Back to top
3 de Julio del 2020
Ideas
Lectura: 3 minutos
3 de Julio del 2020
Juan Cuvi

Master en Desarrollo Local. Director de la Fundación Donum, Cuenca. Exdirigente de Alfaro Vive Carajo.

Ni un voto a los corruptos
0
La herencia más tóxica que nos dejó el correato, en términos de corrupción, fue el tránsito de la institución al sistema. De una práctica se pasó a una estructura, a un conjunto de elementos relacionados entre sí para garantizar el funcionamiento organizado de una totalidad.

¿Cómo piensan gobernar sin corrupción? Esa debería ser, en rigor, la pregunta central para los candidatos a las distintas elecciones que vendrán. Porque a la luz de los hechos, parecería que la maquinaria de la política convencional no camina sin el aceite de la corrupción. Más que planes de gobierno, que únicamente cumplen con un ritual jurídico, lo que el país requiere es una estrategia concreta para responder a la descomposición general.

Un siglo de populismo ha dejado institucionalizada una lógica particular del poder político. De la disputa entre diferentes proyectos de sociedad, como corresponde a la teoría clásica de la política, se pasó a la administración del Estado como mecanismo estrictamente clientelar: agencia de empleo para los familiares, amigos y adherentes al gobierno de turno, espacio para el intercambio de favores y tráfico de influencias, instrumento de repartición de prebendas y, así, un interminable etcétera de prácticas reñidas con la ley o con la ética pública.

La herencia más tóxica que nos dejó el correato, en términos de corrupción, fue el tránsito de la institución al sistema. De una práctica se pasó a una estructura, a un conjunto de elementos relacionados entre sí para garantizar el funcionamiento organizado de una totalidad.

La corrupción terminó institucionalizándose. Es decir, estableció normas y procedimientos que, sin estar escritos, son perfectamente conocidos por quienes aspiran a un cargo público. La famosa comisión por contratos, por ejemplo, únicamente varía en el porcentaje, dependiendo de la voracidad de los involucrados. Y los contratistas, ya sea por ambición, desidia o resignación, aceptan sin chistar estas vergonzosas imposiciones.

La herencia más tóxica que nos dejó el correato, en términos de corrupción, fue el tránsito de la institución al sistema. De una práctica se pasó a una estructura. Es decir, a un conjunto de elementos relacionados entre sí para garantizar el funcionamiento organizado de una totalidad. El esquema de la corrupción montado por el anterior gobierno está ampliamente detallado en la acusación de la Fiscalía dentro del caso Sobornos 2012-2016.

Es por esto que la lucha contra la corrupción se vuelve cada día más complicada. No es lo mismo corregir una mala práctica que desmontar un sistema en el que cada componente es, a su vez, otro complejo subsistema. Contratación, compras públicas, justicia, sector financiero, lavado de activos, legislación, por mencionar los principales ámbitos de la política formal, constituyen por sí solos un espinoso entramado de relaciones, donde la informalidad y la opacidad facilitan las más variadas corruptelas, desde los gigantescos negociados hasta las chichigüerías de los falsos carnés para discapacitados, desde la vendetta hasta la impunidad.

Ni uno voto a los corruptos es una excelente consigna para las próximas elecciones, aún a riesgo de quedarnos sin candidatos. Por algo hay que empezar.

[PANAL DE IDEAS]

Carlos Rivera
Fernando López Milán
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Giovanni Carrión Cevallos
Patricio Moncayo
Christian Escobar Jiménez
María Fernanda Solíz
Fanny Zamudio
Alexis Oviedo

[RELA CIONA DAS]

Cultura de transparencia
Giovanni Carrión Cevallos
¿El correísta y candidato Rabascall debe ser juzgado por el caso Arroz Verde?
Jean Cano
Las zancadillas de los gobiernos a los luchadores contra la corrupción
Mariana Neira
La ley y la trampa
Juan Cuvi
¿Por qué tan llenos de corruptos?
Rodrigo Tenorio Ambrossi
GALERÍA
Ni un voto a los corruptos
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Nina Pacari: La fuerza indígena con rostro de mujer
Redacción Plan V
Patricio Pazmiño: ¿El retorno del Ministerio del Interior?
Redacción Plan V
Precarizados y censurados: el Covid agravó la situación del periodismo ecuatoriano
Fundación Periodistas Sin Cadenas
Los cabos sueltos y las verdades a medias del juicio a María Paula Romo
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

El camuflaje más sofisticado para la droga fue encontrado en Quito
Redacción Plan V
Galápagos se enfrenta a los gigantes
Juan Carlos Calderón
Interpol y la "Liga de presidentes justicieros" de Correa
Mariana Neira
César Ulloa: "las élites no tienen un proyecto de país"
Redacción Plan V