Back to top
23 de Enero del 2017
Ideas
Lectura: 4 minutos
23 de Enero del 2017
Gabriel Hidalgo Andrade

Politólogo y abogado. Docente universitario.

Matraca
En un momento electoral, este tipo de errores son espaldarazos para los socialcristianos y su candidata a la presidencia de la República. Es la oportunidad para victimizar a Nebot, cerrar filas dentro de su partido político, y medir fuerzas entre el correísmo y el socialcristianismo, nada menos que en la ciudad y región geográfica que concentra a 1 de cada 4 electores de todo el país. Es una nueva ocasión para buscar el fortalecimiento de Viteri en las encuestas.

El correísmo consiguió desviar la atención de las denuncias que pesan sobre altos dirigentes del gobierno, salpicando a un ingenuo alcalde Rodas.

Intentó lo mismo con el alcalde de Guayaquil, con desafortunados resultados. “Ahora voy por ellos” dijo Jaime Nebot, el burgomaestre porteño, al referirse a su respuesta frente a lo que sería el intento del correísmo de comprometer a las primeras autoridades de las más importantes ciudades del país, ambas en manos de dos opositores.

A Rodas, el operativo montado para detener a uno de sus asesores honoríficos resultó un duro golpe político. Pero para Nebot, esto se convirtió en la oportunidad de poner en marcha toda su maquinaria de gestión política.

El alcalde guayaquileño es un político clásico. Responde bien a la confrontación, movilizador de masas y buen orador. Por supuesto, aprovechó esta circunstancia para reposicionarse en el contexto de la opinión pública nacional, para buscar reivindicarse como la figura más destacada de la oposición política en este momento de campaña y como líder de una de las facciones de esta situación de polarización creada por el mismo correísmo. El presidente Correa y su prensa oficialista, torpemente, le hicieron un favor al socialcristianismo.

Nebot es el líder guayaquileño por antonomasia. Mientras Correa tuiteaba, insinuando la relación entre Nebot y los sobornos del caso Odebrecht, a día seguido el alcalde porteño salió a responder en una cadena nacional que inmediatamente se convirtió en noticia y movilizó espontáneamente a cientos de personas que marcharon en su favor mientras se presentó en la fiscalía de Guayaquil para pedir que se investiguen sus cuentas bancarias y su patrimonio.

Correa insinuó cobardemente y desde la comodidad de su celular, mientras que Nebot respondió frontalmente y en tono amenazante, que es lo que mejor que sabe hacer. El presidente se preguntó quién es “Matraca”, el sobrenombre que aparece junto al de Jaime Nebot en una lista de personas supuestamente sobornadas por la empresa brasileña Odebrecht.

En un momento electoral, este tipo de errores son espaldarazos para los socialcristianos y su candidata a la presidencia de la República. Es la oportunidad para victimizar a Nebot, cerrar filas dentro de su partido político, y medir fuerzas entre el correísmo y el socialcristianismo, nada menos que en la ciudad y región geográfica que concentra a 1 de cada 4 electores de todo el país. Es una nueva ocasión para buscar el fortalecimiento de Viteri en las encuestas.

Las infantiles indirectas de Correa, dadas las actuales circunstancias electorales, son una forma de respaldo al socialcristianismo. Hacen ver a Nebot como un político frontal, valiente y furioso, mientras que al presidente lo dejan como un chancero sin gracia.

“Ahora voy por ellos” dijo Nebot. La frase recuerda a la persecución “como perro rabioso” que León Febres Cordero, también socialcristiano y mentor de Nebot, utilizó para amenazar, acosar y conseguir el exilio de, nada menos, el ex presidente Gustavo Noboa. 

El aparato de propaganda del correísmo creyó que arrinconaría a Nebot de la misma forma que ha hecho con Rodas. Consiguieron lo contrario: impulsar al grupo político cuya genética ideológica goza de una paternidad no reconocida sobre el mismo gobiernísmo.

@ghidalgoandrade

[PANAL DE IDEAS]

Rodrigo Tenorio Ambrossi
Juan Carlos Calderón
Fernando López Milán
Carlos Rivera
Gabriel Hidalgo Andrade
Carlos Arcos Cabrera
Pablo Piedra Vivar
Alexis Oviedo
Marlon Puertas

[RELA CIONA DAS]

Seguridad para pocos, inseguridad para todos: ecos del debate minero en la Constituyente de Montecristi
Alberto Acosta y John Cajas-Guijarro
Los "trece de la fama": el prontuario del correísmo
Redacción Plan V
En vida, señor, en vida
Rodrigo Tenorio Ambrossi
¿Ecuador es corrupto?
Gabriel Hidalgo Andrade
Sigue la "fashion police"
GALERÍA
Matraca
 
1

[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Dulcepamba, el río que quita el sueño a toda una comunidad
Susana Morán
Industria extractiva: ¿quién pone el cascabel al gato?
Redacción Plan V
Las cuatro claves de la nueva relación con Estados Unidos que deja el embajador Todd Chapman
Fermín Vaca Santacruz
Sky Jet, Sinaloa, DGAC, Base de Manta: las piezas otra vez se juntan
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Los indicios de presunta concusión contra Duarte, Alvarado y Mera
Jean Cano
La fiesta de posesión de la Prefectura de Pichincha costó por lo menos USD 90.608
Observatorio de Gasto Público
Los "trece de la fama": el prontuario del correísmo
Redacción Plan V
Plan V lanza Sobrevivientes, un especial multimedia sobre violaciones a DDHH
Redacción Plan V