Back to top
30 de Agosto del 2022
Ideas
Lectura: 6 minutos
30 de Agosto del 2022
Alexis Oviedo

PhD en Educación por la Universidad Católica de Lovaina, Maestro en Estudios Culturales y Desarrollo, Graduado en Economía. Ex gerente del Proyecto de Pensamiento Político de la SNGP. Docente universitario.

La carrera del burgomaestre
0
Lo más probable es que en febrero del 2023 Quito elija a otro papanatas, como lo hizo en el 2014 y en el 2019. Por lo menos yo no le daré mi voto. Votaré por quien garantice un plan integral de largo plazo, que tome en serio el carácter metropolitano, adopte criterios de inclusión, interculturalidad, equidad.

Centenas de ecuatorianos se han involucrado en una agotadora carrera, en una dura competencia que paulatinamente se hace más difícil. No me refiero a la próxima maratón o al iron-man, esta competición es más bien del corte Rat-race, definida como una búsqueda interminable, hasta contraproducente e inútil de algo. Pero no son ratas compitiendo por el queso, son candidatos en pos de las dignidades seccionales del próximo febrero. Fecha que para los votantes marca el inicio de la esperanza, pero que para los que quieren elegirse será el fin de esta carrera desesperada y hasta el final de su accionar político.

El proceso electoral de Quito, capital y centro político del país concita atención particular. Ser alcalde de Quito (y de Guayaquil) genera fundadas ilusiones de presidenciable. En la historia reciente algunos alcaldes que eligieron es nueva “carrera de la rata”, fueron presidentes. Les fue peor en el ejercicio de la primera magistratura, pero se hicieron con ese queso de poder y celebridad, aun cuando esta última fuera triste.

Quien se siente en la silla de Jacinto Jijón, mandará en un municipio que por más de 20 años entregó, sin estudios técnicos serios, permisos de uso del suelo a grandes constructores, a cambio de réditos a sus autoridades. Dirigirá una institución que hace más de 40 años hace obras y entrega el espacio público a los amigos del alcalde, desde la concesión o vendiendo bienes municipales a precio de huevo. El nuevo burgomaestre de la “carita de Dios” puede incrementar la abultada plantilla de funcionarios para favorecer a sus allegados, creando dependencias que hacen lo mismo y que mueven a ritmo de quelonio los procesos. Puede continuar con el “lleve y deje llevar” y con los contratos bajo la mesa pactados con las grandes constructoras y hacerse de jugosas ganancias.

Sin embargo, haya malas noticias. El próximo alcalde no podrá hacer ni todas las obras que vende en campaña, ni todos los chanchullos que se imagina, pues no tendrá un gran presupuesto para ello. El ganador de esta Rat–race debe saber también que el municipio carece de capacidad de endeudamiento por cuanto hay una inmensa deuda con el Metro, ese gigante que se le ocurrió al ex alcalde Barrera y que casi diez años después aún no entra en funcionamiento. Sí, el Metro de Quito seguirá llevándose la mayoría de recursos, tanto que la siguiente administración deberá pagar más de 115 millones anuales por concepto de intereses.

Quito espera un alcalde que no siga la incapacidad y corrupción en la administración de la metrópoli, demostrada en estos diez años. Alguien que pueda al menos paliar los terribles problemas de inseguridad, movilidad y empleo que sufre la capital ecuatoriana. Pero el alcalde es puesto ahí por los votantes y evitar que otro mediocre avivato llegue a la alcaldía depende del votante.

Lo más probable es que en febrero del 2023 Quito elija a otro papanatas, como lo hizo en el 2014 y en el 2019. Por lo menos yo no le daré mi voto. Votaré por quien garantice un plan integral de largo plazo, que tome en serio el carácter metropolitano, adopte criterios de inclusión, interculturalidad, equidad

Evitar aquello parte de conocer los alcances del nuevo burgomaestre y no votar por esos que adornan su demagogia desde la comunicación política. El alcalde, por ejemplo, no puede incidir directamente en la seguridad de la ciudad, pues esta competencia es responsabilidad del gobierno central, sin embargo, bien puede generar creativas propuestas complementarias.

Miente quien diga que los problemas de tráfico se solventan con más vías y quien asevere que el Metro garantizará una óptima movilidad urbana. Si algún candidato plantea propuestas serias para parar a las mafias de las “cooperativas” de transporte puede ganarse mi voto, así como aquel que plantee una propuesta coherente para mejorar el empleo vinculado al uso adecuado del espacio público. Una ciudad de casi tres millones de habitantes, en el siglo XXI no puede obligar a sus negocios a cerrar a las 2 am por un mandato moral. Una ciudad viva que se reactiva económicamente, es una ciudad segura.  Espero que el nuevo alcalde ejecute proyectos importantes de ciudad inscritos en un plan estratégico y que no los deje en su fase de diseño, como ocurrió con el concurso para la reorganización integral del parque la Carolina en la administración Moncayo o con el famoso plan de reorganización del hipercentro ofrecido por el ex alcalde Yunda.

Lo más probable es que en febrero del 2023 Quito elija a otro papanatas, como lo hizo en el 2014 y en el 2019. Por lo menos yo no le daré mi voto. Votaré por quien garantice un plan integral de largo plazo, que tome en serio el carácter metropolitano, adopte criterios de inclusión, interculturalidad, equidad. Una propuesta que demuestre que será artífice para mejorar el Buen Vivir o el desarrollo humano de la mayoría de quiteños.

[PANAL DE IDEAS]

Alexis Oviedo
Carlos Arcos Cabrera
Fernando López Milán
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Luis Córdova-Alarcón
Julian Estrella López
Andrés Quishpe
Alfredo Espinosa Rodríguez
Consuelo Albornoz Tinajero
Gabriel Hidalgo Andrade

[RELA CIONA DAS]

Salvoconducto 40: reflexiones sobre dos ruedas (III)
Carlos Arcos Cabrera
Salvoconducto 39: Reflexiones sobre dos ruedas (II)
Carlos Arcos Cabrera
Los artífices de la consulta popular y sus intenciones
Alfredo Espinosa Rodríguez
La guerra de acusaciones entre China y EE.UU. se instala en Quito
Redacción Plan V
Salvoconducto 38: reflexiones sobre dos ruedas (I)
Carlos Arcos Cabrera
GALERÍA
La carrera del burgomaestre
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

La propiedad de la antigua hacienda del INIAP provoca un conflicto social en el cantón Mejía
Redacción Plan V
Lucio Gutiérrez "rectifica" en sus declaraciones sobre la comunidad LGBT
Redacción Plan V
Pugna y pasarela en la Asamblea por el caso Bernal
Redacción Plan V
El 7 de abril de 2020, en el río Napo ya no fluía vida sino muerte
Gabriela Muñoz

[MÁS LEÍ DAS]

¿Cómo escapó el policía Germán Cáceres? Y los datos oficiales inexactos sobre la desaparición de María Belén Bernal
Redacción Plan V
¿Crimen de estado?
Gabriel Hidalgo Andrade
¿Escuela de formación policial?
Diego Chimbo Villacorte
Mujeres en el plantón por María Belén Bernal: “Y de la Policía, ¿quién nos cuida?”
Redacción Plan V