Back to top
21 de Febrero del 2022
Ideas
Lectura: 3 minutos
21 de Febrero del 2022
Fernando López Milán

Catedrático universitario. 

Nicho
0
El Miércoles de Ceniza se acerca con su incontestable recordatorio: “polvo eres y en polvo te convertirás”. Cierto. Pero el polvo y la ceniza están bien en cualquier parte y la muerte, nuestra muerte, es un asunto que no nos concierne.

A fin de cuentas, estamos viviendo una pandemia. Así que no es extraño que el ingeniero Byron X, de la cooperativa de profesores de la Universidad, me llame por tercera vez en tres meses a ofrecerme un nicho en el campo santo Monte Olivo.

“Tenemos ofertas espectaculares”, me dice en su última llamada. Y pienso, al oírlo, en un mausoleo. Fernando Mausolo, habitante de la tumba más bonita, más llamativa, más imponente del cementerio. “Habitante”, me doy cuenta, es un término excesivo para un muerto. Tal vez, “ocupante” sea mejor.

El razonamiento del ingeniero es como sigue: “Todos, y perdóneme que se lo recuerde, todos algún día tendremos que irnos. No es justo, pues, que a más del dolor que a nuestros familiares les va a causar nuestra partida, les carguemos con la preocupación y la responsabilidad de atender nuestros funerales, muchas veces incluso endeudándose. No. No es bueno que en esos duros momentos se pongan a buscar dónde dejarnos y carguen con esos gastos y se vean obligados a usar una plata que les pertenece a sus hijos”.

“¿Qué le parece si le llamo después de un mes?”, me dice cuando, ante su insistencia, me veo obligado a decirle que no puedo darle una respuesta ese momento; que, en las actuales condiciones de crisis económica —una crisis que nos afecta a todos, como él bien sabe— no estoy en la capacidad de comprometerme con nada que implique un gasto que no sea estrictamente necesario.

El Miércoles de Ceniza se acerca con su incontestable recordatorio: “polvo eres y en polvo te convertirás”. Cierto. Pero el polvo y la ceniza están bien en cualquier parte y la muerte, nuestra muerte, es un asunto que no nos concierne

“¿Qué le parece si le llamo en un mes?”, repite ante mi indecisión, que más que indecisión es falta de valor para decirle que no me interesa. “Claro, como usted guste”, es mi respuesta.

Cuando el ingeniero cuelga el teléfono, me quedo pensando en mi futura muerte y veo como en una película mi último minuto palabras finales incluidas, y un avance de mis honras fúnebres.

El Miércoles de Ceniza se acerca con su incontestable recordatorio: “polvo eres y en polvo te convertirás”. Cierto. Pero el polvo y la ceniza están bien en cualquier parte y la muerte, nuestra muerte, es un asunto que no nos concierne. Nos conciernen, en cambio, el deterioro y el dolor. Ahora mismo no puedo olvidar, como sucede cuando el cuerpo funciona de manera adecuada y nada nos duele, que tengo codos, muñecas y rodillas.

Encierro, teletrabajo y años encima son la causa de la aguzada conciencia corporal que experimento ahora: que padezco ahora.

El olvido del cuerpo es signo de salud y felicidad. Y el muerto, que no sabe si es o si ha sido, no sufre ni descansa; no está en guerra ni en paz.

[PANAL DE IDEAS]

Fernando López Milán
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Luis Córdova-Alarcón
Julian Estrella López
Carlos Arcos Cabrera
Andrés Quishpe
Alfredo Espinosa Rodríguez
Consuelo Albornoz Tinajero
Gabriel Hidalgo Andrade
Diego Chimbo Villacorte

[RELA CIONA DAS]

El COE determina que ya no se mida la temperatura al ingreso a sitios de atención al público
Redacción Plan V
La crisis del Municipio se refleja en un presupuesto que no se ejecutó al 100% en 2021
Manuel Novik
De pestes y ángeles. Sobre El ángel de la peste, de Santiago Vizcaíno
Carlos Vásconez
¿Por qué están cerradas las escuelas?
Andrés Quishpe
Ni viven ni dejan vivir
Ana Minga
GALERÍA
Nicho
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Dos indicios y el rastreo de la señal del celular de Cáceres llevaron al cuerpo de María Belén Bernal
Redacción Plan V
La violencia infecta al país
Hugo Marcelo Espín Tobar
Consulta: el Gobierno le hace un guiño a indígenas y campesinos con las compensaciones ambientales
Redacción Plan V
Mujeres en el plantón por María Belén Bernal: “Y de la Policía, ¿quién nos cuida?”
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

¿Cómo escapó el policía Germán Cáceres? Y los datos oficiales inexactos sobre la desaparición de María Belén Bernal
Redacción Plan V
¿Crimen de estado?
Gabriel Hidalgo Andrade
¿Escuela de formación policial?
Diego Chimbo Villacorte
Mujeres en el plantón por María Belén Bernal: “Y de la Policía, ¿quién nos cuida?”
Redacción Plan V