Back to top
29 de Agosto del 2022
Ideas
Lectura: 5 minutos
29 de Agosto del 2022
Francisco Chamorro

Hombre libre

Rusia-Ucrania ¿Retorna la conquista?
0
Se estima que alrededor de 9 000 militares ucranianos han perdido su vida y las bajas rusas serían más del doble. El 20% del territorio ucraniano ya estaría controlado por los rusos. La reconstrucción de Ucrania sobrepasaría los 200 000 millones de dólares, de acuerdo con estimaciones basadas en los daños materiales.

Seis meses han pasado desde que Rusia, heredera natural del Imperio de los zares, emprendió la invasión disfrazada de “Operación Militar Especial”. Vladimir Putin reiteradas veces ha lanzado sus dardos en contra de Ucrania sosteniendo que, nunca ha existido como un país independiente, “ni siquiera es un Estado”, además, "la Ucrania moderna fue creada total y plenamente por Rusia". Todo esto como un intento de legitimar su acción bélica ante el concierto internacional y alcanzar el apoyo de la mayor cantidad de actores.

Las cifras del impacto no dejan de ser al menos sorprendentes para una época en la que los teóricos liberales habían creído que la triada instituciones-interdependencia-democracia se había impuesto a la anarquía-balance de poder-autoayuda proclamada por el realismo, teoría que ha explicado de una forma relativamente simple los eventos más relevantes configurados en el sistema internacional. Así como ha explicado la actual invasión.

No se conocen las cifras reales, pero expertos estiman la muerte de 5 600 civiles ucranianos, que podrían ser muchas más valorando a miles de heridos que podrían sumar a la cifra de muertes. Cerca de cinco millones de ucranianos desplazados. Existe otro misterio respecto a las bajas militares. Se estima que alrededor de 9 000 militares ucranianos han perdido su vida y las bajas rusas serían más del doble. El 20% del territorio ucraniano ya estaría controlado por los rusos. La reconstrucción de Ucrania sobrepasaría los 200 000 millones de dólares, de acuerdo con estimaciones basadas en los daños materiales.

A pesar de esto, parecería que el mundo no se da cuenta del principal efecto derivado de esta invasión que podría incluso causar que retornemos décadas de años atrás cuando la conquista territorial fue considerada como una forma aceptada para extender los territorios de los Estados. Lo cual, rompe el fundamento esencial del único orden internacional que ha existido desde Westphalia, las fronteras, como límites a la soberanía de un Leviatán.

Se estima que alrededor de 9 000 militares ucranianos han perdido su vida y las bajas rusas serían más del doble. El 20% del territorio ucraniano ya estaría controlado por los rusos. La reconstrucción de Ucrania sobrepasaría los 200 000 millones de dólares, de acuerdo con estimaciones basadas en los daños materiales.

Si bien no ha sido perfecta la norma del control estatal en cuanto a la soberanía sobre su territorio y que por esta debilidad muchas veces los Estados han recurrido a la apariencia de poderla controlar y mantener, este principio ha mantenido un orden internacional que hasta el momento no ha podido ser superado. Por esto, ha existido, sobre todo en las últimas décadas, una especie de acuerdo en contra de acciones estatales que redibujen las fronteras. Pero Rusia pone a prueba este régimen. En realidad, lo ha puesto a prueba desde su anexión de Crimea y producto de la limitada reacción de la comunidad internacional, ahora ansía mucho más, con el agravante de que un error de cálculo podría terminar en la generación de un conflicto nuclear, del cual desconocemos qué efectos podrían producirse.

Si se permite que Ucrania sea subsumida por Rusia, otros Estados, atendiendo sus intereses y aspiraciones, podrían desplegar en el futuro su fuerza para desafiar a las fronteras, sin importar qué países débiles puedan ser llevados al borde de la extinción.

Por esto, es ineludible que la comunidad internacional proteja la norma westfaliana de orden que Rusia desafía. Los postulados liberales deberán ser repensados para lograr efectividad. Uno de los principios fundamentales del derecho internacional, la integridad territorial de los Estados está en juego y poco parece importar.

Esta sería la oportunidad que China había estado esperando para proyectar un real liderazgo mundial, si en verdad poseyera dicha capacidad, pero al parecer su condición de potencia comercial -que no le permite hacerse del liderazgo mundial- es aún insuficiente para gestionar un conflicto de esta envergadura.

[PANAL DE IDEAS]

Mariana Neira
Luis Córdova-Alarcón
Fernando López Milán
Alberto Acosta Espinosa
Giovanni Carrión Cevallos
Patricio Moncayo
Alfredo Espinosa Rodríguez
Joel Kouperman
Consuelo Albornoz Tinajero
Rodrigo Tenorio Ambrossi

[RELA CIONA DAS]

Rusia y EE.UU.: el peligro de estar nariz con nariz
Mariana Neira
Rusia arma aceleradamente a América Latina
Mariana Neira
Ecuador, uno de los pocos países al margen del control del comercio de armas
Redacción Plan V
Donald Trump y la amenaza rusa
Richard Salazar Medina
Noboa versus Putin: así ganó el Kremlin la partida de la "chatarra" para Ucrania
Fermín Vaca Santacruz
GALERÍA
Rusia-Ucrania ¿Retorna la conquista?
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Correísmo y oficialismo toman distancia de la tesis de crimen político en el asesinato de Villavicencio
Redacción Plan V
¿Se desinfla una opción política para Guayaquil?
Redacción Plan V
Última hora: se cancela la risa y la lectura en Quito
Redacción Plan V
"Falta que el gobierno de Daniel Noboa se atreva a golpear a gente poderosa"
Susana Morán

[MÁS LEÍ DAS]

Entre el Hotel Quito y Oloncito
Consuelo Albornoz Tinajero
La fiscal Diana Salazar alega su embarazo de alto riesgo como argumento contra el juicio político
Redacción Plan V
Movimiento Nacional Surgente: ¿la nueva cara del correísmo?
Redacción Plan V
!Ay, Pame! o de la impudicia
Fernando López Milán