Back to top
11 de Marzo del 2024
Ideas
Lectura: 7 minutos
11 de Marzo del 2024
Gabriel Hidalgo Andrade

Politólogo y abogado. Docente universitario.

En la cresta de la ola
0
El joven mandatario goza de un 82% de popularidad según las encuestas de opinión lo que podría pavimentar su camino hacia las elecciones presidenciales de 2025. ¿Se puede cantar victoria en Carondelet?

El presidente Daniel Noboa experimenta el mejor momento de sus primeros 100 días de gobierno. La fuerza pública recuperó el control de las calles, las cárceles están en aparente calma y los políticos no representan un problema importante. El joven mandatario goza de un 82% de popularidad según las encuestas de opinión lo que podría pavimentar su camino hacia las elecciones presidenciales de 2025. ¿Se puede cantar victoria en Carondelet?

Según los estudios presidenciales, la popularidad de un mandatario está moldeada por las condiciones económicas, como el desempleo y la inflación, además de factores políticos como la situación internacional, los escándalos en la política doméstica, y el desgaste en el ejercicio del poder. Todo este ecosistema moldea un complejo conjunto de factores psicológicos, sociales y coyunturales que explican el ascenso y la caída de los presidentes en las percepciones ciudadanas.

Por ejemplo, los presidentes Lenín Moreno y Guillermo Lasso también tuvieron momentos de alta popularidad. El momento cumbre de Moreno fue cuando eliminó la reelección presidencial indefinida con el referendo de 2018. En diciembre de 2017 su vicepresidente Jorge Glas fue sentenciado por corrupción, en enero de 2018 las encuestas le atribuían el 60% de popularidad y en febrero de ese mismo año el 70% del país aprobó su plebiscito.

Todo se invirtió tras las protestas de octubre de 2019 por la eliminación del subsidio a los combustibles fósiles. Poco después, en febrero de 2020 Moreno llegó a tener el 92% de rechazo.

En junio de 2021, tras los primeros resultados del plan de vacunación masiva en contra del COVID-19, el presidente Guillermo Lasso se alzaba con un 80% de popularidad. Para algunos ese era el momento de disolver la Asamblea Nacional y convocar a nuevas elecciones generales. Pero el presidente Lasso prefirió esperar y convocar a una consulta popular en materia de seguridad en 2023, tras las masivas protestas de junio de 2022. La desaprobación a Lasso creció del 54% en mayo al 93% en julio. Como era de esperarse, el rechazó a la consulta alcanzó un 55% de los votos. El presidente Lasso concluyó anticipadamente su mandato con un 65% de impopularidad.

Este contexto plantea las siguientes interrogantes: ¿se puede afirmar que el presidente Noboa puede confiar en la cresta de la ola de su popularidad? ¿Cuáles son los factores que condicionan la voluble popularidad presidencial?

Michael B. MacKuen y Helmut Norpoth exploran la dinámica detrás de la popularidad presidencial, examinando diversos factores y mecanismos que impactan en la percepción pública de los presidentes a lo largo del tiempo.

En su estudio “Drama político, condiciones económicas y la dinámica de la popularidad presidencial”, MacKuen se centra en un modelo que considera las actitudes ciudadanas y las condiciones económicas como los principales factores que influyen en la popularidad de un presidente. El modelo resalta que las actitudes no son completamente estables por sí solas, sino que dependen de otros factores como otras actitudes relacionadas, presión social y percepción de la realidad para mantenerse estables. MacKuen sostiene que entender las fluctuaciones a corto plazo en la popularidad presidencial requiere comprender las condiciones económicas, especialmente el desempleo y la inflación. 

Por otro lado, Helmut Norpoth, en su estudio “Economía, política y el ciclo de popularidad presidencial”, pone énfasis en los problemas económicos, pero también considera variables no económicas en su análisis. Norpoth destaca la importancia del desempleo y la inflación, pero agrega eventos específicos como crisis internacionales, decisiones políticas exteriores presidenciales y escándalos dentro los gobiernos como indicativos de la popularidad de los presidentes.

Norpoth analiza cómo la gestión de un conflicto armado puede tener consecuencias en la aprobación presidencial. Al estudiar el caso de Lyndon Johnson, presidente estadounidense que ordenó el incremento de la presencia militar en la Guerra contra Vietnam en 1964, se encontró que esta tendencia belicista le costó un descenso del 20% en su aceptación y la imposibilidad de presentarse a la reelección en 1968. Pero lo contrario sucedió con Richard Nixon cuya popularidad creció cuando ordenó la retirada gradual de las tropas estadounidenses establecidas en Vietnam del Sur en 1969. Sin embargo, luego vino el escándalo Watergate que llevó a una brusca caída en la calificación de la aprobación de Nixon, la instalación de un juicio político y su renuncia en 1974.

El presidente Daniel Noboa enfrenta dos eventos económicos próximos: el inevitable aumento de los precios relativos debido al incremento de los impuestos y las políticas públicas enfocadas en la generación de empleo a través del gasto público. Si el presidente Noboa logra recaudar recursos, pero no los destina a aumentar la inversión pública, sino al servicio de la deuda externa, por ejemplo, el desempleo se mantendrá, los precios aumentarán y su actual popularidad se comprometerá.

En cuanto a eventos no relacionados con la economía, la situación actual en Ecuador es comparable con una guerra en el contexto internacional. Si hay abusos por parte de la fuerza pública y estos abusos se vuelven comunes, tendrán repercusiones en la imagen del presidente. Además, como mencionan los autores, los acontecimientos internacionales influyen en cómo se percibe el desempeño del presidente por parte del público nacional. Si la Ministra de Relaciones Exteriores emite declaraciones que constantemente necesitan ser corregidas o si la Ministra del Ambiente recibe oficialmente al representante de un país inexistente, el más afectado será el presidente.

Y aún quedan sin considerar los efectos negativos provenientes de las investigaciones penales en curso y otros escándalos relacionados con aliados políticos que podrían salpicar a la administración del presidente Noboa.

Los presidentes Moreno y Lasso creyeron que su transitorio estado de popularidad los sostendría en el poder. Poco después cayeron en un agujero del que no lograron salir y sus administraciones se pulverizaron en el mortero del golpismo legislativo y de las protestas masivas.

Las elecciones presidenciales de 2025 se celebrarán en menos de un año y si el presidente Noboa espera continuar en el poder deberá leer atentamente los mensajes del pasado que le sugiere desconfiar de sus actuales socios involucrados algunos en mafias judiciales, empresas narcotraficantes y delitos en contra de la humanidad.

@ghidalgoandrade

[PANAL DE IDEAS]

Consuelo Albornoz Tinajero
Fernando López Milán
Alfredo Espinosa Rodríguez
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Giovanni Carrión Cevallos
Mariana Neira
Patricio Moncayo
Aldo Lorenzzi Bolaños
Alexis Oviedo

[RELA CIONA DAS]

Movimiento Nacional Surgente: ¿la nueva cara del correísmo?
Redacción Plan V
Cómo tergiversar una derrota
Juan Cuvi
¿Guillermo Lasso quiere volver a ser presidente? A Esteban Bernal no le gustó y dejó CREO
Redacción Plan V
¿Cómo llegó Daniel Noboa a la presidencia?
Patricio Moncayo
¿Cómo llegó Noboa a la presidencia?
Patricio Moncayo
GALERÍA
En la cresta de la ola
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

La Agencia EFE le "suspendió" el premio Rey de España de Periodismo a La Posta
Redacción Plan V
EE.UU: las elecciones más difíciles de su historia
Ugo Stornaiolo
La fiscal Diana Salazar alega su embarazo de alto riesgo como argumento contra el juicio político
Redacción Plan V
Las claves para entender las reformas al PUGS y el nuevo marco urbanístico de Quito
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Audio entre Carlos Pólit y Diego Sánchez (primera parte): en 2020 el excontralor creía que le pincharon su teléfono
Susana Morán
Audio entre Carlos Pólit y Diego Sánchez (segunda parte): el excontralor pidió ayuda para su hijo John a Lenín Moreno
Susana Morán
La "gran fiesta" de despedida de Roberto Izurieta levantó polvareda
Redacción Plan V
Ecuador, en el eje de la criminalidad en Europa
Redacción Plan V