de las ternas para el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) evidencia una suerte de prestidigitación en las alturas del poder. Un juego de manos donde cada quien mete su carta marcada sin que el Presidente esté al tanto. Tahúres en un convento.

Únicamente así puede explicarse la composición de las listas para el CPCCS. Algunos nombres contradicen flagrantemente el discurso oficial respecto de la trayectoria de los designados. Proponer, por ejemplo, a conspicuos militantes de Alianza PAIS no abona a la idea de independencia ofrecida por el Primer Mandatario. Peor aún la inclusión de correístas confesos, como Hoover Delgado o el padre Marco Matamoros.

El caso de este último es particularmente curioso. Al parecer, su designación responde a una oscura jugada para excluir al padre Fernando Vega, quien no solo goza de una amplia aceptación en el Azuay, sino que había sido incluido en varis listas ciudadanas y sociales. Para algunos interesados, su mayor defecto es su independencia. ¿Estuvo al tanto Moreno de esta maniobra o fue una movida particular de algún alto funcionario del gobierno?


Los efectos de esta decisión afectan la imagen presidencial y, de paso, dejan a Cuenca sin una eventual representación en el organismo de marras. Agitar resentimientos en medio de tanta incertidumbre es un pésimo negocio. El discurso del equilibrio esgrimido por Moreno hace aguas. Al menos, en términos regionales.

No hay que descartar que la debilidad física y política del Presidente sea aprovechada por acuciosos operadores políticos para actuar a sus espaldas. Moreno heredó un enredado aparato de intrigas, componendas y artimañas que tranquilamente puede derivar en un reparto informal e inmoral de cuotas burocráticas. Funcionarios acostumbrados a lisonjear y enjabonar al jefe pueden, a cambio, sacar tajada de los nombramientos. Es sabido que Moreno no tiene un conocimiento profundo de la burocracia estatal, y que actúa con cierta condescendencia.

Las circunstancias descritas no serían tan graves si no encubrieran un problema de fondo: el dilema ideológico de Lenín Moreno. Mejor dicho, el drama entre una renovación de la izquierda y un anclaje a la retórica trasnochada que aún persiste al interior de Alianza PAIS. Como, por ejemplo, la que pregona la Vicepresidenta Vicuña con mucho aderezo y poco condumio.

El Presidente teme que cualquier crítica contundente respecto del correato sea confundida con un viraje a la derecha. O con una traición. Rehén además de sus propios prejuicios, tiene dificultades para asumir posiciones firmes y plantear rupturas. Además, condenar el caudillismo corrupto y autoritario de Correa puede ser un escupitajo al cielo.

La respuesta –equivocada– apunta a contentar al mayor número posible de actores políticos. El problema es que le están metiendo quintacolumnistas sin que se dé cuenta.

[PANAL DE IDEAS]

Carlos Arcos Cabrera
Jaime Breilh Paz y Miño
Mariana Neira
Luis Córdova-Alarcón
Pablo Piedra Vivar
Wladimir Sierra
Carlos Rivera
Simón Ordóñez Cordero
Alexis Oviedo
Rodrigo Tenorio Ambrossi

[RELA CIONA DAS]

El anticorreísmo
Gabriel Hidalgo Andrade
El riesgo de un Gobierno sin credibilidad
Luis Córdova-Alarcón
La guerra de las mentiras
Gabriel Hidalgo Andrade
Coronavirus: ¿liberar a Jorge Glas?
Redacción Plan V
La historia de Don Coronavirus y el Doctor Placebo
Carlos Rivera
GALERÍA
La bonachonería de Moreno confunde
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Guayas batalla con la informalidad, la pobreza y el coronavirus
Por Revista Gestión
Fernando Sacoto: tres estrategias para salir de la cuarentena y controlar al Covid-19
Redacción Plan V
Coronavirus en Ecuador: “Embalamos en plástico los cuerpos de mi hermana y mi esposo y esperamos cuatro días para que se los llevaran”
Matías Zibell. BBC Mundo
Escasos datos de informe demuestran “aumento desproporcionado” de defunciones en Guayas
Susana Morán

[MÁS LEÍ DAS]

Coronavirus: La odisea de los primeros tres recuperados en Ecuador
Susana Morán
Esta es la historia no contada de la paciente 0 en Ecuador
Redacción Plan V
Minuto a minuto todo sobre el coronavirus en Ecuador
Redacción Plan V
¿Cuánto tiempo podrán el Ecuador y el mundo sostener la cuarentena?
Redacción Plan V