Back to top
23 de Marzo del 2015
Ideas
Lectura: 5 minutos
23 de Marzo del 2015
Consuelo Albornoz Tinajero

Profesora universitaria, investigadora y periodista, con un doctorado por la Universidad Nacional del Cuyo, de Argentina.

Salvaguardias contra el cebiche
Con cuestionar el consumo de salmón no se solucionará nada. Sí con políticas de producción, que no copien los eslóganes del cambio de la matriz energética y de la matriz productiva. ¿Qué vamos a preparar en las cocinas de inducción? Hasta dónde yo sé, no se come petróleo, ni electricidad. Este es el desafío del correísmo en marzo de 2015.

Me sorprendí y hasta indigné cuando conocí que en la famosa lista de productos gravados por las salvaguardias estaban incluidos ingredientes tan esenciales para el cebiche como la cebolla paiteña y el limón.

Y el ajo, fundamental para la fritada. O las arvejas, fréjoles y lenteja, granos primordiales de la deliciosa fanesca. ¿Cómo es posible, me dije, que en los últimos ocho años el régimen de la revolución no haya podido implementar políticas para incrementar la producción de alimentos que constituyen, no solo fuentes de nutrición y de prevención de problemas de salud, sino que son componentes indispensables de nuestra tradición gastronómica? ¿Cómo entender que el gobierno, dizque progresista, no haya sido consecuente con sus principios, supuestamente a favor de la soberanía alimentaria, con la que se comprometieron en Montecristi?

De acuerdo con los principios constitucionales y los del “buen vivir”, constantes en el artículo 281 de nuestra carta política, el Estado está obligado a garantizar el acceso suficiente de alimentos sanos y “culturalmente apropiados” a todos sus ciudadanos y pueblos. ¿Entonces?

Cierto es que los problemas de la producción agrícola no iniciaron hace ocho años y que el país ha vivido en décadas pasadas momentos de escasez de productos de consumo masivo y de primera necesidad provenientes del campo. Pero otra verdad es que el actual gobierno nos ofreció la “revolución agraria”... ¿Dónde se ha producido? ¿Qué hay más allá de la ofrecida protección de la “economía popular y solidaria”?

Al parecer poco o nada, según la investigación de Plan V sobre los pequeños productores agrícolas, titulada David vs Goliat o el cerco a los pequeños productores agrícolas. Los últimos años, inclusive, ni se ha fomentado, ni se ha apoyado la producción de los propietarios de parcelas de frutales y hortalizas. Claro, un árbol frutal requiere paciencia y cuidados por varios años. No es algo que se haga en el estilo “rápido y furioso”. Al contrario, se ha desincentivado la producción local, para la mesa de los ecuatorianos, no solo por el impulso a los cultivos agrícolas para la exportación,  sino también por la promoción de las compras de frutas y verduras importadas.

Esta realidad, tan dura para un país que se creía poseedor de una tierra privilegiada, ha sido desnudada y expuesta por las salvaguardias. Muchos ecuatorianos no nos habíamos enterado que consumíamos cebolla perla, granadillas, maracuyás, papas o alcachofas importadas. Peor que las papayas y las sandías también no provenían de nuestro suelo. ¿Lo sabía usted? ¿Los chochos son ecuatorianos?

En 1973, por ejemplo, Ecuador vivió un clima de tensión social entre otros motivos por el encarecimiento del costo de la vida y el desabastecimiento de alimentos. El régimen militar de la época sostenía que aquel no era un problema nacional sino consecuencia de una crisis mundial. En esos momentos, como hoy, también se hablaba de especulación, de sanciones, de controles de precios. ¿Que se ha hecho desde entonces? Este 2015 advertimos que el abandono a la agro-producción se ha consolidado.

Además de la falta de apoyos al agro, en particular a los productores que nos abastecen de nuestra comida diaria, otra situación lacerante es que en muchas regiones agrícolas de nuestra patria las cosechas se quedan en los sembríos y se dañan. Son dos las razones que se repiten año tras año. Una es la inexistencia de suficientes vías de  comunicación para sacar tal producción a los mercados. Y la otra es que los intermediarios, “hambreadores” los denominaban antes, ofrecen adquirirlas a precios que ni siquiera compensan los de su labranza. Pero, si no me equivoco se publicita sobre carreteras, sobre autopistas, sobre una revolución vial... ¿Y los caminos vecinales?

Como podemos advertir, vivimos un clima de  inseguridad alimentaria que no se  resuelve, sino se complica, con las salvaguardias. Si, como lo reseñaba el informe de Plan V, el tiempo del campesino es otro que el de la industria, es obvio que en 15 meses no podremos cosechar frutas y verduras ecuatorianas.
Si el autoabastecimiento no está garantizado en cuanto a alimentos, tampoco lo está en rubros como el vestuario, artículos de limpieza, herramientas para los artesanos, por citar unos cuantos.

Con cuestionar el consumo de salmón no se solucionará nada. Sí con políticas de producción, que no copien los eslóganes del cambio de la matriz energética y de la matriz productiva. ¿Qué vamos a preparar en las cocinas de inducción? Hasta dónde yo sé, no se come petróleo, ni electricidad. Este es el desafío del correísmo en marzo de 2015.

[PANAL DE IDEAS]

Alfredo Espinosa Rodríguez
Carlos Burgos Jara
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Luis Verdesoto Custode
Carlos Arcos Cabrera
Mariana Neira
Luis Córdova-Alarcón
Fernando López Milán
Alberto Acosta Espinosa

[RELA CIONA DAS]

Noboa: la crisis eléctrica, la gasolina y la inseguridad terminan con la luna de miel
Gustavo Isch
"¡Corriente y comida!", el grito que se oye en toda Cuba
Ugo Stornaiolo
¿Qué sabe el doctor Hurtado que no sabemos los demás?
Juan Cuvi
Sofisma económico
Giovanni Carrión Cevallos
Un pesado madero
Giovanni Carrión Cevallos
GALERÍA
Salvaguardias contra el cebiche
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

El agónico río Machángara espera un millón de amigos
Redacción Plan V
Noboa: la crisis eléctrica, la gasolina y la inseguridad terminan con la luna de miel
Gustavo Isch
Daniel Salcedo según Daniel Salcedo: estos fueron sus operadores y sus relaciones con el crimen organizado
Redacción Plan V
Los ladrones del bronce pululan por la Plaza Grande
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Criminales colombianos y ecuatorianos extienden su violenta influencia por la Amazonía
Por Plan V y Amazon Underworld *
Última hora: se cancela la risa y la lectura en Quito
Redacción Plan V
"Falta que el gobierno de Daniel Noboa se atreva a golpear a gente poderosa"
Susana Morán
¿Se desinfla una opción política para Guayaquil?
Redacción Plan V