Back to top
1 de Marzo del 2023
Ideas
Lectura: 4 minutos
1 de Marzo del 2023
Fernando López Milán

Catedrático universitario. 

Los pájaros disparan a las escopetas
0
Nada hay más peligroso para la democracia y las libertades de los individuos que, en una sociedad, un grupo reivindique para sí la irresponsabilidad absoluta y la autoridad total y actúe conforme a esta definición, sin que el resto de la población y el Estado hagan lo suficiente para contenerlo.

Durante el gobierno de Rafael Correa, que controló todos los poderes del Estado, se criminalizó con éxito la protesta social. Ahora, que tenemos un gobierno débil pero democrático se ha producido el fenómeno inverso: se han criminalizado, con igual éxito, las acciones del Estado para controlar la violencia y garantizar la seguridad ciudadana; con el agravante de que los nuevos criminalizadores son las mismas personas que generan la violencia social en el país. Las mismas que, por intermedio del ex defensor del pueblo, Freddy Carrión, condenado por abuso sexual, denunciaron al ex director general de operaciones de la Policía Nacional, Patricio Carrillo, como autor de delitos de lesa humanidad por haber comandado el control de las violentas protestas de octubre de 2019.

¿Cómo han logrado estas personas ubicarse en una posición tan ventajosa para sus fines? Simplemente, declarándose pueblo. Declaración que encierra una perversa paradoja: la fusión de la radical inocencia que atribuyen al pueblo —su radical irresponsabilidad— y la autoridad total que le asignan. La fusión, en suma, del niño y Dios.

Valiéndose de esta coartada, han convertido en crimen el uso legítimo que de la fuerza hace el Estado para neutralizarlos y, también, las sanciones que la justicia les ha impuesto por sus delitos. Con este arbitrio han transformado sus delitos en actos inocentes o en manifestaciones incontestables de la voluntad divina. Un niño, a causa de su inmadurez moral, es absolutamente irresponsable y penalmente inimputable, y simples humanos no pueden juzgar a Dios.

Tal ha sido el éxito de la nueva estrategia criminalizadora que, frente a los delitos cometidos por los que se autoproclaman pueblo, el gobierno y la justicia actúan, cuando lo hacen, de modo vergonzante, o dejan de hacer lo que les corresponde.

Se viene una nueva movilización indígena y, quizá, un nuevo paro nacional. La ciudadanía que está en contra del uso de la violencia como arma política ha comenzado a manifestar masivamente su inconformidad con las intenciones sediciosas de la Conaie

Nada hay más peligroso para la democracia y las libertades de los individuos que, en una sociedad, un grupo reivindique para sí la irresponsabilidad absoluta y la autoridad total y actúe conforme a esta definición, sin que el resto de la población y el Estado hagan lo suficiente para contenerlo.

Se viene una nueva movilización indígena y, quizá, un nuevo paro nacional. La ciudadanía que está en contra del uso de la violencia como arma política ha comenzado a manifestar masivamente su inconformidad con las intenciones sediciosas de la Conaie.

El Gobierno y la justicia, si no quieren que la oposición de la mayoría de ecuatorianos a las pretensiones autoritarias y desestabilizadoras de esta organización rebasen algún momento los límites de la resistencia pacífica, deben cumplir su parte de manera oportuna y en la justa proporción. Dejar de actuar o hacerlo sin usar todas sus capacidades, en lugar de conservar la paz social, estimula a los violentos y crea las condiciones para una confrontación civil.

Los gobiernos blandos, la justicia timorata o selectiva, son tan responsables del crecimiento de la violencia política en un país como lo son las fuerzas que han convertido a la violencia en su forma de hacer política. Señor presidente, señora fiscal, señores jueces de la república, no les pedimos nada extraordinario, nada fuera de sus competencias. Les pedimos solamente que cumplan con dignidad y entereza su deber.

[PANAL DE IDEAS]

Mariana Neira
Fernando López Milán
Rodrigo Tenorio Ambrossi
María Amelia Espinosa Cordero
Aldo Lorenzzi Bolaños
Milagros Aguirre
Juan Carlos Calderón
Giovanni Carrión Cevallos
Alexis Oviedo
Alfredo Espinosa Rodríguez

[RELA CIONA DAS]

Justicia: alerta por sentencias penales sin notificación escrita
Redacción Plan V
¿A dónde van los narcos a esconderse de la justicia?
Mariana Neira
"Noticias del nuevo reino": la novela negra que nos lleva al infierno
Fanny Zamudio
Wilman Terán y Xavier Muñoz arman su propio rompecabezas en la Corte Nacional de Justicia
Redacción Plan V
Sucumbíos: una administración de justicia entre la necesidad, la corrupción y la violencia
Redacción Plan V
GALERÍA
Los pájaros disparan a las escopetas
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Novela: "El pasado anterior" o cómo un misterio puede romper la Historia
Redacción Plan V
Carlos Pólit dice que no huyó de Ecuador en 2017 e insiste a la Corte que lo libere hasta su sentencia
Redacción Plan V
Atentado a Trump: el camino a la Casa Blanca está allanado
Ugo Stornaiolo
Crimen organizado, delincuencia común e invasores asechan las áreas protegidas
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Una red de empresas fantasmas en Ecuador exportó 500 millones de dólares en oro
Por Plan V y medios aliados
Feria del Libro de Quito: el chasco del periodismo cultural
Miguel Molina Díaz - Escritor
El correísmo no pierde tiempo en su intento de hacerse de la Judicatura
Redacción Plan V
José Serrano habla de narcotráfico y relaciona a Ministro de Agricultura
Redacción Plan V