Back to top
23 de Noviembre del 2023
Ideas
Lectura: 5 minutos
23 de Noviembre del 2023
Ana Minga

Periodista de Investigación, escritora de poesía y narrativa corta, especialista en perfilación criminal.

La maldición de Carondelet
0
Por el bien del país, ojalá que la supuesta maldición de Carondelet no alcance al nuevo presidente Daniel Noboa y escuche a expertos para su buen camino.

Parecería que el Barón de Carondelet dejó una maldición en su casa, el Palacio de Carondelet, nombre que fue puesto, según cuenta la historia, por Simón Bolívar al ver el buen gusto del noble español. 

A los periodistas siempre nos contaron historias, como que dentro del Palacio algunos mandatarios realizaron rituales esotéricos, desde limpias ancestrales hasta prácticas de vudú y santería. Nunca lo comprobamos, al menos yo no. Que algunos mandatarios han asistido a rituales y a lecturas de cartas y otras formas del mundo mágico, eso sí tengo testimonios, pero esas historias no son necesarias en este caso.

Cuando digo que parece que hay una maldición en Carondelet es por la imagen con la que ingresan los mandatarios al Palacio que es muy diferente con la que salen. Más allá de la imagen pública, hay una gran diferencia es su imagen física cuando ingresan y cuando dejan el poder.

El expresidente Rafael Correa, al inicio de su mandato ingresó con un aspecto joven y muchas mujeres lo señalaron como un hombre guapo que conquistaba corazones por donde pasaba, sin embargo, cuando salió, su aspecto se veía opaco, con arrugas, cansado. Claro, pudo ser el largo tiempo que estuvo en el poder que lo consumió.

Es decir, la explicación puede ser lógica: envejeció. Sin embargo, aquí entra otra parte de la maldición, quien ingresa a Carondelet no quiere salir. Es como si el poder de tenerlo todo a sus pies les gustara tanto que prefieren sacrificar su salud física y mental, pero no quieren dejar el “paraíso”.

El Palacio de Carondelet se vuelve como el anillo de poder que todos quieren en la saga de El Señor de los Anillos de Tolkien. Más de uno o una sueña con vivir en ese Palacio y estar con la banda presidencial y cuando lo logran, ya no quieren salir.

El expresidente Lenin Moreno, salió con una imagen deteriorada y acusado de llevarse las reliquias de Carondelet. Y dejó el poder porque ya era insostenible su presencia en el país. Creo que si no fuera por la pandemia los ecuatorianos habríamos sacado del poder a ese mal presidente. Fue fatal. En su gobierno se acrecentaron las matanzas en las cárceles, fueron apresados inocentes, perdimos compañeros de trabajo en la frontera y no hizo nada, en fin, la historia y nuestra memoria, recuerda bien quién fue y es.

Guillermo Lasso, dejó hoy el poder, 23 de noviembre y fue de susto ver su imagen. Cuando salió de Carondelet era un hombre que no podía caminar, que bien se puede explicar por sus operaciones y su delicada salud, sin embargo, su aspecto es de un hombre acabado que incluso no esperó a escuchar el discurso del nuevo presidente, se retiró enseguida al aeropuerto para dirigirse a Guayaquil. ¿Quiso dejar el poder y el Palacio? Creo que no, fueron las circunstancias, porque era eso o enfrentar un juicio político, de allí la muerte cruzada.

Además, dentro del Palacio, quienes fueron mandatarios del Ecuador, ya no escuchan a nadie, se creen dueños de la verdad, que digo de la verdad, del Universo. Por todos parece pasar la idea de que en realidad son “La Majestad” y que una Majestad no se equivoca.

Lasso se retira rápido antes que sigan hablando mal de él, aunque haya escrito un libro – y en ese producto se entiende que estuvo haciendo todo este tiempo: escribiendo su libro- y en su cabeza crea que finalmente dejó un legado para sus hijos como lo prometió cuando lanzó su libro en Guayaquil: Cartas a mis hijos.

Por el bien del país, ojalá que la supuesta maldición de Carondelet no alcance al nuevo presidente Daniel Noboa y escuche a expertos para su buen camino. Y realmente se rodee de expertos y no se llene de aduladores que al igual que los líderes les pesa dejar las mieles del poder que parecen estar encerradas en el Palacio de Carondelet a la espera de mentes frágiles que se deslumbran con un poquito de oro.

[PANAL DE IDEAS]

Giovanni Carrión Cevallos
Julian Estrella López
Fernando López Milán
Alexis Oviedo
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Patricio Moncayo
Alfredo Espinosa Rodríguez
Francisco Carrión Mena

[RELA CIONA DAS]

Trabajen más, quéjense menos: la frase parodia de "Noboa" que desató la ira
Redacción Plan V
Consulta popular más “gobierno candidato”, ¿igual a reelección?
Alfredo Espinosa Rodríguez
¿Qué se necesita para gobernar?
Fernando López Milán
Mambrú se fue a la guerra
Luis Córdova-Alarcón
Clemente Yerovi no va más en Carondelet
Redacción Plan V
GALERÍA
La maldición de Carondelet
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Jan Topic y Edwin Ortega se lanzan a la precampaña digital
Redacción Plan V
Pablo Muentes y jueces de Guayas detenidos en el caso Purga, que vincula la política legislativa con el narcotráfico
Redacción Plan V
María Brown: completar la planta docente es una medida eficaz y rápida para cambiar la situación (Parte II)
Juan Carlos Calderón
Derrames petroleros en el río Coca: 109 comunidades no han recibido reparación
Manuel Novik

[MÁS LEÍ DAS]

‘Hacen este trabajo y tienen derecho a medio Quito’: Este es el testimonio anticipado en el crimen de Fernando Villavicencio
Redacción Plan V
¿Cómo Estados Unidos moldeó la estrategia militar y la política económica del «nuevo Ecuador»?
Luis Córdova-Alarcón
Las declaraciones de Arturo Moscoso sobre Leonidas Iza que levantaron polvareda
Redacción Plan V
15 hechos desconocidos sobre el crimen de Fernando Villavicencio
Redacción Plan V