Back to top
23 de Junio del 2022
Ideas
Lectura: 5 minutos
23 de Junio del 2022
Juan Carlos Calderón

Director de Plan V, periodista de investigación, coautor del libro El Gran Hermano. 

La deuda agraria: pensar en grande, actuar sobre lo pequeño
0
Haría mucho el Presidente Lasso si es que toma la iniciativa de triplicar la apuesta al señor Iza y establecer, con una inyección de miles de millones de un fondo internacional, el pago definitivo de la deuda con el campo, y apoyar un cambio estructural para cientos de miles de familias.

El problema de los pequeños campesinos no se resolverá aún si el Gobierno dice sí a todos los diez puntos planteados por la Conaie y aliados. La deuda agraria es de tal magnitud que el «Paquete Iza», que puede valer unos 1.000 millones del erario público, debiera al menos triplicarse a mediano plazo.

Son decenas de miles los pequeños y medianos productores agropecuarios de origen indígena y montuvio. Se organizan, por lo general, en unas 40.000 cooperativas de hecho y de derecho a lo largo del país agrario en las cuatro regiones del Ecuador, según datos de la Mesa Técnica de la Economía Popular y Solidaria. Su economía es de pequeña escala, pero alimenta las ciudades y sirve a su subsistencia, pero maneja al menos 16.000 millones de dólares.

Ahora bien, por lo que ha dicho Leonidas Iza y los líderes de otras organizaciones, este es un paro campesino. De los diez puntos de exigencia, la mitad tiene que ver, en una pequeña parte, con la deuda agraria y la respuesta del presidente Lasso va en el sentido de lo que ha hecho en cada caso.

Pero no es suficiente, por cierto. Los problemas son tan de fondo, tan estructurales, que todo el mundo cercano a la realidad del campo ecuatoriano sabe que es cierto. El mundo agrícola y ganadero necesita una inyección, se calcula, de al menos 3.000 millones de dólares, o unos mil cada año, para empezar a resolver en algo los problemas estructurales. Poco hace el presidente en responder a planteamientos basado en lo que ha hecho en un año o puede hacer frente a cada exigencia. Haría mucho, en cambio, si es que toma la iniciativa de triplicar la apuesta al señor Iza y establecer el pago definitivo de la deuda con el campo, y apoyar un cambio estructural para cientos de miles de familias. En ese proceso, podría incorporar su buen programa de lucha contra la desnutrición crónica infantil, la educación técnica agraria o pecuaria, la transferencia de tecnología... Hay mucho por hacer. Y poco hacen Leonidas Iza y el gobierno de Lasso regateando los diez puntos de la Conaie.

Los países desarrollados toman la seguridad alimentaria más en serio que cualquier otra cosa, y por ello subsidian a los agricultores. ¿Por qué no pensar en lo mismo en el Ecuador, en lugar de botar recursos en subsidiar la gasolina y el diésel? O se podrían combinar ambos subsidios para que no afecte tanto al erario nacional, pero ponerse metas ambiciosas y grandes es lo adecuado, para los asuntos "pequeños", de las economías pequeñas.

La explosión o estallido campesino, sus necesidades, su enorme pobreza no se pueden disfrazar con discursos de influencia del narcotráfico o del correísmo. De hecho, puede haber infiltración, y creo que la hay, pero también hay un caldo de cultivo que se cocina por la exclusión, la extrema necesidad y el no-futuro de cientos de miles de jóvenes y sus familias. Hoy está Leonidas Iza, pero mañana estarán diez más, se los aseguro, si es que seguimos siendo ciegos y mudos ante la pobreza y el hambre en el campo.

Si este gobierno, si el Estado y la sociedad "exitosa" no toman en serio esta situación no tendremos paz a corto y mediano plazo, y a largo plazo no tendremos un país digno de llamarse tal, sino una selva sometida a la ley del miedo y del más fuerte. Las mafias, nos guste o no, llenan el vacío que dejan los Estados, los grandes grupos económicos en su abusivo afán de lucro, los que miran para otro lado y los que dicen que la vaca da leche. La vaca no da leche, esta se produce desde la hora del ordeño e implica las 24 horas de trabajo para que llegue a nuestra indolente mesa urbana.

Así que, señor presidente Lasso, piense en grande, y actúe, de urgencia, por los más pequeños.

GALERÍA
La deuda agraria: pensar en grande, actuar sobre lo pequeño
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Cuatro senadores de EE.UU. piden más ayuda en seguridad para Ecuador
Redacción Plan V
Arrancó la COP 15, la convención más importante del mundo sobre biodiversidad
Redacción Plan V
El caso de las ‘Pangas locas’ de Manta activa a las justicias de Ecuador y EEUU
Redacción Plan V
El Gobierno declaró reserva sobre las negociaciones de acuerdos comerciales
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Así opera el Cártel de Sinaloa, el más grande del mundo
Redacción Plan V
Crónica de la incursión armada al Hospital de Chone en busca de ‘Cara sucia’
Redacción Plan V
El top ten de los candidatos más conocidos al Consejo de Participación
Redacción Plan V
Glas es un ‘pez gordo’ para las extorsiones: este fue el argumento de su defensa para su segunda liberación
Redacción Plan V