Back to top
19 de Febrero del 2020
Ideas
Lectura: 5 minutos
19 de Febrero del 2020
Carlos Rivera

Economista, catedrático de la Universidad de Cuenca. 

Riesgo País, Moodys y el año electoral
0
A un año de las elecciones en Ecuador, si los mercados financieros siguen enviando señales de una cada vez menor disposición a seguir financiando los altos, sistemáticos y poco racionales déficits fiscales, será cada vez más difícil postergar decisiones.

Un riesgo país de 1136 puntos al 14 de febrero de 2020 y la baja en la calificación de la deuda externa, por parte de la calificadora Moodys, del grado B3 al CAAA1 por una situación de expectativas de probable default, están reflejando los crecientes temores de los acreedores internacionales de Ecuador de que el Gobierno ecuatoriano no pueda cumplir efectivamente sus obligaciones. 

Este temor y pesimismo de los acreedores se fundamenta no tanto en la recurrencia de un déficit fiscal crónico y la poca predisposición a la disciplina en las finanzas públicas, o la posibilidad de que un ciclo negativo de los precios del petróleo se extienda y/o se profundice y el riesgo de que el gobierno pueda no cumplir con las metas fiscales comprometidas en el acuerdo con el FMI, sino en el deterioro del apoyo popular al gobierno de Moreno, que ya ni lo mejor de la inteligencia "goebbelliana" podrá revertir, y las  amenazas de los grupos sociales frente al intento de sacar adelante reformas económicas que suenan  impopulares, pero que a la hora de verdad son claves para enrumbar  una estrategia de crecimiento.

Dado el actual clima electoral, la única concertación que me parece conducente será la que deberá hacer el próximo gobierno con las centrales empresarias y gremiales, y grupos sociales. En ese contexto, los políticos embarcados en la estrategia electoral de 2021 deberán poner límites a la generosidad de sus ofertas y compromisos de campaña en busca de votos y la maximización del resultado electoral, con la compra de una camisa de fuerza para la aplicación de su programa de gobierno en la práctica y el hipotecar el futuro de su gobierno y del propio país. Todo un reto para Ecuador, donde las habilidades en la tarima pesan muchísimo más que la fortaleza de las propuestas y donde verdaderos estadistas han perdido elecciones sin pena ni gloria frente a verdaderos embaucadores y encantadores de serpientes sin los menores principios y nulos conocimientos en materia de política pública.      

Los políticos embarcados en la estrategia electoral de 2021 deberán poner límites a la generosidad de sus ofertas y compromisos de campaña y la maximización del resultado electoral, con la compra de una camisa de fuerza para la aplicación de su programa de gobierno en la práctica y el hipotecar el futuro de su gobierno y del propio país.       

A un año de las elecciones en Ecuador, si los mercados financieros siguen enviando señales de una cada vez menor disposición a seguir financiando los altos, sistemáticos y poco racionales déficits fiscales, será cada vez más difícil postergar decisiones. Más temprano que tarde tendremos que comenzar a discutir lo que el país necesita para lograr estabilidad y crecimiento sostenibles en el tiempo, tal como:

a. Liberalización del sector financiero;

b. Ajuste de precios relativos de los servicios públicos y subsidios;

c. Reforma tributaria que elimine los impuestos mayormente distorsivos que reducen competitividad y desalientan la inversión;

d. Reformas al aparato del Estado para bajar el gasto público como proporción del producto en no menos de cinco puntos porcentuales;

e. Reforma laboral;

f. Reformas a la salud, educación;

g. Reformas a la  seguridad social.

No creo que haya mucha discrepancia entre economistas en cuanto a la necesidad de estas reformas, quizás en la secuencia y la velocidad de las reformas podamos discrepar. Los más ortodoxos sostendrán que todas estas reformas deben hacerse de golpe. Los más heterodoxos pensaran en el gradualismo y el cero apuro, apostando a que los mercados de capitales seguirán proveyendo financiamiento para una transición larga. Los más pragmáticos apostamos a shocks de confianza que alienten fuertes y nuevas inversiones privadas en energía, infraestructura y actividades de exportación que permitan compensar los ajustes fiscales que siempre son recesivos y no perder viabilidad política para lo ciertamente impopular, pero estrictamente necesario para una economía dolarizada.

Moreno perdió su oportunidad y el grueso de las reformas tendrá que hacerlas el gobierno que le suceda en el 2021. Seis años de una profunda recesión tendrá la ventaja de que la población será más consciente de la necesidad de un gran cambio organizativo en la economía ecuatoriana y que los parches financiados desde el exterior no son la solución. También habrá que aprovechar la época de luna de miel del siguiente gobierno y no dejar pasar un día para ello. Naturalmente estoy pensando que en 2021 se recuperará la racionalidad y que los votantes no se dejarán llevar por aventuras populistas e izquierdistas de espanto, ante lo cual los inversores saldrán en estampida y llevarán al Ecuador al caos total.

[PANAL DE IDEAS]

Fanny Zamudio
Alfredo Espinosa Rodríguez
Carlos Arcos Cabrera
Iván Flores Poveda
Oswaldo Toscano
Mauricio Alarcón Salvador
Carlos Rivera
Fernando López Milán
Patricio Moncayo
Mariana Neira
Patricio Crespo Coello

[RELA CIONA DAS]

La pandemia condenó a La Mariscal al silencio nocturno
Redacción Plan V
Presidenciables finalistas
Gabriel Hidalgo Andrade
Ideología y realidad
Patricio Moncayo
Como en botica
Mauricio Alarcón Salvador
El dramático impacto de la pandemia en el Centro Histórico de Quito
Redacción Plan V
GALERÍA
Riesgo País, Moodys y el año electoral
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

María Del Carmen Maldonado, propuesta en lugar de Alexis Mera para organismo judicial de la OEA
Redacción Plan V
59 niñas y mujeres acuden al día a hospitales por emergencias obstétricas en Ecuador
Susana Morán
420 toneladas de vegetación y suelo fueron afectadas por el derrame de crudo
Susana Morán
La pandemia condenó a La Mariscal al silencio nocturno
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Más de 100 mil estudiantes no volvieron al sistema educativo
Andrés Quishpe
Protección a cambio de silencio: los acuerdos entre Assange y el gobierno ecuatoriano
Redacción Plan V
Tribunal ratifica sentencia contra Correa y lo señala como el instigador del cohecho
Redacción Plan V
El dramático impacto de la pandemia en el Centro Histórico de Quito
Redacción Plan V