Back to top
19 de Febrero del 2015
Ideas
Lectura: 6 minutos
19 de Febrero del 2015
Andrés Ortiz Lemos

Escritor y académico.

Luis Tuaza: razón contra racismo
Hace pocos días en nuestro país fuimos testigos de un hecho absolutamente vergonzoso. Un caricaturista fue acusado de racismo por mofarse de la pintoresca intervención de un asambleísta que muy probablemente padece de analfabetismo funcional, a pesar de haber tenido innegables ganancias económicas en su carrera como deportista durante su temprana juventud.

Hace un par de días estaba examinando bibliografía sobre la herencia colonial en las sociedades  indígenas andinas. Entre los varios autores que logré revisar (la mayoría de apellidos anglosajones, francos o germanos) me encontré con un interesante paper publicado por  la Sociedad Geográfica Italiana (una de las organizaciones académicas más importantes de Europa) escrito por el notable pensador indígena Luis Alberto Tuaza.

El documento en cuestión versaba sobre los efectos inerciales  del régimen de hacienda sobre las comunidades indígenas de la serranía ecuatoriana. Dese luego, el doctor Tuaza utiliza conceptos sociológicos mucho más sofisticados,  pero la idea central de su texto gira en torno a  la persistencia de un sistema colonial opresivo, y racista sobre los colectivos indígenas aún cuando las instituciones políticas, y los sistemas sociales han presentado la apariencia de haberse modernizado.

El doctor Luis Tuaza es probablemente el académico con mayor autoridad intelectual sobre el tema de racismo en el Ecuador, no solamente por sus  numerosas publicaciones en revistas especializadas, sus aportes como investigador, en Europa o en los Estados Unidos, y los libros que ha escrito, si no, también, porque él ha tomado la precaución de recorrer los laberintos de la discriminación desde adentro. Tuaza nació en una comunidad indígena de Chimborazo, en la región más pobre y excluida del Ecuador, y proviene de una sociedad que ha sido sistemáticamente excluida durante siglos a través de diversas tecnologías de segregación.  

Las cosas no han cambiado mayormente para los indígenas ecuatorianos (o en cualquier otro país en América), la Corona española los excluía usando mosquetes de pólvora, la naciente República  hizo lo propio desde leyes discriminatorias e impuestos esclavizantes,  mientras que el Estado moderno trajo medios más sofisticados: simplemente sometió a los nativos a un sistema de ¨administración  privada de poblaciones¨  es decir dejó que los ciudadanos no indígenas (los mal llamados mestizos, o blancos) se encargaran de generar estrategias particulares para someter y humillar a los indios. En todos los casos ¨la hacienda¨ fue una de las herramientas más importantes para sujetar a los nativos bajo los poderes políticos, sociales, económicos o religiosos que los han sometido por siglos.

Esa inercia gigantesca y su peso centenario ha generado un sistema de pobreza, analfabetismo, y sometimiento  inaceptable para nuestra propia gente. Los no indígenas, desconocemos todas las restricciones que tiene un indígena, o un afro americano,  para superar estas ataduras racistas y hacerse oír. Luis Tuaza las conoce muy bien. De hecho, este extraordinario pensador, ha logrado aprovechar lo mejor de los dos mundos con los que ha interactuado. En efecto la trayectoria académica de Tuaza es bastante más solida que la de ilustres personajes,  como el Secretario de la Senescyt o el Ministro de Talento Humano, quienes a pesar de sus innegables privilegios, étnicos o de clase, están un escaño por debajo de este intelectual indígena.  Luis Tuaza es mi pensador ecuatoriano favorito. Cuando hablo (o chateo) con él me siento como un perfecto ignorante, por eso si nos reunimos cierro la boca y trato de aprender algo.

Hace pocos días en nuestro país fuimos testigos de un hecho absolutamente vergonzoso. Un caricaturista fue acusado de racismo por mofarse de la pintoresca intervención de un asambleísta que muy probablemente padece de analfabetismo funcional, a pesar de haber tenido innegables ganancias económicas en su carrera como deportista durante su temprana juventud. Ver la manera como nuestra justicia actuó al respecto me causo la rara sensación de estar frente a un texto surrealista escrito por André Bretón.

En efecto, la estructura sociopolítica actual está muy lejos de combatir el racismo estructural. ¿Ha visto usted indígenas o afros entre los ministros o secretarios de Estado? ¿Ha notado que ellos estén entre los tomadores de decisiones a nivel político? ¿Ha visto que sus organizaciones sean tomadas en cuenta de manera determinante en la vida política del Ecuador? ¿Se ha detenido a ver quienes son los pensadores oficiales que nos sermonean cada día sobre las mieles del sumak causay? ¿Son ellos indígenas? Recorra los pasillos de las universidades, especialmente aquellas administradas por funcionarios públicos,  mire quienes son los académicos que tienen las mejores posiciones, investige de donde vienen. Le sorprenderá ver el innegable nivel de segregación racial que existe en todos los espacios que le he mencionado.

El racismo no es un chiste. Es una cosa que va mucho más allá de una caricatura. El racismo y el colonialismo son categorías estructurales, sutiles, generadas desde maquinarias sociales complejas diseñadas para hacer pensar al poco precavido público que los indígenas deben bailar alrededor de un palo de colores sonriendo para la cámara, y los afros deben ser amados por jugar bien al fútbol. Pero si alguno de ellos se levanta como un pensador brillante  o crítico, entonces debe ser invisibilizado. ¿Ha escuchado usted hablar de Luis Alberto Tuaza?

[PANAL DE IDEAS]

Diego Chimbo Villacorte
Xavier Villacís Vásquez
Iván Flores Poveda
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Mariana Neira
Rubén Darío Buitrón
Gabriel Hidalgo Andrade
Giovanni Carrión Cevallos
Ernesto Carrión
Patricio Moncayo

[RELA CIONA DAS]

Las élites contra el movimiento indígena
Apawki Castro
Luis Andrango: “Lo único vigente es la organización social”
Redacción Plan V
Carmen Carcelén: La madre que ha hecho más por los migrantes que los gobiernos
Redacción Plan V
¿Víctimas de la cultura?
Fernando López Milán
Pueblos no contactados: el largo camino por su derecho a existir
Susana Morán
GALERÍA
Luis Tuaza: razón contra racismo
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Tres sectores ponen presión al Gobierno y Lasso militariza las calles
Redacción Plan V
El Plan de Desarrollo de Lasso ¿es políticamente viable?: habla Jairón Merchán
Fermín Vaca Santacruz
El drama de quienes esperan un transplante en Ecuador
Manuel Novik
¿Por qué no es buena idea eliminar las tablas de drogas?
Daniel Pontón C.

[MÁS LEÍ DAS]

Las razones por las que Bélgica es más paraíso fiscal que Panamá
Mariana Neira
Legisladores, pipones, diezmos y el retorno del amo
Mariana Neira
Cuando el Estado le falla a un niño torturado
Susana Morán
El febrescorreísmo y la izquierda folclórica sueñan con un golpe de Estado
Iván Flores Poveda