Back to top
14 de Enero del 2021
Ideas
Lectura: 3 minutos
14 de Enero del 2021
Xavier Villacís Vásquez

Es periodista y docente universitario. Licenciado en Comunicación Social y máster en Tecnología Educativa y Competencias Digitales. Vive en Los Ríos. 

Lo que perdimos
0
Para mi padre – adulto mayor con historial clínico adverso- fue un fatal error volver a su cotidianidad, a la normalidad del trato con los clientes de su comercio. Por más seguridades que en su momento él se haya guardado, no controlaba la de los demás. Nadie puede hacerlo.

El 2020 ha quedado atrás. Un año del cual difícilmente nos hemos de olvidar mientras tengamos memoria, mientras vivamos. Todos perdimos en el año que se fue algún amigo, familiar o alguien a quien conocíamos a causa de la pandemia que azota al mundo. Hoy que vuelvo a publicar columnas, tras varios meses sin hacerlo, retomo este espacio para abordar una pérdida muy particular.  Por lo cual pido disculpas estimado lector por tomarme este espacio, determinado por temas de interés general, para abordar algo personal. Pero que a la vez, desde que se presentó el coronavirus en nuestras vidas, atiende algo dolorosamente común: perder un ser amado por la pandemia.

Mi padre, Jorge Villacís Sarzosa, estuvo 11 semanas en uno de los Hospitales del IESS entregando sus fuerzas luchando por su vida, tras ingresar a inicios del pasado septiembre por COVID-19. Él, como todos, buscó retomar sus actividades luego de superar una obligada cuarentena que lo mantuvo aislado, seguro, con vida. Para mi padre – adulto mayor con historial clínico adverso- fue un fatal error volver a su cotidianidad, a la normalidad del trato con los clientes de su comercio. Por más seguridades que en su momento él se haya guardado, no controlaba la de los demás. Nadie puede hacerlo. Aunque mi padre no terminó falleciendo por el coronavirus, existen circunstancias en que el daño causado por este azote es irreversible.

Mi particular agradecimiento al doctor Alberto Sper, líder de la UCI del Hospital IESS de los Ceibos, y a todo su equipo. En estas horas en que vuelven a situarse al límite por el aumento de contagios, resulta necesario manifestarles respaldo.

Fue en ese momento, en esas duras semanas, donde conocí de la calidad profesional y humanismo de nuestros médicos del sistema de salud pública. Mi particular agradecimiento al doctor Alberto Sper, líder de la UCI del Hospital IESS de los Ceibos, y a todo su equipo. En estas horas en que vuelven a situarse al límite por el aumento de contagios, resulta necesario manifestarles respaldo. La resiliencia es lo que ahora corresponde y recordar en su momento todo lo bueno de quien partió de nosotros. Pero sobre todo debemos no descuidarnos ni ceder un ápice en nuestra protección, en el cuidado a nuestra familia, entorno social y laboral. La pandemia continúa entre nosotros. Confundirnos o dudar de ello, puede terminar resultando mortal.

@XavierVillacis

[PANAL DE IDEAS]

Fernando López Milán
Carlos Rivera
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Rubén Darío Buitrón
Fanny Zamudio
Andersson Boscán Pico
Xavier Villacís Vásquez
Alfredo Espinosa Rodríguez
Luis Córdova-Alarcón
Patricio Moncayo
Apawki Castro

[RELA CIONA DAS]

La escalera de la desigualdad
Juan Cuvi
COVID en Ecuador: ¿se acerca un nuevo colapso?
Redacción Plan V
La covid-19 y la necesaria reflexión sobre la muerte
Paolo Vega López
Las cinco cosas clave que debes saber para votar este 7 de febrero
Redacción Plan V
Las vacunas son las protagonistas de la nueva Guerra Fría
Vladimir Rouvinski
GALERÍA
Lo que perdimos
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

De una sola vez: la eficacia de la Mujer X
Andrés Lasso Ruales
El socialismo del siglo XXI cedió las cárceles a los capos, ¿Ecuador copió el modelo?
Mariana Neira
Caso ISSPOL: ¿dónde está la bolita?
María Laura Patiño
El domingo siete de las elecciones en Ecuador
Milagros Aguirre

[MÁS LEÍ DAS]

El maletín que vio Boscán
Xavier Villacís Vásquez
Lo que se niegan a ver en Yaku
Andersson Boscán Pico
Las niñas atacadas de Puerto Quito
Susana Morán
Caso ISSPOL: ¿dónde está la bolita?
María Laura Patiño