Back to top
21 de Junio del 2021
Ideas
Lectura: 5 minutos
21 de Junio del 2021
Rodrigo Tenorio Ambrossi

Doctor en Psicología Clínica, licenciado en filosofía y escritor.

Presidente Lasso ¿y la constituyente?
0
Existen innumerables leyes, regulaciones y más que proceden del correísmo y que no constituyen un mito. Todo lo contrario, el correato estuvo muy presente en el gobierno de Moreno y seguirá muy activo en el actual régimen.

Es cierto que no hay camino, sino que lo hacemos mientras caminamos. Porque lo primero es el permanecer siempre dispuestos a ir hacia adelante, cambiando siempre de lugar. El movimiento es el tiempo que no se detiene. El pasado es la historia que provee de sentido al hoy y al mañana.  

Somos historia. Por ende, no es dable tratar de echar tierra sobre lo de ayer para decidirse por un futuro que no existe. Sin historia, tan solo nos queda un presente volátil, que se escapa como agua entre los dedos. Si no se piensa y se actúa históricamente, no seremos constructores de nuestro destino.

A veces los discursos políticos se olvidan de la historia. Como si cada vez pretendiesen comenzar de la nada, como si antes no hubiese habido un gran acontecer, aunque hubiese sido ominoso. Estas actitudes constituyen una pesada rémora que entorpecerá el desarrollo político del nuevo gobierno. Gobernar mirando tan solo el futuro sin analizar el pasado inmediato es tan necio como querer repetir lo ya vivido.

Con el actual gobierno, el país ha dado inicio a un nuevo período histórico de la democracia. Sin embargo, para tener el éxito que todos deseamos, se debería mirar con serenidad y verdad el pasado que se recibe como herencia irrenunciable. La política no es más que otra forma de escribir la historia. Muy cierto que no hay camino, sino que se lo hace al andar. Pero es preciso echar una profunda y crítica mirada sobre lo que ya pasó. Si no se lo hace, la ingenuidad nos agostará más temprano que tarde.

La década del correato no es un cuento histórico y nada más, como tampoco los cinco años de Moreno. Son quince años que el presidente Lasso debe tener muy presentes para organizar su política y su administración. 

Con el actual gobierno, el país ha dado inicio a un nuevo período histórico de la democracia. Sin embargo, para tener el éxito que todos deseamos, se debería mirar con serenidad y verdad el pasado que se recibe como herencia irrenunciable.

Existen innumerables leyes, regulaciones y más que proceden del correísmo y que no constituyen un mito. Todo lo contrario, el correato estuvo muy presente en el gobierno de Moreno y seguirá muy activo en el actual régimen. Porque existen normas, principios, regulaciones, leyes que impuso Correa y que no han sido derogados o por lo menos modificados. 

Por ejemplo, la justicia del país opera desde las perspectivas correístas. Primero, porque él metió ambas manos en la justicia para que todo el sistema judicial funcione de conformidad a sus deseos, sus aspiraciones, sus expectativas de futuro, su corrupción. Con esa justicia y sus jueces, él y los suyos siempre permanecerán inocentes, siempre tendrán las manos limpias. Desde luego que lo ha conseguido.

Cuando se habla de justicia, es preciso pensar tanto en la normativa judicial (códigos y leyes) como en los jueces. Probablemente, la mayoría de jueces del país responde al pacto entre la arbitrariedad y la violencia judicial. Las manos sucias del correato y un sistema judicial perfectamente bien organizado para que Correa y los suyos tengan siempre las manos limpias. ¿Acaso ahora mismo ciertos abogados no hacen hasta lo imposible para que ciertas causas y ciertos involucrados vayan directamente a determinados juzgados en los que la justicia funciona con tablas económicas? 

Durante su período, Moreno no dijo ni chis ni mus sobre esta justicia absolutamente corrupta. No es que no le haya dado importancia. Todo lo contrario. Parecería que este sistema judicial del correato constituye un importante plus con el que cuenta la galopante corrupción judicial vigente. 

No será bueno que el presidente Lasso use el bozal jurídico del correato. Habla de una constituyente. Pues que lo haga y lo antes posible. Ya no se puede seguir escondiendo la ropa sucia. Urge redimir al país. Urgen reformas legales. Urge que se coloque en el banquillo de los juzgados al sistema judicial vigente.

[PANAL DE IDEAS]

Alfredo Espinosa Rodríguez
Gonzalo Ordóñez
Mariana Neira
Fernando López Milán
Diego Chimbo Villacorte
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Gianna Benalcázar
Iván Flores Poveda
Rubén Darío Buitrón
Ernesto Carrión

[RELA CIONA DAS]

Puro patrimonialismo
Juan Cuvi
El Día de la Democracia, ¿festejo con o sin demócratas?
Alfredo Espinosa Rodríguez
Jorge, Freddy y la crisis total de la ética
Juan Cuvi
Que no gane el silencio
Ernesto Carrión
Lasso y los límites de la obviedad
Juan Cuvi
GALERÍA
Presidente Lasso ¿y la constituyente?
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Los hipódromos salen de la órbita de los juegos de azar
Redacción Plan V
Aborto por violación: ¿por qué la ley no debe tener un límite de edad gestacional?
Susana Morán
Las presiones que tumbaron a Jorge Madera del IESS
Redacción Plan V
Miles de ecuatorianos, solicitantes de asilo y expulsados, a la deriva en la frontera México-EEUU
Susana Morán

[MÁS LEÍ DAS]

España: los contratos de la Embajada con Podemos son "confidenciales" según la Cancillería
Redacción Plan V
¿La esposa de Pascual Del Cioppo tiene una empresa off shore en Panamá?
Redacción Plan V
Conozca a los asambleístas que se oponen a la protección de tiburones y animales exóticos
Franklin Vega
Alias ‘Sandía’ y la guerra del microtráfico en Guayaquil
Redacción Plan V