Back to top
30 de Agosto del 2022
Ideas
Lectura: 4 minutos
30 de Agosto del 2022
Luis Córdova-Alarcón

Coordinador del programa de Investigación, Orden, Conflicto y Violencia de la Universidad Central del Ecuador.

La Policía como enclave autoritario del Estado
0
Sin controles judiciales para interceptar comunicaciones y telecomunicaciones de cualquier ciudadano la frontera entre protección y represión se disuelve. Entonces la “guerra contra las drogas” podría convertirse en el telón de fondo para el control social y el chantaje político.

El gobierno ha optado por la “guerra contra las drogas” como política de seguridad. El libreto es conocido en la región. Esta vieja estrategia belicista auspiciada por Washington desde hace 50 años ha dejado y deja graves secuelas. En términos sociales, se incrementa la violencia letal y la criminalización de la pobreza. Los habitantes de los sectores campesinos y suburbanos se convierten en “sospechosos” de colaborar con los narcos, pues son la base social que alimentan la criminalidad. En fin, los más pobres como víctimas de la violencia criminal y política, al mismo tiempo.

Pero el efecto político de la “guerra contra las drogas” es más perverso: se degrada a las ya maltrechas instituciones democráticas. Un claro síntoma de esto son las recientes declaraciones del Min. del Interior, Patricio Carrillo (https://bit.ly/3KqXmiG). Entrevistado por el medio digital Primicias, el funcionario habló de la necesidad de dotar a la Policía de capacidades especiales para combatir al crimen organizado: “esas capacidades especiales pasan por tecnología, por marcos legales que permitan estudiar ADN, extraer información sin necesidad de orden judicial, análisis de datos, la presencia de agentes encubiertos y más”. Esta declaración coincide con la del comandante de la Zona 8, Víctor Hugo Zárate, quien también habló de la necesidad de contar con una “Ley de Inteligencia” que dé más “independencia” a la Policía (https://bit.ly/3KtHMCP).

Sin controles judiciales para interceptar comunicaciones y telecomunicaciones de cualquier ciudadano la frontera entre protección y represión se disuelve. Entonces la “guerra contra las drogas” podría convertirse en el telón de fondo para el control social y el chantaje político.

Satisfacer esta demanda sería una deriva antidemocrática. Implicaría reforzar el rol de la Policía como enclave autoritario dentro del Estado. Sin controles judiciales para interceptar comunicaciones y telecomunicaciones de cualquier ciudadano la frontera entre protección y represión se disuelve. Entonces la “guerra contra las drogas” podría convertirse en el telón de fondo para el control social y el chantaje político.

Con una institución policial infiltrada por el crimen organizado, sin el cual no habría sido posible el desfalco del ISSPOL; permeada por redes de corrupción que trafican armas, brindan protección al crimen o participan en negocios ilícitos como Big Money; y sin mecanismos de supervisión externa, no hay ninguna garantía de que la “independencia” que reclama la Policía Nacional sea bien administrada.

Todo apunta en la dirección contraria. La reciente denuncia periodística con relación al caso Danubio, según la cual miembros de la Policía Judicial no habrían entregado toda la información a la Fiscalía para proteger al círculo íntimo del presidente Lasso, muestran la facilidad con que una institución sin controles adecuados puede ser instrumentalizada políticamente. Ya ocurrió durante el gobierno de Rafael Correa, tras la asonada policial del 30 de septiembre del 2010. Solo que ahora, se lo hace con la venia de la Embajada de los EE.UU.

[PANAL DE IDEAS]

Patricio Moncayo
Gabriel Hidalgo Andrade
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Luis Córdova-Alarcón
Fernando López Milán
María José Gómez
Giovanni Carrión Cevallos
Consuelo Albornoz Tinajero
Alfredo Espinosa Rodríguez
Alexis Oviedo

[RELA CIONA DAS]

La Tabla de consumo de drogas vuelve a la discusión
Redacción Plan V
Así opera el Cártel de Sinaloa, el más grande del mundo
Redacción Plan V
Agujero negro del país
Gabriel Hidalgo Andrade
¿Quiénes ganan con la inseguridad?
Luis Córdova-Alarcón
Los títeres de la mafia
Gabriel Hidalgo Andrade
GALERÍA
La Policía como enclave autoritario del Estado
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Ocho fiscales están entre los nuevos 14 jueces anticorrupción
Redacción Plan V
Crónica de la incursión armada al Hospital de Chone en busca de ‘Cara sucia’
Redacción Plan V
Así opera el Cártel de Sinaloa, el más grande del mundo
Redacción Plan V
El top ten de los candidatos más conocidos al Consejo de Participación
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Así fue el encontronazo entre Fernando Villavicencio y Leonardo Cortázar, uno de los de la piscina de Miami
Redacción Plan V
Miami fue el centro de operaciones de los sobornos en Petroecuador
Redacción Plan V
Seguridad y narcotráfico: la clave está en el control del dinero sucio
Redacción Plan V
Estos son los favores de la justicia ecuatoriana al capo albanés Dritan Rexhepi
Redacción Plan V