Back to top
10 de Abril del 2023
Ideas
Lectura: 6 minutos
10 de Abril del 2023
Patricio Moncayo

PhD. Sociólogo. Catedratico universitario y autor de numerosos estudios políticos.

Rostros de la violencia
0
La guerra por la seguridad clama por líderes que demuestren ser los más feroces, que no retrocedan ante los riesgos y que salven la paz a cualquier costo.

El debate sobre el éxito (¿?) de la guerra de Nayib Bukele contra las pandillas delincuenciales en El Salvador, remite a conceptos fundamentales de la ciencia política. Bajo un régimen de excepción se han producido 66.200 detenciones lo que ha dado como resultado un descenso de la cifra de homicidios en ese país. Gustavo Petro, presidente de Colombia, ha tachado esa cifra de “falso positivo”. Según Petro su costo es una “destrucción democrática”.

En México, una nota del New York Times, da cuenta de un incidente en el que miembros de las Fuerzas Armadas de ese país dispararon a un vehículo particular que conducía a pasajeros desarmados. Ello “ha profundizado las preocupaciones sobre la creciente presencia de las Fuerzas Armadas que han sido puestas a cargo de la seguridad nacional”. Los críticos, dice la nota, “afirman que los militares les han hecho frente a las violentas organizaciones criminales, pero en el proceso han puesto a los habitantes en riesgo de convertirse en víctimas de tácticas agresivas”.

Estamos, pues, en presencia de un proceso que amenaza la existencia de un estado de derecho. A diferencia de lo que postulaba Hobbes en el siglo XVII el estado de derecho estaría perdiendo la batalla frente al estado de naturaleza.  Para este eminente filósofo británico se podían establecer dos etapas: una situación de barbarie y de guerra de todos contra todos y un estado creado y sostenido por el derecho un estado con bastante poder para iniciar y reformar su estructura.

En América latina se extiende una ola de institucionalización del estado de naturaleza. Los gobiernos están apostando a la violencia ejercida por el estado contra la violencia de grupos irregulares que se han colocado fuera de la ley.

La ley, en este caso, es la del más fuerte. Volviendo a Hobbes, la soberanía estatal no es obra de razón sino de voluntad política. Y hoy son esta voluntad y la acción las que prevalecen sobre los preceptos morales y normativos.

El miedo que se apodera de la sociedad legitima el nacimiento de regímenes que se valen de estados de excepción para erradicar la violencia con medios violentos.  Hobbes quería la paz a toda costa: “siente una ferviente pasión por el orden, y cualquier manifestación de fuerza que sea necesario para mantenerlo, le parece justa”.

En el pasado, el foco de atención de las ciencias sociales era la marginalidad. En el Ecuador se hablaba de dos mundos superpuestos. Grupos considerables del sector popular vivían separados de la sociedad global. La apuesta, entonces, era valerse del poder del estado para superarla, a través de la modernización. En la práctica, no fue el mundo moderno el que venció al mundo de los excluidos, sino que éste terminó optando por otras formas de existencia al margen de la ley, desafiando la imposición de aquel.

Ahora se terminó la coexistencia pacífica. Estamos siendo arrastrados a una guerra civil que está rebasando las fronteras del estado nación. La política está siendo desplazada por la violencia. En estas circunstancias no cuentan las razones sino los resultados. Estamos aplicando los métodos de las ciencias naturales a las facultades y pasiones del alma. Así va descartándose el valor de la opinión. Se están creando condiciones para que emerjan dictaduras como la de Luis XIV en Francia, “el Estado soy yo”, que suscitó el interés de Hobbes en los últimos años de su vida.

Fernando Savater analiza cómo van cambiando los estilos de mando que se han ensayado en la sociedad. Entre los más primitivos figuran esos padres de la colectividad que debían ser “hábiles cazadores, feroces guerreros, brujos poderosos, grandes constructores de edificios y obras públicas, capaces de derrotar a los enemigos, prevenir las inundaciones y sequías, zanjar las disensiones entre facciones opuestas o entre intereses individuales”.

La guerra por la seguridad clama por líderes que demuestren ser los más feroces, que no retrocedan ante los riesgos y que salven la paz a cualquier costo. Mientras, las colectividades así protegidas prosiguen en su mundo de consumo que tampoco está libre de las asechanzas de prácticas fraudulentas que colocan al mercado a merced de latrocinios.  

El comercio, señala Savater, fue el primer sustituto de la guerra. Pero la modernidad nació de guerras comerciales y hoy, en el siglo XXI, unas de las fuentes de la inseguridad son el narcotráfico, la droga y su consumo, la trata de personas. Podría afirmarse que la violencia ha cobrado otro cariz: se ha naturalizado. La delincuencia se ha socializado. Hay una suerte de legitimación social de la violencia y de la corrupción. Ello, a su vez, legitima la imposición de estados de excepción que para acabar con el estado de naturaleza reducen los límites al estado de derecho.

[PANAL DE IDEAS]

Rodrigo Tenorio Ambrossi
Alfredo Espinosa Rodríguez
Alexis Oviedo
Patricio Moncayo
Pocho Álvarez
Fernando López Milán
Juan Carlos Calderón
Juan Carlos García
Mario Pazmiño Silva

[RELA CIONA DAS]

La política contra el derecho
Patricio Moncayo
Estos son los estándares sobre beneficiarios finales y su importancia para combatir el lavado
Fundación Ciudadanía y Desarrollo  y Global Financial Integrity
Las declaraciones de Arturo Moscoso sobre Leonidas Iza que levantaron polvareda
Redacción Plan V
Los riesgos indeseados de la guerra interna
Juan Cuvi
Violencia extrema
Rodrigo Tenorio Ambrossi
GALERÍA
Rostros de la violencia
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Juicio contra Carlos Pólit (día 6): Testigo habla de millonarios préstamos de John Pólit a empresa de los Isaías
Susana Morán, desde Ecuador para PlanV, y Marcos Medina, desde Miami para PlanV y El Universo
Juicio contra Carlos Pólit (día 5): Así se involucró a la empresa Plastiquim en la trama de sobornos de Odebrecht
Susana Morán, desde Ecuador para PlanV, y Marcos Medina, desde Miami para PlanV y El Universo
Juicio contra Carlos Pólit (día 5): Olivio Rodrigues aseguró que las coimas de Odebrecht pasaron por las empresas Cosani, Plastiquim e Italcom
Susana Morán, desde Ecuador para PlanV, y Marcos Medina, desde Miami para PlanV y El Universo
¿Qué dice la denuncia por "traición a la patria" contra Rafael Correa?
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Juicio contra Carlos Pólit (día 4): Gerardo de Souza confirma que entregó dinero a Pamela Martínez, exasesora de Rafael Correa
Susana Morán, desde Ecuador para PlanV, y Marcos Medina, desde Miami para PlanV y El Universo
¿Quién es Diego Sánchez, el testigo en el juicio contra Carlos Pólit que tiene un acuerdo con EEUU?
Redacción Plan V
Santos sobre Carlos Pólit en el juicio (día 2): ‘Me pidió que pagara sobornos para eliminar multas contra Odebrecht’
Susana Morán, desde Ecuador para PlanV, y Marcos Medina, desde Miami para PlanV y El Universo
Juicio de Carlos Pólit (día 1): El excontralor llegó a la Corte de Miami para asistir a la elección del jurado
Susana Morán, desde Ecuador, y Marcos Medina, desde Miami