Back to top
8 de Agosto del 2020
Ideas
Lectura: 4 minutos
8 de Agosto del 2020
Carlos Rivera

Economista, catedrático de la Universidad de Cuenca. 

Operación rescate
0
Los candidatos presidenciales tendrán que definir por cuál de las opciones apuestan, para que, luego en la gestión, el ganador no tenga que hipotecar el futuro del país por sus promesas populistas en campaña y la pobre dialéctica de la clase política.

La situación del Ecuador se parece mucho a la de un buque que acaba de chocar con un iceberg (Covid 19), y se queda varado en medio océano, iniciándose una operación de rescate para salvar a los náufragos.

Me parece que existen dos grandes opciones de rescate. La primera, es una que trata de arreglar el agujero del barco en alta mar, desprenderse de cierto exceso de carga y buscar financiamiento con impuestos o nuevas deudas para tratar nuevamente de poner en marcha a ese mismo buque. El problema de esta opción, es que se olvida que ese buque no iba a buen puerto y tenía grandes problemas antes del choque con la Covid 19.

No hay que olvidarse que cuando el precio del petróleo se vino para abajo en 2015, el Ecuador comenzó a sufrir severamente todos los daños de un Estado obeso que apostaba a dirigir la economía desde lo público y las irresponsables políticas que se aplicaron desde 2007. El quinquenio 2015 – 2019 nos evidencia una brecha negativa del producto-producto potencial, un magro crecimiento económico y el empeoramiento de los indicadores en el mercado laboral, sin que se haya tenido capacidad de respuesta de la política económica para revertir dicha tendencia, por la falta de ahorro fiscal y acceso a los mercados financieros internacionales, así como la inflexibilidad de precios y salarios que faciliten el ajuste económico, llegando al punto más bajo en este 2020.

Pareciera que el gobierno, como buenos camaradas de la revolución ciudadana, tomó partido mayormente por esta opción. Solo así se explica que el único horizonte de la política económica este enfocado a la renegociación de la deuda externa y a tratar de equilibrar las cuentas fiscales. Lo cual no está mal, si consideramos que estamos en cuidados intensivos en materia fiscal, pero de allí a solo enfocarse en eso es buscar arreglar el mismo barco/público y tratar de hacerlo llegar al puerto más cercano, que es Venezuela o Haití y no a puertos de primer mundo, a donde debiéramos aspirar.
 
La segunda opción es olvidarnos de ese barco/público que no nos llevaba a buen puerto, desembarcar todo lo que se pueda y pasarle el timón de la economía a los barcos y lanchas privadas que se encuentran encalladas alrededor del buque estatal, y que están esperando nuevos vientos para levantar velas y zarpar. Esto se lo hace con disciplina  macro y una buena reducción del Estado, dejándolo en el único rol protagónico que le corresponde: la buena regulación y política pública, la asistencia social, la seguridad y el provisionamiento de bienes públicos de calidad, que no tiene por qué ser de administración pública; además de reformas estructurales en materia laboral, seguridad social, apertura a la inversión extranjera, libre comercio, y todas las otras de segunda generación en materia de salud y educación.

Las elecciones 2021 representan una nueva oportunidad para Ecuador de cambiar de rumbo, antes del descalabro total. Los candidatos presidenciales tendrán que definir por cuál de las opciones apuestan, para que, luego en la gestión, el ganador no tenga que hipotecar el futuro del país por sus promesas populistas en campaña y la pobre dialéctica de  la clase política. Luego deben mostrar sus credenciales académicas, su experiencia y resultados prácticos en la gestión administrativa, en su conocimiento del estado y la política pública.

Finalmente la ciudadanía tendrá la última palabra de votar bien esta vez, y dejar de apostar por el candidato showman e histriónico, que tanto le ha costado al país.

GALERÍA
Operación rescate
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

59 niñas y mujeres acuden al día a hospitales por emergencias obstétricas en Ecuador
Susana Morán
420 toneladas de vegetación y suelo fueron afectadas por el derrame de crudo
Susana Morán
La embajada del Ecuador en Londres fue un gran centro de espionaje internacional
Redacción Plan V
Pascual del Cioppo: "Lasso ha dicho que el partido de Correa debe participar porque en la vida hay que ganar en las urnas"
Fermín Vaca Santacruz

[MÁS LEÍ DAS]

Más de 100 mil estudiantes no volvieron al sistema educativo
Andrés Quishpe
Protección a cambio de silencio: los acuerdos entre Assange y el gobierno ecuatoriano
Redacción Plan V
Tribunal ratifica sentencia contra Correa y lo señala como el instigador del cohecho
Redacción Plan V
El dramático impacto de la pandemia en el Centro Histórico de Quito
Redacción Plan V