Back to top
31 de Agosto del 2021
Ideas
Lectura: 5 minutos
31 de Agosto del 2021
Rodrigo Tenorio Ambrossi

Doctor en Psicología Clínica, licenciado en filosofía y escritor.

En memoria de las víctimas: vacúnense
0

Que nadie se vacune. Por supuesto, no lo digo yo. Lo predican pequeños grupos seducidos por los decires de un puñado de médicos dedicados a boicotear el plan nacional de vacunación. Se trata de un grupo que fatalmente rema contra corriente. Sin embargo, sus voces se replican a lo largo y ancho del país. Aunque aparezca absolutamente contra toda lógica, este movimiento lo capitanean médicos. Ellos que a tiempo hicieron el juramento hipocrático de cuidar la salud de los otros a costa inclusive de su propia vida. 

Mientras numerosos médicos y enfermeras han dado su vida por cuidar a pacientes con COVID-19, ellos, los nuevos héroes, no solo que se resisten a vacunarse, sino que, a lo largo y ancho del país predican el NO a la vacuna. Y como todo predicador, aunque sea de lo absurdo, han logrado establecer un grupo de ingenuos seguidores que los veneran y les siguen ciega y fatalmente. Por otra parte, aquellos que, pese a sus propias prédicas, han fallecido contagiados por el mal, son vistos como los mártires de la religión de la no-vacuna.   

Ellos hablan en serio y taxativamente. Lo dicen con el tono absurdo de una supuesta cientificidad con la que pretenderían cobijarse. Se han convencido de que saben más que todos los demás. Están más allá de la OMS de la OPS. Más allá de ese universo de pacientes que han luchado para sobrevivir.  

Ellos, los únicos sabios-rebeldes se han colocado más allá de miles de médicos y enfermeras de todo el mundo que se han sacrificado y que inclusive dieron su vida por salvar a de la muerte a millones de pacientes contagiados de COVID-19.

Mientras el mundo entero clama por las vacunas. Mientras los gobiernos invierten ingentes sumas de dinero para que su población se inmunice. Mientras se sueña con una normalidad que tardará en llegar. Ellos, los antivacunas, se consideran sabios e incluso héroes.

No hay que vacunarse, dicen, con tono de científicos y de profetas a la vez. Vacunarse implica introducir el virus en el organismo. Por ende, una suerte de fatal suicidio. Aseguran que es de necios correr ese riesgo puesto que, ya con el virus inoculado en la vacuna, no te conviertes sino en una víctima más destinada a la muerte. Por ende, la única forma de hacerle el quite al virus, es cuidándose, permanecer en casa manteniendo las normas de bioseguridad. Con eso basta y casi sobra. 

Desde luego, no se trata de una posición científica ni socialmente válida. Sencillamente, forma parte de esa necesidad que poseen no pocos de remar siempre contra corriente. De darse importancia social ubicándose en la orilla de la excepción. Mientras el mundo entero clama por las vacunas. Mientras los gobiernos invierten ingentes sumas de dinero para que su población se inmunice. Mientras se sueña con una normalidad que tardará en llegar. Ellos, los antivacunas, se consideran sabios e incluso héroes. 

A lo largo de la historia y en circunstancias similares, siempre han aparecido estos grupos contestarios conformados por sujetos profundamente insatisfechos con su estar en el mundo y con los regímenes sociales de protección comunitaria. Al remar contra corrientes, se consideran importantes. Así han salido de su anonimato: ahora se habla de ellos. porque, además, se sienten poseedores de la verdad y de todo bien.

No se vacunaron y terminaron engrosando la inmensa lista de quienes han muerto y siguen falleciendo a causa de la COVID-19. De quienes se fueron, víctimas de este fatal engaño. 

Ni al país ni al mundo les hacen falta ni fanáticos ni necios. Para vencer al mal se requiere el concurso uniforme de todos. Sería indispensable que el Gobierno Nacional inicie un proceso público de descalificación de estos falsos científicos y, al mismo tiempo, no cese de hablar no solo de la necesidad de la vacuna sino de su obligatoriedad. Basta ya de muertes de inocentes embaucados.  

GALERÍA
En memoria de las víctimas: vacúnense
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

¿El éxito del Plan de Vacunación dependerá de la inmunización de los niños?
Redacción Plan V
La disputa por la Defensoría podría resolverse en la Justicia
Fermín Vaca Santacruz
Guadalupe Llori: 90% de victimización y 10% de explicación
Redacción Plan V
Lasso entra al pantano de la reforma laboral
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

El millonario problema entre CNT, GOL TV y los derechos de TV del fútbol ecuatoriano
Redacción Plan V
El polémico primer contrato colectivo de los trabajadores de la CNEL EP
Redacción Plan V
Las presiones que tumbaron a Jorge Madera del IESS
Redacción Plan V
César Montúfar vuelve al ruedo
Redacción Plan V