Back to top
14 de Octubre del 2020
Ideas
Lectura: 6 minutos
14 de Octubre del 2020
Carlos Rivera

Economista, catedrático de la Universidad de Cuenca. 

A las puertas de una reforma tributaria
0
Un impuesto que técnicamente puede ser bien visto en países con un nivel cercano a un sistema tributario óptimo, en Ecuador puede gatillar una fuga de capitales por las muy malas señales que emite y requiere un análisis más profundo de sus implicaciones.

A las puertas de una reforma tributaria para Ecuador conviene revisar algunas premisas que nos plantea la teoría económica sobre las condiciones de un sistema tributario óptimo, que debería ser la meta de dicha reforma.

Lo primero que debemos considerar es que esta reforma tributaria no debe ser pensada para cuadrar las cuentas fiscales, ya que estamos muy lejos de un tamaño adecuado del gasto público y de los estándares mínimos de eficiencia en la asignación presupuestaria, lo cual sobreestima el financiamiento requerido. Por lo tanto, en primer lugar se debe optimizar el gasto público en base a un análisis de la rentabilidad social de cada uno de los proyectos de inversión y gasto público, y solamente con esa nueva proyección de gastos, comenzar a discutir el financiamiento más apropiado.

Segundo, la reforma tributaria debe ser diseñada para mover la aguja del crecimiento y reducir los costos de cumplimiento, y no para objetivos de redistribución y equidad, que no se los enfrenta con la política tributaria, sino con el gasto social, que ha demostrado ser mucho más eficiente para llegar a los más pobres.

Tercero, esta reforma tributaria debe ser neutral desde el punto de vista del equilibrio presupuestario, es decir no se puede contribuir a generar un déficit fiscal. Si no hay reducción de gastos, no hay posibilidad de reducir la carga tributaria y solamente se deben reasignar impuestos, que en todo caso, también podría generar ganancias de eficiencia, si sustituimos impuestos más distorsionadores por menos distorsionadores. Allí está la gran discusión. 

Cuarto, los incrementos sugeridos del Impuesto al Valor Agregado (IVA) por la  restricción presupuestaria global y el nivel de eficiencia de este impuesto —así como por la no afección al ahorro al cargarse el impuesto solamente sobre el gasto y no sobre el ingreso que es consumo y ahorro— podría hasta justificarse a cambio de la reducción de otros impuestos más distorsionadores. Inclusive, sobre la vieja preocupación de la regresividad de este impuesto, que más allá de que no aplica el análisis de los impuestos con fines redistributivos, un estudio reciente de la OECD para 27 países: Reassessing the regressivity of the VAT evidencia que el IVA es mucho menos regresivo de lo que pensábamos.

Un impuesto que técnicamente puede ser bien visto en países con un nivel cercano a un sistema tributario óptimo, en Ecuador puede gatillar una fuga de capitales por las muy malas señales que emite y requiere un análisis más profundo de sus implicaciones

Quinto, si existe una prioridad en la reforma tributaria, definitivamente es la reducción del Impuesto a la Salida de Divisas, por sus efectos totalmente distorsionadores a la entrada de capitales en una economía ávida de inversión extranjera y que en un juego de suma fiscal cero, podría hasta aceptarse compensaciones en otros impuestos. Todo lo contrario a lo que propone cierto candidato presidencial de quien no sé dónde estudió economía. Seguramente en el mismo lugar donde se aprende a cómo quebrar un país con un barril de petróleo de más de 100 dólares. 

Sexto, si bien el principio de tributación óptima de Ramsey establece que se deben gravar aquellos factores cuya oferta es inelástica, por lo que un impuesto a las propiedades en cualquiera de sus variantes contables —desde luego, a partir de un cierto  monto para recalcar que se trata de un impuesto especial a los muy ricos— no produciría pérdidas de eficiencia, pues su oferta en el corto plazo está fija, la anticipación de que va a ser objeto de grabación en el futuro distorsiona la inversión y por tanto afecta negativamente el crecimiento económico. En otras palabras, un impuesto que técnicamente puede ser bien visto en países con un nivel cercano a un sistema tributario óptimo, en Ecuador puede gatillar una fuga de capitales por las muy malas señales que emite y requiere un análisis más profundo de sus implicaciones.

Séptimo, si resucitaran los inspiradores del socialismo, Marx y Engels, se volverían a morir; en tanto su propuesta de impuesto progresivo para despojar el capital de la burguesía, en los mismísimos países de la ex Europa socialista, fue sustituida por un impuesto único a la renta total del tipo “flat tax”, eliminando el impuesto a las empresas, el cual se cobra únicamente cuando las utilidades son distribuidas a los dueños de las compañías, incentivando la reinversión. Frente a las segurísimas y muy ásperas críticas que podría tener esta propuesta tributaria en el sentido de ir contra la justicia distributiva, solamente me permito recordar que Aristóteles define en su famosa obra Ética a Nicómaco: “Lo justo es, pues, esto: lo proporcional, y lo injusto lo que va contra lo proporcional”.      

Octavo, tampoco hay que olvidar que en Ecuador hay un importante espacio en reducir el número de exenciones que promueven la elusión y la evasión, y afectan la equidad horizontal y la progresividad del impuesto a la renta, junto al propio fortalecimiento de la fiscalización en base a las tecnologías de información para combatir la evasión y mejorar el cumplimiento tributario.

La conclusión de esta breve revisión teórica, es que los sistemas tributarios no deben ser vistos como fiscalistas, sino por su importante rol en materia de crecimiento económico.

GALERÍA
A las puertas de una reforma tributaria
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Jalisco Nueva Generación: el cartel narco mexicano que pisa el Ecuador
Redacción Plan V
Diez años después: el "fantasma" de Froilán Jiménez aún espera justicia
Redacción Plan V
Un "mal gobierno", un "chimbador" y nostalgia: las elecciones en Bolivia
Redacción Plan V
Ximena Peña: ‘Ni morenista, ni correísta, me considero una mujer progresista’
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Juego de tronos en el Hospital Carlos Andrade Marín
Redacción Plan V
30S: militares al rescate; y diez años después, al rescate de los militares
Redacción Plan V
César Montúfar: "enfrentaremos la crisis desde cuatro andariveles articulados"
Fermín Vaca Santacruz
Repsol Ecuador vende todos sus activos por USD 5 millones
Redacción Plan V