Back to top
1 de Junio del 2021
Ideas
Lectura: 4 minutos
1 de Junio del 2021
Alfredo Espinosa Rodríguez

Magíster en Estudios Latinoamericanos, mención Política y Cultura. Licenciado en Comunicación Social. Analista en temas de comunicación y política.

La izquierda burocrática, cinismos y rabietas
0
Esta izquierda teme que el Gobierno de Lasso cumpla con sus propuestas de campaña, porque su existencia como oposición dependerá del fracaso del régimen e incluso de la democracia.

La izquierda burocrática y patrimonialista del Ecuador. La que en su afán de no desparecer coaligó su partido —y por ende sus luchas— a Rafael Correa para que compita en las elecciones de 2006. La que asesoró a Lenín Moreno dentro y fuera de lo gubernamental con la pretensión de controlar la transición a la democracia desde el CPCCS Trujillista. La que aportó con funcionarios de alto nivel y operadores políticos al descalabro de la seguridad social y a la falta de credibilidad en el órgano electoral. Sí. Esa misma izquierda de “alcurnia”, la de apellidos icónicos, jurásica en sus retóricas y remozada por conveniencia publicitaria es corresponsable (culpable) de la grave y profunda crisis ética que arrastró al país por el camino del autoritarismo e incluso, por el de la institucionalidad fallida.

Aunque no lo admitan públicamente, la historia no miente. Los dirigentes de esa izquierda cogobernaron con Rafael Correa y Lenin Moreno desde distintas entidades y puestos, pero como nada es eterno, tras catorce años de usufructuar inmisericordemente del Estado, hoy se quedan sin posibilidad de retorno con el ascenso al poder de Guillermo Lasso.

Es ahí, en medio de la ausencia de cargos públicos, que sus líderes empiezan a desempolvar —en el único espacio en el que operan visiblemente como partido: las redes sociales— consignas y berrinches de calle emparejados con la lingüística y el accionar de los trolls correístas, para deslegitimar cualquier consenso propuesto por el nuevo gobierno. ¿Para qué? ¿Con qué objetivo? Para exhumar ideas, personajes y retazos del socialismo que en la práctica ya no defienden, pero que son útiles para encubrir cualquier incoherencia con narrativas histéricas y falsas radicalidades.

Esta izquierda teme que el Gobierno de Lasso cumpla con sus propuestas de campaña, porque su existencia como oposición dependerá del fracaso del régimen e incluso de la democracia

¿Dónde queda entonces la sindéresis política de los militantes de esta izquierda? ¿Acaso creen que los ciudadanos no los identifican como ex colaboradores de Correa y Moreno por el simple hecho de autocalificarse de analistas y expertos en diversos temas? No basta con declararse socialista, anticapitalista y ahora feminista, cuando los acercamientos hacia el poder producen lesivas crisis de identidad política, rupturas, reacomodos que se ventilan por fuera de la estructura partidaria y sororidades en complicidad con la ineficiencia, la corrupción y el hipresidencialismo. Toda prédica, por más rimbombante que esta sea en 280 caracteres o menos, queda reducida al ámbito del cinismo.

Esa es la élite política, la “izquierda revolucionaria”, que gobernó durante catorce años. La que sin asumir su alta dosis de responsabilidad con los problemas del país, cuestiona de forma nociva todo lo dicho por Lasso desde el momento de su posesión. Incluso hablan de “resistencia” a un gobierno con escasos días de gestión. ¿Resistencia a qué? ¿A la lucha contra la corrupción? ¿Al peculado? ¿A que funcione el plan de vacunación? ¿A que retornen la educación bilingüe y las ONG? ¿A combatir la violencia de género?

La conclusión es una sola. Esta izquierda teme que el Gobierno de Lasso cumpla con sus propuestas de campaña, porque su existencia como oposición dependerá del fracaso del régimen e incluso de la democracia.

[PANAL DE IDEAS]

Alfredo Espinosa Rodríguez
Fernando López Milán
Joel Kouperman
Patricio Moncayo
Consuelo Albornoz Tinajero
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Giovanni Carrión Cevallos
Mariana Neira
Aldo Lorenzzi Bolaños

[RELA CIONA DAS]

El conjuro de la persecución política
Juan Cuvi
Una polémica reforma busca bajar la edad para embajadores de la cuota política
Redacción Plan V
¿Por qué las izquierdas no sintonizan con el sentimiento mayoritario del pueblo?
Patricio Moncayo
El laberinto burocrático
Fernando López Milán
Empatía, que le llaman
María Amelia Espinosa Cordero
GALERÍA
La izquierda burocrática, cinismos y rabietas
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Joaquín Hernández: “No podemos pensar más allá de la mezcla de linajes”
Juan Carlos Calderón
¿Informe presidencial o reality show?
Napoleón Saltos
Los 5 peligros del discurso de Daniel Noboa sobre la violencia en Ecuador
Redacción Plan V
Correísmo: ¿rebelión en la granja?
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Entre el Hotel Quito y Oloncito
Consuelo Albornoz Tinajero
La fiscal Diana Salazar alega su embarazo de alto riesgo como argumento contra el juicio político
Redacción Plan V
Movimiento Nacional Surgente: ¿la nueva cara del correísmo?
Redacción Plan V
!Ay, Pame! o de la impudicia
Fernando López Milán