Back to top
23 de Julio del 2015
Ideas
Lectura: 5 minutos
23 de Julio del 2015
Consuelo Albornoz Tinajero

Profesora universitaria, investigadora y periodista, con un doctorado por la Universidad Nacional del Cuyo, de Argentina.

“La culpa es de las protestas”
No son las protestas ciudadanas y sociales las causantes del decaimiento de la economía nacional. Son las acciones del Ejecutivo las que la han debilitado. Y básicamente por el atropellamiento, la incomunicación y la arrogancia con la que son tomadas decisiones que, a todas luces, requerirían de reflexión, diálogo y conocimientos.

Es revelador que el Gobierno acuse a las protestas sociales de ser culpables de los problemas económicos que están afectando al país, entre ellos el menor crecimiento, y endose a quienes cuestionan las políticas gubernamentales de “ahuyentar” las inversiones, de “perjudicar” al turismo y de “afectar” las actividades de la economía. Según el régimen, tales acciones, provocan “inestabilidad política” y ello desincentiva la inversión. En otras palabras, los funcionarios de gobierno no tienen ninguna responsabilidad en la actual situación.

Tal tesis la contradicen actores centrales de la economía y del ámbito de la inversión como son los dirigentes empresariales. Dos de ellos, entrevistados por radio Democracia, resaltaron la necesidad de que Ecuador cuente con reglas claras y florezca la tan deseada seguridad jurídica en cuanto a aspectos impositivos. Su existencia, dijeron, promovería la confianza de la empresa privada y, consecuentemente, propiciaría sus inversiones y el consiguiente incremento de las plazas de trabajo y de la producción. Un tercer representante empresarial, esta vez en diálogo con el diario El Comercio, concordó con la necesidad de que el Gobierno dé señales de confianza a quienes trabajan en el ámbito privado empresarial y una de ellas es la “estabilidad normativa”; otra sería que los proyectos de ley no “atenten” contra la actividad privada.

Sin embargo, el envío por parte del ejecutivo de los proyectos de ley de las herencias y de la plusvalía a su congreso transitó por vías opuestas. Desconoció los acuerdos previos en torno a una agenda mínima, apenas lograda en marzo con el sector productivo, reforzó la desconfianza, acrecentó la incertidumbre. Y la tan anhelada seguridad jurídica se hizo trizas por obra y gracia exclusiva del Gobierno.

Más claro imposible. No son las protestas ciudadanas y sociales las causantes del decaimiento de la economía nacional. Son las acciones del Ejecutivo las que la han debilitado. Y básicamente por el atropellamiento, la incomunicación y la arrogancia con la que son tomadas decisiones que, a todas luces, requerirían de reflexión, diálogo y conocimientos.

En tanto el Gobierno se esfuerza por ignorar la realidad y se ensimisma en sus eslóganes, los movimientos sociales y los pueblos indígenas, así como la ciudadanía auto convocada a las manifestaciones iniciadas en junio, se aprestan a expresar su descontento y sus reclamos de nuevas maneras. Así, las movilizaciones previstas a partir de agosto se están vigorizando con una diversidad de aportes que van perfilando puntos en común y delineando consensos. El más representativo es la demanda para que el congreso archive las reformas constitucionales, erróneamente tramitadas como enmiendas.

Pero la respuesta inicial de la legislatura, como debía esperarse, (¡qué pena!) fue condenar las marchas por considerarlas parte de las maniobras del “golpe blando” y enjaretar a quienes participan en ellas del cometimiento de actos de violencia y de propiciar intentos golpistas. ¡Increíble! ¿Se hacen, se olvidaron o acaso ignoran que entre los altos empleados del correísmo hay quienes sí tuvieron una experiencia en la “lucha armada” aunque ésta, en Ecuador, felizmente, haya tenido mucho de mentirijillas? Con su actitud, los congresistas Apes, además de recurrir a la manipulación, ofendieron la cordura e inteligencia del pueblo ecuatoriano. Porque eso del “golpe blando”, tan trillado que resulta obsceno, es otra de las comidillas insistentemente repetidas y mal atribuidas a la producción del filósofo Gene Sharp, uno de los estudiosos y promotores de la lucha no violenta, aquella seguida por líderes mundiales de la prestancia ética y respetabilidad como son Mahatma Gandhi, Martin Luther King o Nelson Mandela.

Por mas asombroso que parezca, todo el basamento de las dizque cinco etapas del “golpe blando”, que tanto repiten los correístas y su jefe, se sustentan en un textito de menos de 2000 caracteres que circula en varias páginas de Facebook desde 2012 y 2013. Al parecer, los difusores de tamaña teoría no se han dado el trabajo ni siquiera de leer los textos de Sharp, menos aún de comprender su ideario no violento, y peor entender que la no violencia es una estrategia de resistencia civil, no armada, para transitar de los regímenes autoritarios, dictatoriales, a la democracia. No al revés.

P.S.: El cambio del contenido inicial al finalmente aprobado en la resolución del Congreso, pese a que la mayoría la mantienen los Apes, es un triunfo de los asambleístas de la oposición, incluso de quienes no intervinieron en el debate. Y es, sin duda, una consecuencia de las convocatorias en las calles y plazas de la patria.

[PANAL DE IDEAS]

Rodrigo Tenorio Ambrossi
Alfredo Espinosa Rodríguez
Alexis Oviedo
Patricio Moncayo
Pocho Álvarez
Fernando López Milán
Juan Carlos Calderón
Juan Carlos García
Mario Pazmiño Silva

[RELA CIONA DAS]

"¡Corriente y comida!", el grito que se oye en toda Cuba
Ugo Stornaiolo
¿Qué sabe el doctor Hurtado que no sabemos los demás?
Juan Cuvi
Sofisma económico
Giovanni Carrión Cevallos
Un pesado madero
Giovanni Carrión Cevallos
El 2023 cierra sin avances en el Galápagos Life Fund
Redacción Plan V
GALERÍA
“La culpa es de las protestas”
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Todos se desmarcan de Esteban Albornoz, uno de los 22 denunciados por el "sabotaje" eléctrico
Redacción Plan V
El juez electoral Ángel Torres canceló el registro al movimiento Construye
Redacción Plan V
Juicio contra Carlos Pólit (día 9): Un presunto nuevo soborno involucra a Pólit, el Coca Codo y una firma intermediaria
Susana Morán, desde Ecuador para PlanV, y Marcos Medina, desde Miami para PlanV y El Universo
La Ley de Turismo de Noboa fue el inicio del desgrane correista
Manuel Novik

[MÁS LEÍ DAS]

Juicio contra Carlos Pólit (día 4): Gerardo de Souza confirma que entregó dinero a Pamela Martínez, exasesora de Rafael Correa
Susana Morán, desde Ecuador para PlanV, y Marcos Medina, desde Miami para PlanV y El Universo
¿Quién es Diego Sánchez, el testigo en el juicio contra Carlos Pólit que tiene un acuerdo con EEUU?
Redacción Plan V
Santos sobre Carlos Pólit en el juicio (día 2): ‘Me pidió que pagara sobornos para eliminar multas contra Odebrecht’
Susana Morán, desde Ecuador para PlanV, y Marcos Medina, desde Miami para PlanV y El Universo
Juicio de Carlos Pólit (día 1): El excontralor llegó a la Corte de Miami para asistir a la elección del jurado
Susana Morán, desde Ecuador, y Marcos Medina, desde Miami