Back to top
28 de Marzo del 2022
Ideas
Lectura: 4 minutos
28 de Marzo del 2022
Rodrigo Tenorio Ambrossi

Doctor en Psicología Clínica, licenciado en filosofía y escritor.

¿País sin salvación posible?
0
La política, en especial la que se vive en el campo o legislativo, es absolutamente infantil y sospechosamente perversa. Lo cual, por cierto, habla muy mal del país y de su institucionalidad.

Cada vez se vuelven más evidentes las indescriptibles mediocridades que conforman la Asamblea cuya precaria salud mental y social empeora de manera acelerada. Al mirarla de frente y no de soslayo, como sugieren ciertos asambleístas, se podría concluir que esto ya no tiene salvación alguna. 

La política, en especial la que se vive en el campo o legislativo, es absolutamente infantil y sospechosamente perversa. Lo cual, por cierto, habla muy mal del país y de su institucionalidad. 

Conformada, en buena medida, por ciudadanos, hombres y mujeres, sin ninguna experiencia ni preparación, la Asamblea camina en un mundo oscuro y, por ende, absolutamente desorientada. 

Es casi absurdo que sean elegidos legisladores ciudadanos que carecen de una suficiente y adecuada formación académica que asegure un verdadero y real desempeño político, jurídico y social. No se trata de ir a la Asamblea casi a aprender a leer y escribir. Eso no es democracia sino subdesarrollo e infantilismo político.

En democracia también existen condiciones básicas para optar por los diferentes puestos de legislación y de mando. La sumatoria total de los votos no le hace a un ciudadano más inteligente o más preparado. Todo lo contrario: se va a ella para dar cuenta de su capacidad intelectual, política y ética. Y no casi a aprender a leer y escribir.

La sumatoria total de los votos no le hace a un ciudadano más inteligente o más preparado. Todo lo contrario: se va a ella para dar cuenta de su capacidad intelectual, política y ética. Y no casi a aprender a leer y escribir.

Todo asambleísta debe poseer amplios conocimientos sociales, jurídicos y políticos. Así demostrará creatividad política, social y jurídica. La democracia no es el gobierno de los incapaces o de los mediocres ni tampoco de los avivatos que solo aspiran a una representación que no significa nada más que eso. 

En la actual Asamblea hay hombres y mujeres, que ni siquiera consiguen hilvanar medianamente una idea y menos todavía una oración. Están ahí por esa especie de suerte que una mal entendida democracia promueve y que es muy bien aprovechada por quienes aprendieron a sacar provecho de estas precariedades. Más aún, propositivamente se organizó la Asamblea esta manera para sacar mayor provecho Si no, preguntar a Correa y los suyos. 

Los principios democráticos no suponen que el país sea dirigido y gobernado por mediocres e incapaces. En todos los estratos sociales existen mujeres y hombres política y socialmente preparados como para formar parte de la Asamblea, legislar y supervisar al país de manera adecuada, eficiente y ética. 

Sin embargo, ciertos movimientos políticos se han convencido de que estas cualidades sobran. Como si, propositivamente, buscasen mujeres y hombres sin atributos. Parecería que han aprendido a medrar con éxito de ello.

Para este grupo, lo fundamental consiste en ganar una elección: esto basta para justificar con suficiencia el ejercicio de cualquier dignidad o cargo público. La capacitación previa, los antecedentes personales y un curriculum que lo justifiquen prácticamente no sirven para nada: redundan. 

Se trata, pues, de una política que se sostiene en el quemeimportismo y en la penuria ideológica, social y ética. Al final de cuentas, una laudable estrategia para acrecentar el subdesarrollo y la inmoralidad.

[PANAL DE IDEAS]

Fernando López Milán
Giovanni Carrión Cevallos
Mario Pazmiño Silva
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Patricio Moncayo
Julian Estrella López
Alfredo Espinosa Rodríguez
Mariana Neira
Rubén Darío Buitrón

[RELA CIONA DAS]

En Carondelet cavan la tumba para enterrar la democracia
Mario Pazmiño Silva
El ejercicio de la democracia
Patricio Moncayo
"El presidente Lasso tiene tres crisis que enfrentar: la económica, la sanitaria y la de seguridad": Diego Ordóñez
Fermín Vaca Santacruz
El social-correísmo y la toma del poder
Alfredo Espinosa Rodríguez
Encontronazo entre dos asambleístas: ¿codazo o brazo enderezado?
Redacción Plan V
GALERÍA
¿País sin salvación posible?
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Duplicar el presupuesto para Educación Intercultural ¿mejora sus condiciones?
Leonardo Gómez Ponce
Paro nacional: ¿Cómo cuantificar las pérdidas?
Manuel Novik
Lo que devela un paro indígena
Patricio Carpio Benalcázar
Los coletazos violentos del paro de junio
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Pólit "canta", Correa desespera, Iza moviliza, ¿quién financia?
Mariana Neira
Mi circunstancia, voces de las mujeres y escenarios de las soluciones al paro
Ramiro Ávila Santamaría
Minuto a minuto del paro nacional (tercera semana)
Redacción Plan V
El arma letal de Guillermo Lasso
Juan Cuvi