Back to top
24 de Noviembre del 2015
Ideas
Lectura: 6 minutos
24 de Noviembre del 2015
Andrés Ortiz Lemos

Escritor y académico.

¿Quién merece ser secuestrado?
Un adherente dogmático a un sistema ideológico dado (poco importa si es de derecha o de izquierda, al final todos los dogmas terminan pareciéndose) terminará estableciendo un modelo binario de entendimiento de la realidad. De este modo la historia será definida como una lucha entre aquellos que compartan su ideología (los buenos) y aquellos que no la compartan (los malos).

Pienso que  deberíamos  repudiar todos los crímenes contra civiles, vengan de donde vengan. Sin embargo, varias personas, adscritas a ideologías dogmáticas, manifiestan una opinión diferente, desde diversas y emotivas maneras (principalmente en espacios virtuales). Para ellos primero debiéramos detenernos  a averiguar la doctrina política de las organizaciones  que cometen tales actos y luego decidir si estos deben condenarse o alabarse. Yo considero que nadie merece ser secuestrado o asesinado; otras personas, sin embargo, piensan que aquellos que promulgan  ideas políticas distintas a las suyas, son plenamente merecedoras de agresiones.

Para este tipo de personas, el sufrimiento del herido que agoniza lentamente o la incertidumbre de una familia que reúne dinero para pagar el rescate de un secuestrado, son elementos  relativos al "contexto histórico". Como si el sistema nervioso de un campesino decapitado por Sendero Luminoso, u otra banda latinoamericana de los ochentas, produjera un dolor diferente al de un rehén kurdo del ISIS en el 2015. Como si el miedo y la frustración de los familiares de un secuestrado de las FARC en los noventas, fuese completamente  distinto al  de los seres queridos  de una profesora de escuela raptada por el Boko Haram en la Nigeria actual. 

Whalt Whitman planteó en Canto a mi mismo que cada emoción que cualquier individuo pueda experimentar es igualmente válida para todos los hombres. Quien trate de convencernos de que la violencia contra civiles debe "entenderse en un contexto" seguro está tratando de justificar los abusos que los adherentes del sistema de ideas que trata de defender han cometido.

¿Cómo se puede entender una perspectiva tan peculiar? Trataré de explicarla desde la  concepción de las "teorìas frías" de ideología descritas por Pierre Malrieu. Desde este lineamiento, ciertos sujetos  encuentran más fácil acoplarse, y adoptar ideologías, que procesar reflexiones complejas por sí mismas con el propósito definir acciones racionales. En otras palabras, una ideología ofrece una alternativa fácil, en lugar del ejercicio del pensamiento complejo y crítico. Un sujeto adscrito a una ideología dogmática se comunicará a través de consignas y eslóganes, y jamás cuestionará su propio sistema de ideas. 

Un adherente dogmático a un sistema ideológico dado (poco importa si es de derecha o de izquierda, al final todos los dogmas terminan pareciéndose) terminará estableciendo un modelo binario de entendimiento de la realidad. De este modo la historia será definida como una lucha entre aquellos que compartan su ideología (los buenos) y aquellos que no la compartan (los malos).

Esta condición me permite entender por qué, cuando he cuestionado los actos de algún grupo violento como Alfaro Vive Carajo (AVC), enseguida los defensores del sistema ideológico de esta banda me encasillan como defensor de los abusos cometidos por Febres Cordero, o aún peor, tratarán de decir, falazmente, que apoyo la guerra sucia en Argentina o el paramilitarismo uribista. No los culpo. El sistema binario de entendimiento de lo real, que les ha sido adoctrinado, no les permite comprender la complejidad del universo humano. Para ellos el campo de lo social es una foto a blanco y negro, y un obtuso relato de "nosotros" contra "ellos".

Por supuesto que detesto el terrorismo de Estado. Aborrezco  la guerra sucia en la Argentina de los setentas, el régimen violento de Fujimori en el Perú de los ochentas, el paramilitarismo uribista y los abusos cometidos durante el régimen de Febres Cordero. Considero que los derechos humanos deben garantizarse siempre. Por el contrario, el sistema ideológico de quienes defienden a grupos armados "revolucionarios",  les impide denunciar los abusos contra los derechos humanos cometidos en lugares como Cuba, la Unión Soviética o la China de Mao. Para estas personas la violencia estatal en aquellos países debería entenderse desde un "contexto histórico" distinto, y por lo tanto, justificarse.

¿Cuáles eran las demandas de un grupo como AVC cuando apresaba un  rehén? ¿Pedían cambios en las instituciones democráticas? ¿Exigían una reforma agraria? ¿Solicitaban políticas sociales? No. Pedían dinero. ¿Para que iban a usar ese dinero? ¿Para continuar soñando en un mundo mejor? Por favor. No nos hagan creer que los miembros de una organización armada, que cometió "errores" (un  eufemismo bonito para evitar decir  "crímenes"), tenían un sistema ético superior a los demás y por tanto eran los legítimos representantes de la sociedad. Esta idea, personalista, es absolutamente ajena a la propuesta intelectual que exige la creación de instituciones democráticas capaces de balancear el poder, y de eliminar los modelos de dominación excluyentes como los basados en "partidos únicos". Por supuesto la propuesta intelectual a la que me refiero es el liberalismo, cuyo máximo representante, en el Ecuador, según tengo entendido, fue el señor Eloy Alfaro. Que paradoja más exquisita.

 

[PANAL DE IDEAS]

Diego Chimbo Villacorte
Xavier Villacís Vásquez
Iván Flores Poveda
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Mariana Neira
Rubén Darío Buitrón
Gabriel Hidalgo Andrade
Giovanni Carrión Cevallos
Ernesto Carrión
Patricio Moncayo

[RELA CIONA DAS]

La Corte IDH declaró responsable al Estado ecuatoriano por la desaparición de Gustavo Garzón
Mayra Caiza
Cinthya Viteri, las armas y los derechos humanos
Alfredo Espinosa Rodríguez
Ecuador es el tercer país del mundo con más denuncias por DD.HH. contra inversionistas chinos
Manuel Novik
Crisis carcelaria y derechos humanos
Alfredo Espinosa Rodríguez
Los pecados de la justicia ecuatoriana que terminan en fiascos internacionales
Redacción Plan V
GALERÍA
¿Quién merece ser secuestrado?
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Tres sectores ponen presión al Gobierno y Lasso militariza las calles
Redacción Plan V
El Plan de Desarrollo de Lasso ¿es políticamente viable?: habla Jairón Merchán
Fermín Vaca Santacruz
El drama de quienes esperan un transplante en Ecuador
Manuel Novik
¿Por qué no es buena idea eliminar las tablas de drogas?
Daniel Pontón C.

[MÁS LEÍ DAS]

Las razones por las que Bélgica es más paraíso fiscal que Panamá
Mariana Neira
Legisladores, pipones, diezmos y el retorno del amo
Mariana Neira
Cuando el Estado le falla a un niño torturado
Susana Morán
El febrescorreísmo y la izquierda folclórica sueñan con un golpe de Estado
Iván Flores Poveda