Back to top
16 de Noviembre del 2017
Ideas
Lectura: 3 minutos
16 de Noviembre del 2017
Juan Cuvi

Master en Desarrollo Local. Director de la Fundación Donum, Cuenca. Exdirigente de Alfaro Vive Carajo.

La extinción del correísmo obtuso
La pugna interna de Alianza PAIS saca a flote la más refinada esencia de la partidocracia ecuatoriana. No existe ni el más mínimo debate político. Al contrario, todo se reduce a una defensa cerrada de intereses particulares, desde un cargo burocrático hasta la inmunidad frente a la justicia.

Uno de los mayores equívocos de los correístas fue confundir la retórica con la realidad. Creer, por ejemplo, que bastaba con presentar un programa radical para provocar un cambio en la sociedad. O que el amor propio les eximía de los vicios de la política. Supusieron que el hábito hacía al monje.

Hoy, la pugna interna de Alianza PAIS saca a flote la más refinada esencia de la partidocracia ecuatoriana. No existe ni el más mínimo debate político. Al contrario, todo se reduce a una defensa cerrada de intereses particulares, desde un cargo burocrático hasta la inmunidad frente a la justicia.

El discurso principista de ambos bandos luce vacío, de una vacuidad absoluta. Porque luego de una década de saqueo sistemático de los fondos públicos, es imposible creer en cualquier referencia a principios supuestamente revolucionarios. Más bien asistimos a un impúdico desbordamiento de cinismo. Lo que dejan de herencia los correístas son unas mentes limpias de ética y unas manos ardientes de dinero.

Mas honesto sería dejar de engalanar la triste realidad con frases altisonantes. Porque, en la práctica, la disputa entre coidearios verde-flex terminará resolviéndose como tantos otros conflictos similares: en medio de maniobras, leguleyadas y jugadas rastreras, con el único propósito de quedarse con el membrete electoral. El control del movimiento es la tabla de salvación para el naufragio que inevitablemente ocurrirá en 2019.

Atribuirle a la disputa una dimensión de la que carece es un vano intento por ocultar la mediocridad en la que vivió el correísmo durante diez años. Nunca hubo proyecto, ni organización, ni debate político, ni adhesión ideológica de la militancia. Todo se redujo a una hábil estrategia para ejercer un poder corrupto y autoritario, donde los principales beneficiarios tienen nombre y apellido.
Esta pobreza teórica explica por qué los cabecillas de la bronca no exhiben argumentos medianamente digeribles. Ni políticos, ni ideológicos. Más bien han hecho gala de una marrullería proverbial, a la vieja usanza politiquera: expulsarse y desconocerse mutuamente, golpear primero para golpear dos veces, como en las peleas callejeras.

Confirman así la idea del poder que construyeron durante una década de despotismo. Piensan que las instituciones pueden ser manipuladas a conveniencia, que no son más que una formalidad de bolsillo. Pretenden ganar la partida por puesta de mano.
  En este pleito de compadres, los correístas del ala obtusa llevan la peor parte. Aterrados porque les midan con la misma vara con que midieron a tantas agrupaciones políticas independientes, han querido pasarse de vivos.  Echan mano de las más pedestres artimañas, como destituir en combo al presidente y a la comisión de ética de Alianza PAIS, para luego justificar cualquier ilegalidad. Buscan armar relajo a toda costa, como en las peores grescas partidistas del pasado. Se saben perdidos.

[PANAL DE IDEAS]

Mauricio Alarcón Salvador
Giovanni Carrión Cevallos
Gabriel Hidalgo Andrade
Gonzalo Ordóñez
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Carlos Rivera
Francisco Chamorro
Ramiro García Falconí
Patricio Moncayo
Aparicio Caicedo

[RELA CIONA DAS]

Ni un voto a los corruptos
Juan Cuvi
El CNE cerró el registro electoral sin tomar en cuenta el pedido de la Contraloría
Redacción Plan V
AP como patente de corso
Juan Cuvi
El anticorreísmo
Gabriel Hidalgo Andrade
El riesgo de un Gobierno sin credibilidad
Luis Córdova-Alarcón
GALERÍA
La extinción del correísmo obtuso
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Las pruebas para COVID de Yunda con nuevos tropiezos
Redacción Plan V
Los otros entretelones de la sentencia de Tamayo a favor del líder de Los Choneros
Redacción Plan V
La (nueva) alianza entre Jairala y el correísmo
Redacción Plan V
Otto renuncia y no descarta una carrera política: ‘a los jóvenes nos corresponde acabar con la política del berrinche’
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Este es el perfil del supercontagiador de COVID-19 hallado en la Amazonía de Ecuador
Redacción Plan V
Este es el top 30 de los contratos del Municipio en la era Yunda
Redacción Plan V
La amenaza de Rafael Correa a un juez del Caso Sobornos: ¿un delito de intimidación?
Redacción Plan V
Imágenes exclusivas revelan el colapso del relleno de El Inga
Susana Morán