Back to top
8 de Noviembre del 2016
Ideas
Lectura: 9 minutos
8 de Noviembre del 2016
Pamela Troya

Activista LGBTI y vocera de DIVERSIDAD.

Necesitamos una política con huevos y ovarios
El matrimonio igualitario es un tema que empieza a aparecer en la precampaña electoral. Algunos candidatos han sido consultados al respecto: la frase de respuesta suele ser la misma en esencia (palabras más, palabras menos), resultante de un guion escrito por una sociedad atada a tradiciones poco razonadas y a prejuicios basados en falsos imaginarios.

El ambiente electoral se caldea en vísperas de la inscripción de las candidaturas a la Presidencia y Asamblea Nacional.

Algunos de quienes se vislumbran como candidatos ya han estado en entrevistas en distintos medios y espacios dando a conocer sus posturas sobre varios temas. Para mí ha sido grata la sorpresa de que haya periodistas que han puesto sobre la mesa la pregunta con respecto al matrimonio igualitario y, ciertamente, penosas las respuestas que han dado los candidatos abordados; penosas porque estas han caído en el prejuicio, la ignorancia y la perpetuación de estereotipos que colaboran a mantener la discriminación que, aún en pleno siglo XXI, seguimos viviendo las poblaciones homosexuales.

La frase de respuesta suele ser la misma en esencia (palabras más, palabras menos), resultante de un guion escrito por una sociedad atada a tradiciones poco razonadas y a prejuicios basados en falsos imaginarios: “Yo creo que el matrimonio es entre un hombre y una mujer, y tiene una función fundamental: la procreación”. De esa definición se agarró el candidato presidencial Guillermo Lasso durante el programa Políticamente Correcto de Ecuavisa, el pasado 16 de octubre. Lo grave en la posición de Lasso no es su criterio personal sobre el matrimonio, sino lo otro que dijo luego durante esa entrevista: "Lo políticamente correcto es defender los principios que uno cree", reduciendo así esta lucha legítima a un tema de defensa de criterios personales, dejando entrever que gobernará como lo ha hecho Correa, anteponiendo sus principios y valores, haciendo que su propia fe se convierta en la política pública de su gobierno, y con esto obstaculizando el avance de derechos para las personas homosexuales.

Dalo Bucaram quizá fue un poco más audaz y mostró su condescendiente superioridad de macho heterosexual otorgándonos su venia para permitir manifestarnos si insistimos en estas luchas, declaración realizada en el programa Hora 25 que transmite Teleamazonas en vivo los domingos en la noche, y recogida por la cuenta Twitter de dicho programa.

Al menos hay una pequeña evolución en la lista 10. Dalo reconoció el error cometido hace cuatro años, en el programa Políticamente Correcto del 23 de octubre, declaración recogida en un tuit del programa:

El pastor Zavala fue lo más impresentable en la política ecuatoriana con respecto a la población homosexual. Ya son casi cuatro años de su debut y despedida del escenario político. Su plan de gobierno como ex candidato presidencial fue una arremetida cruel y burda contra los LGBTI. Afortunadamente, a través de un proceso de incidencia activista, conseguimos que el Tribunal Contencioso Electoral lo sancione con el retiro de sus derechos políticos por un año y con el pago de 10 salarios básicos unificados, lo que representó un hito para la lucha LGBTI en el Ecuador. Sin embargo, Dalo comete otro error y pretende, de llegar a la Presidencia, someter el tema del aborto y el matrimonio igualitario a consulta popular:

Dalo plantea con esto la misma tesis de Correa, quien en un arrebato muy a su estilo, un día antes de su tercera posesión como Presidente en mayo de 2013, planteó consulta popular para el tema del matrimonio igualitario. Posición carente del más mínimo juicio y conocimiento sobre derechos humanos, porque los derechos no se consultan, se garantizan y punto. Sino, imaginemos el tiempo cuando las mujeres no podíamos votar, solo los hombres, y planteemos el mismo absurdo: hacer que hombres decidan sobre la factibilidad de que las mujeres votemos. ¿Cuál creen que hubiese sido el resultado de tal votación? Sí, en efecto, un rotundo no. Y así hasta el sol de hoy las mujeres no podríamos votar. Reitero: los derechos no se consultan, se garantizan. Dalo, tal como Correa, aún está lejos de entender esta diferencia fundamental para quien tiene la intención de gobernar un país. Cabe resaltar que aquella vez fue la última que Correa habló de una consulta popular, desistió finalmente, y nunca más lo propuso para ningún tema que sí ameritaba consulta como aquello del Yasuní, por ejemplo.

Desconozco de declaraciones públicas sobre este tema por parte de otros precandidatos, supongo que, a medida que avance el proceso electoral, iremos conociendo las posiciones de las principales figuras de cada partido o alianza. Veremos qué tanto se jugarán los políticos contendores por estas luchas de “minorías” o hasta qué punto las banalizarán o invisibilizarán, pero el panorama de momento se presenta desalentador para quienes hacemos activismo y defendemos nuestros derechos.

Indudablemente nuestras luchas no son populares para los políticos y sus estrategas que solo buscan puntuar bien en las encuestas, y amoldar su discurso a lo que piensa y quiere la mayoría. Marketing masivo le llaman, porque al fin y al cabo qué es un político que no sea un producto al que un grupo específico quiere vender a la mayoría de la población como la mejor opción. Y entre los defensores de estos pensamientos en masa están la Conferencia Episcopal Ecuatoriana y los grupos “provida”, que sí se dedican a hacer un lobby antiderechos y sí logran amedentrar a políticos que tímidamente intentan hacer caso omiso del statu quo de la sociedad convenciéndose a sí mismos de que son progresistas y de pensamiento liberal, pero que terminan cediendo a las amenazas de estos grupos por distintas razones, una de ellas porque toman consciencia del poder que tienen y de que su estatus económico, social y político siempre giró alrededor de ellos y están en deuda.

“La sociedad aún no está lista para tus luchas, vamos paso a paso”, me dijeron hace poco. Mi respuesta: la sociedad nunca está lista para ninguna lucha que implique avances en derechos porque siempre hay un grupo que se beneficia de que otro no tenga derechos o que se dificulte el que pueda ejercerlos. Si hubiésemos esperado a que la sociedad esté lista, ninguna mujer podría estudiar, trabajar o votar hasta ahora; en este ejemplo, fueron mujeres valientes, empoderadas, irreverentes contra el sistema que las oprimía las que lucharon, inclusive, dando su vida para que las futuras generaciones de mujeres podamos ejercer nuestros derechos con más libertad, y a pesar de muchos avances aún seguimos siendo violentadas y asesinadas por la violencia machista que campea en nuestra sociedad.

Y, ciertamente, es indignante que estos grupos que tienen dinero, poder, estatus muy alto, en teoría todo para vivir su vida sin mayores preocupaciones, no se conformen con eso y se empecinen en hacer miserable la vida de personas que no se ajustan a sus cánones de comportamiento y “decencia”, y más indignante aún que haya políticos que se olviden de que el Estado ecuatoriano es laico y sigan obedeciendo estos preceptos que nos mantienen a las personas homosexuales como ciudadanas de segunda categoría. Es necesaria una nueva forma de hacer política, una que al parecer no se muestra en el presente proceso electoral. Como diría algún político de lenguaje cavernario: faltan huevos, y yo añadiría, también ovarios.

[PANAL DE IDEAS]

Mauricio Alarcón Salvador
Ramiro García Falconí
Patricio Moncayo
Aparicio Caicedo
Carlos Rivera
Xavier Villacís Vásquez
Giovanni Carrión Cevallos
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Gabriel Hidalgo Andrade
Alexis Oviedo

[RELA CIONA DAS]

El Orgullo 2020 se tomó los espacios virtuales
Redacción Plan V
La lucha LGBTIQ: un mundo de contrastes
Redacción Al grano
El matrimonio de dos mujeres lesbianas cuya constancia venció al sistema
Redacción Plan V
Matrimonio igualitario o el Apocalipsis
Álex Ron
Las marchas a favor y en contra del matrimonio igualitario: la fiesta de colores versus el culto de blanco
Redacción Plan V
GALERÍA
Necesitamos una política con huevos y ovarios
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

El Gobierno le apuesta a un agresivo desconfinamiento en julio
Redacción Plan V
Vuelve el Museo de la Corrupción de PLANV y necesita tu apoyo
Redacción Plan V
El Orgullo 2020 se tomó los espacios virtuales
Redacción Plan V
Diario de cuarentena, de Carlos Arcos, a la venta en formato PDF
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Este es el perfil del supercontagiador de COVID-19 hallado en la Amazonía de Ecuador
Redacción Plan V
Este es el top 30 de los contratos del Municipio en la era Yunda
Redacción Plan V
La amenaza de Rafael Correa a un juez del Caso Sobornos: ¿un delito de intimidación?
Redacción Plan V
Imágenes exclusivas revelan el colapso del relleno de El Inga
Susana Morán