Back to top
9 de Abril del 2021
Ideas
Lectura: 6 minutos
9 de Abril del 2021
Carlos Arcos Cabrera

Escritor

Salvoconducto 19: Fernando Hidalgo Nistri y La conquista del trópico
0
Un apostolado para enfrentar la apasionada destrucción de la memoria histórica del país que, en palabras del historiador Fernando Hidalgo Nistri, «ha perdido buena parte de su patrimonio documental».

Una fría mañana quiteña del 4 de mayo del 2019, en una cafetería que no sé si sobrevivió a la pandemia, Fernando Hidalgo Nistri me obsequió un ejemplar de La conquista del trópico. Exploradores y botánicos en el Ecuador del siglo XIX (PUCE, 2017). Realiza su más reciente aporte al conocimiento de la historia del país desde una perspectiva novedosa: los informes de viaje y observaciones científicas de William Jameson, el jesuita Luis Sodiro y Jules Rèmy. Lo he leído en estos días de tensa espera de la vacuna y de la segunda vuelta electoral.

Fernando Hidalgo Nistri tiene la gran capacidad de sorprendernos. Lo hizo con su libro La República del Sagrado Corazón. Religión, escatología y ethos conservador en Ecuador, en que renovó los estudios de la historia política del Ecuador al brindar atención a una corriente de pensamiento y acción política a la cual los estudiosos han brindado muy poca atención. El ethos conservador, además de un sistema de creencias de una élite, fue una iniciativa de organización de la sociedad, del sistema político y también de la vida cotidiana del Ecuador de 1850 a 1930: «fue el culto a la jerarquía y a la autoridad [e instituyó] una utopía autoritaria». Con el socialismo del siglo XXI, aquella utopía autoritaria retornó a la palestra.

Los lectores interesados en este libro pueden descargarlo gratuitamente haciendo clic aquí.

Volvamos a La conquista del trópico. En el estudio introductorio, Fernando Hidalgo Nistri destaca la necesidad de recuperar las fuentes históricas sobre Ecuador dispersas «por todo el mundo» y/o inaccesibles. Es un apostolado para enfrentar la apasionada destrucción de la memoria histórica del país que, en palabras del historiador, «ha perdido buena parte de su patrimonio documental».

Un planteamiento central de Fernando Hidalgo Nistri es la estrecha relación entre exploradores científicos —diferentes de los viajeros en busca de aventuras y experiencia exóticas— taxonomía y modernidad. Una mirada especializada que buscaba ordenar el caos aparente de la naturaleza, clasificando el reino Plantae en familias, géneros y especies, que se debió enfrentar por un lado a un pensamiento mágico de los indios (aunque Levi-Strauss demostró en El pensamiento salvaje, que no era para nada salvaje ni carente de lógica y que disponía de sistemas clasificatorios tan completos y complejos como los de la ciencia occidental) y las creencias de las élites nativas formadas en la Contrarreforma, que miraban con sospecha el trabajo de los exploradores científicos. Estamos hablando del siglo XIX.

Un apostolado para enfrentar la apasionada destrucción de la memoria histórica del país que, en palabras del historiador Fernando Hidalgo Nistri, «ha perdido buena parte de su patrimonio documental»

El pensamiento científico desmitificó y desacralizó la naturaleza, se la comenzó a mirar desde una perspectiva moderna: modernidad y progreso estaban indisolublemente ligados. Al hacerlo —tardíamente en el caso de Ecuador, si lo comparamos con Europa y con el norte del continente americano—, no solo que inscribió el conocimiento científico en los circuitos de academias, universidades y cenáculos científicos, sino que amplió los horizontes de la explotación de la naturaleza.

Siglo y medio después, los penosos y largos caminos recorridos por Jameson hacia la Amazonía y por Sodiro hacia la Sierra central y la Costa, hoy se recorren en un par de horas. Tena y Archidona están casi —como se decía antaño— a tiro de piedra. Y si la fuentes documentales para la historia de Ecuador han sido destruidas y expoliadas, la naturaleza que aquellos exploradores observaron, y cuyas especies coleccionaron y clasificaron, ha sido devastada en mayor medida que la historia documental.

Los andinos Polylepis se han convertido en una rara especie que sobrevive en páramos avasallados por la ganadería y la extensión de los cultivos de altura; los grandes árboles de nobles maderas de la Amazonía, ante los que se maravillaron, han seguido el camino de las madereras y hoy es casi imposible verlos en su esplendor y las aguas cristalinas de los ríos hoy son el sumidero de los desechos y derrames del petróleo; las altivas cumbres nevadas con sus inmemoriales glaciares se convierten rápidamente en rocas desnudas.

Ciencia, progreso, modernidad: hace un siglo eran ideas motivadoras no solo del primer mundo, sino de aquellas naciones que querían dejar atrás el pasado colonial y andino: era la consigna que llevaba implícito el dominio total del hombre sobre la naturaleza. Los sueños de la modernidad se convirtieron en una pesadilla que tiene nombres: cambio climático, extinción masiva de especies y una crisis civilizatoria sin respuestas posibles. Recorrer las páginas de La conquista del trópico nos pone en contacto con una naturaleza que debe ser imaginada puesto que ya no existe, y de un país que nunca encontró su camino.

[PANAL DE IDEAS]

Diego Chimbo Villacorte
Iván Flores Poveda
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Mariana Neira
Rubén Darío Buitrón
Gabriel Hidalgo Andrade
Giovanni Carrión Cevallos
Ernesto Carrión
Patricio Moncayo
Gonzalo Ordóñez

[RELA CIONA DAS]

Las gasolinas más caras y los sueldos más bajos están en los países socialistas
Mariana Neira
Cuando el Estado le falla a un niño torturado
Susana Morán
El febrescorreísmo y la izquierda folclórica sueñan con un golpe de Estado
Iván Flores Poveda
Lassoffshore
Álex Ron
Balda dice tener la ruta del dinero de Rafael Correa
Redacción Plan V
GALERÍA
Salvoconducto 19: Fernando Hidalgo Nistri y La conquista del trópico
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Salvoconducto 1
Carlos Arcos Cabrera
Salvoconducto 2
Carlos Arcos Cabrera
Salvoconducto 3 (entre Defoe y Camus)
Carlos Arcos Cabrera
Salvoconducto 4 (La decepcionante historia de Robinson Crusoe)
Carlos Arcos Cabrera

[MÁS LEÍ DAS]

Las razones por las que Bélgica es más paraíso fiscal que Panamá
Mariana Neira
Legisladores, pipones, diezmos y el retorno del amo
Mariana Neira
Cuando el Estado le falla a un niño torturado
Susana Morán
El febrescorreísmo y la izquierda folclórica sueñan con un golpe de Estado
Iván Flores Poveda