Back to top
4 de Diciembre del 2020
Ideas
Lectura: 4 minutos
4 de Diciembre del 2020
Juan Cuvi

Master en Desarrollo Local. Director de la Fundación Donum, Cuenca. Exdirigente de Alfaro Vive Carajo.

La irregularidad electoral como norma
0
Mucha gente se pregunta si este despelote es obra de alguna mente maquiavélica o si es el resultado de la incapacidad de los principales organismos electorales. Porque el escenario se presta para las salidas más inverosímiles, desde el boicot hasta el fraude.

Si no fuera por su aterradora impopularidad, el gobierno de Moreno tendría las condiciones para prolongar su mandato. En efecto, todo está dispuesto para el caos electoral, con pandemia incluida. Bastaría con un par de escándalos adicionales, o con alguna contingencia sanitaria, para justificar la postergación de las elecciones.

Mucha gente se pregunta si este despelote es obra de alguna mente maquiavélica o si es el resultado de la incapacidad de los principales organismos electorales. Porque el escenario se presta para las salidas más inverosímiles, desde el boicot hasta el fraude. Y con un Consejo Nacional Electoral (CNE) tan desprestigiado, no existe una autoridad que pueda impedirlo. Al menos, que pueda impedirlo con suficiente credibilidad como para evitar la sospecha o la indignación generales.

Es precisamente esa fragilidad institucional la que facilita la laxitud de las normas y reglamentos electorales. Las fuerzas políticas, ni tontas ni perezosas, aprovechan el desorden parea estirar al máximo el elástico de las irregularidades. Nada que no hayamos visto antes, pero jamás con tanta desfachatez.

Tal vez el caso más impúdico de atropello al proceso electoral sea la campaña subliminal de Guillermo Lasso. El país está inundado de propaganda del Banco de Guayaquil, no solo en los principales medios de comunicación del país, sino en vallas callejeras. El fucsia de la publicidad está por todos lados. Una vez iniciada la campaña oficial, será suficiente con que el candidato haga un click para activar la conexión de los electores con la imagen del banco.

Mucha gente se pregunta si este despelote es obra de alguna mente maquiavélica o si es el resultado de la incapacidad de los principales organismos electorales. Porque el escenario se presta para las salidas más inverosímiles, desde el boicot hasta el fraude.

¿Tienen las autoridades electorales alguna posibilidad para aplicar controles sobre esta sutil estrategia? Pues ninguna. Acuciado como está por deshacerse de varias papas calientes, el CNE no prestará mayor atención a esta irregularidad. Además, con tantas omisiones cometidas, carece de legitimidad ara apretarle las tuercas a un candidato. Peor aún si, según las encuestas, está entre los favoritos para llegar a la segunda vuelta.

Al binomio correísta, que a todas luces ha cometido irregularidades dignas de una descalificación, tampoco parece que podrán meterlo en cintura. Y no porque tenga mayores opciones de ganar, ni porque los consejeros recelen de las eventuales protestas de sus seguidores, sino porque sus operadores están enquistados tanto en el CNE como en el Tribunal Contencioso Electoral.

Así las cosas, las irregularidades electorales terminan convertidas en norma. Cada tienda política buscará sacar provecho de este desorden institucionalizado. Y no faltará quien, sabiéndose perdedor, estará preparando la impugnación de las próximas elecciones. Faltan cuatro semanas para que comience la campaña y todavía no tenemos una papeleta electoral definitiva. He ahí una buena justificación para quienes hacen de la demolición electoral su principal estrategia política.
Efectivamente, hay candidatos que andan con un taco de dinamita bajo el brazo.

[PANAL DE IDEAS]

Gabriel Hidalgo Andrade
Julian Estrella López
Alfredo Espinosa Rodríguez
Fernando López Milán
Patricio Moncayo
Carlos Arcos Cabrera
Ramiro J. García Falconí
Alexis Oviedo
Natalia Sierra
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Rubén Darío Buitrón

[RELA CIONA DAS]

Nunca serás presidente
Gabriel Hidalgo Andrade
El liderazgo democrático
Patricio Moncayo
El voto nulo: Y la culpa no era mía…
Alexis Oviedo
La Sierra y la Amazonía dieron la victoria a Lasso
Fermín Vaca Santacruz
Cuando el correísmo apagó las luces de la tarima
Susana Morán y Manuel Novick
GALERÍA
La irregularidad electoral como norma
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Waoranis de Orellana denuncian militarización
Redacción Plan V
Mientras Correa "pide cacao", el correísmo prepara el contraataque
Redacción Plan V
El Coca está en shock, sus comunidades sin agua y a nadie le importa
Susana Morán
Lo que significa la victoria de la derecha neoliberal
Fernando López Romero

[MÁS LEÍ DAS]

Correa contra Manuela Picq: ¿quién dice la verdad?
AGENCIA DE NOTICIAS INVESTIGATIVAS DE PLAN V
Las muertes sin aclarar de la década correísta
Mariana Neira
Guerra de epítetos entre Jaime Vargas y Yaku Pérez
Redacción Plan V
Jaime Costales: el populismo se aprovecha del síndrome de desamparo de los ecuatorianos
Redacción Plan V