Back to top
1 de Septiembre del 2016
Ideas
Lectura: 3 minutos
1 de Septiembre del 2016
Juan Cuvi

Master en Desarrollo Local. Director de la Fundación Donum, Cuenca. Exdirigente de Alfaro Vive Carajo.

La oposición correísta
Debilitar a las Fuerzas Armadas se vuelve una exigencia si el correísmo calcula actuar desde la oposición. Sobre todo, si quiere conseguir impunidad desde las calles, como pretende hacerlo Cristina Fernández de Kirchner en Argentina. Liderar la movilización social en un gobierno de distinto signo político es una apuesta conveniente para planificar el regreso. Y lo último que quieren los correístas es que les midan con la misma vara represiva que ellos han aplicado.

Acumular conflictos no es una buena estrategia de gobierno… a menos que se desee provocar una convulsión política que justifique las salidas más insólitas e inesperadas. Y el correísmo parece empeñado en ello.

No se necesita mayor olfato político para percibir el nivel de desesperación al que está llegando Alianza País frente al inminente deterioro de su imagen. En los escenarios para 2017 que elaboran casa adentro, probablemente la derrota electoral es el que más puntos alcanza.  Quizás lo que realmente están midiendo es el mayor o menor nivel del descalabro en las próximas elecciones.
En tales condiciones, crear un escenario irregular y confuso no estaría demás. Pescar a río revuelto siempre ha sido una maniobra rentable en la política nacional. Y hoy el correísmo necesita de cualquier estratagema para salvar los muebles.

La disolución de la UNE tiene que ver más con una situación futura que con una necesidad presente. En efecto, el gremio histórico de maestros ha perdido su fuerza y su capacidad de convocatoria como para convertirse en un peligro político para el régimen.  Pero su desaparición es una necesidad para legitimar a la Red de Maestros. El gremio correísta está pensado como un ariete de la oposición verde-flex luego del 2017.

La bronca con los militares es más compleja e indescifrable. A primera vista, la única conjetura medianamente consistente es que las Fuerzas Armadas se hayan negado de plano a alguna propuesta indecente del gobierno, y que tal negativa constituya un freno para los afanes totalitarios del correísmo. Sin un estamento militar sumiso e incondicional, al oficialismo no le queda más alternativa que someterse a la Constitución. La militarización de la política venezolana impuesta por Chávez nunca cuajó en el Ecuador. Y Correa no cuenta con perfil para liderar orgánicamente a la institución militar.

No obstante, debilitar a las Fuerzas Armadas se vuelve una exigencia si el correísmo calcula actuar desde la oposición. Sobre todo, si quiere conseguir impunidad desde las calles, como pretende hacerlo Cristina Fernández de Kirchner en Argentina. Liderar la movilización social en un gobierno de distinto signo político es una apuesta conveniente para planificar el regreso. Y lo último que quieren los correístas es que les midan con la misma vara represiva que ellos han aplicado.

Lo que los ineptos estrategas oficialistas no han incluido en su contabilidad es el costo electoral de esta confrontación generalizada. La UNE puede no ser muy popular, pero es numerosa. Las Fuerzas Armadas, en cambio, siguen gozando de una elevada aceptación ciudadana. Eso, en buen romance, significa votos. Ergo, la derrota verde-flex en 2017 puede ser más grave de lo previsto. Puede ser desastrosa. Puede implicar que el correísmo no sobreviva ni siquiera como oposición.

 

[PANAL DE IDEAS]

Alfredo Espinosa Rodríguez
Carlos Burgos Jara
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Luis Verdesoto Custode
Carlos Arcos Cabrera
Mariana Neira
Luis Córdova-Alarcón
Fernando López Milán
Alberto Acosta Espinosa

[RELA CIONA DAS]

Correísmo y oficialismo toman distancia de la tesis de crimen político en el asesinato de Villavicencio
Redacción Plan V
FIL de Quito: la vitrina correísta
Fernando López Milán
Silencio ensordecedor en el Ministerio de Gobierno
Redacción Plan V
Correísmo: ¿rebelión en la granja?
Redacción Plan V
El conjuro de la persecución política
Juan Cuvi
GALERÍA
La oposición correísta
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

El agónico río Machángara espera un millón de amigos
Redacción Plan V
Noboa: la crisis eléctrica, la gasolina y la inseguridad terminan con la luna de miel
Gustavo Isch
Daniel Salcedo según Daniel Salcedo: estos fueron sus operadores y sus relaciones con el crimen organizado
Redacción Plan V
Los ladrones del bronce pululan por la Plaza Grande
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Criminales colombianos y ecuatorianos extienden su violenta influencia por la Amazonía
Por Plan V y Amazon Underworld *
Última hora: se cancela la risa y la lectura en Quito
Redacción Plan V
"Falta que el gobierno de Daniel Noboa se atreva a golpear a gente poderosa"
Susana Morán
¿Se desinfla una opción política para Guayaquil?
Redacción Plan V