Back to top
22 de Septiembre del 2014
Ideas
Lectura: 4 minutos
22 de Septiembre del 2014
Oswaldo Toscano

Docente universitario, consultor empresarial, es miembro de Society for Neuroeconomics, titulado en administración de empresas. 

Sandokan y el mercantilismo
La British East India Company fue un producto más de un sistema en el cual los empresarios se ven compelidos a mantener un matrimonio con el poder para lograr sus objetivos y, a la vez, necesitan de la capacidad coercitiva de una autoridad fuerte y esta necesita de los ingresos que producen las tasas impositivas al comercio. Auténtico mercantilismo.

Emilio Salgari dio vida, en sus novelas, a Sandokan el pirata, personaje que tenía el propósito  de recuperar lo que le habían robado los ingleses, que en aquel tiempo ocupaban la India. Estos, no contentos con despojar al protagonista de sus bienes, asesinaron a toda su familia, y para colmo de enredos,  Sandokan se había enamorado de una bellísima dama inglesa, con lo cual el conflicto en su interior era doble.

Este culebrón, ambientado a mediados del siglo XIX, contaba en su argumento con la presencia de la British East India Company, que existió en la vida real, favorecida por una licencia que la reina de Inglaterra, Isabel I, otorgó a un grupo de hombres de negocios en el año 1600, con el propósito de garantizarles el monopolio del comercio con las Indias Orientales. Lo que era una empresa privada con potestades estatales  llegó a dominar hasta 1858 no solo la India sino Birmania, Hong Kong y Singapur. La Compañía contaba con su propio ejército, para eliminar a los revoltosos que se opusieran a sus planes en esas lejanas tierras.

Este tipo de monopolios legales eran usuales  en Europa del siglo XVII, caracterizada por el hundimiento de la economía feudal y el acrecentamiento del comercio, en ese contexto las ideas mercantilistas tomaron fuerza. De pequeños gremios artesanales que operaban en las ciudades y el dominio feudal en las zonas rurales en la baja edad media se dio paso a las grandes compañías; estos grupos económicos se vieron en la necesidad de contar con un Estado fuerte que facilitara protección a sus intereses comerciales mediante leyes, licencias, impuestos, etc., para mantener el monopolio del comercio local e internacional. La British East India Company  fue un producto más de este sistema en el cual los empresarios se ven compelidos a mantener un matrimonio con el poder para lograr sus objetivos y, viceversa, los empresarios necesitan de la capacidad coercitiva de una autoridad fuerte y esta necesita de los ingresos que producen las tasas impositivas al comercio.

En otra obra, la sátira del francés Frédéric Bastiat,  sobre la petición de los fabricantes de velas a la cámara de diputados de protección de la competencia desleal de un rival extranjero, el sol, por su capacidad superior de inundar de luz su mercado natural a un precio considerablemente reducido afectando de forma directa su nivel de ventas, nos muestra la lucha intelectual contra la predominancia de estas ideas en el poder político y económico de la época. Más adelante, Adam Smith trabajaría en pos del mismo objetivo.

Actualmente, el uso mayúsculo del proteccionismo a las industrias locales que recorre como virus algunas economías del continente rememora estás ideas mercantilistas. Así, tenemos al poder económico asociado con el poder político para obtener beneficios de este último, mediante regulaciones que buscan eliminar a los rivales comerciales; es triste ver a empresarios que están contratando lobistas cuando deberían estar contratando mercadólogos.  Todo esto afectando la libre elección individual de cuáles bienes o servicios consumir y afectando a los empresarios más eficientes que no se benefician de este sistema.

Las frases como “fortalecimiento de la industria nacional” o  “consumir lo nacional” son solo un déjà vu de un disfraz que los mercantilistas usan para esconder sus ideas económicas desde hace 500 años.

GALERÍA
Sandokan y el mercantilismo
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Minuto a minuto sobre el coronavirus 28/05
Redacción Plan V
Coronavirus: El Oro y el peor abril de su historia
Redacción Plan V
Minuto a minuto sobre el coronavirus 27/05
Redacción Plan V
Guayas, entre las zonas más golpeadas del mundo junto con Bérgamo y Nueva York
John Cajas-Guijarro

[MÁS LEÍ DAS]

Contratación pública: tarimas, trajes de baño y hasta cursos de francés en plena pandemia
Leonardo Gómez Ponce - Observatorio de Gasto Público
Coronavirus: Ecuador es el país con mayor letalidad en Sudamérica; Santa Elena tiene el mayor aumento de muertes
Redacción Plan V
Las historias desconocidas de la pandemia en Manabí
Redacción Plan V
El COVID-19 y la grave amenaza de la disolución social y nacional
Redacción Plan V