Back to top
12 de Diciembre del 2018
Ideas
Lectura: 4 minutos
12 de Diciembre del 2018
Juan Cuvi

Master en Desarrollo Local. Director de la Fundación Donum, Cuenca. Exdirigente de Alfaro Vive Carajo.

Se viene el TLC con China
La ruta para el aperturismo indiscriminado fue trazada por el anterior gobierno. Una vez que se consolidó el modelo de economía monopolizada y que se desmanteló a los movimientos sociales que podían resistirse al despojo, el siguiente paso fue la transnacionalización del comercio exterior. La firma del TLC con la Unión Europea fue –como muchos lo advertimos– la punta del iceberg del entreguismo comercial del país. Lo demás viene por añadidura.

Por fortuna, el ministro de Comercio Exterior no ha ocultado los objetivos del viaje presidencial a China. Pablo Campana lo viene anunciando desde hace tiempo: hay que llegar a un acuerdo comercial con la potencia asiática y, de paso, allanar el camino para un Tratado de Libre Comercio con Estado Unidos. En buena hora nos anticipa el esquema económico que quiere aplicar el gobierno. Así sabremos por dónde nos caerá el costalazo.

La ruta para el aperturismo indiscriminado fue trazada por el anterior gobierno. Una vez que se consolidó el modelo de economía monopolizada y que se desmanteló a los movimientos sociales que podían resistirse al despojo, el siguiente paso fue la transnacionalización del comercio exterior. La firma del TLC con la Unión Europea fue –como muchos lo advertimos– la punta del iceberg del entreguismo comercial del país. Lo demás viene por añadidura.

De poco sirvió la verborrea izquierdista del expresidente Correa. Lo que al final primó en su gobierno fue un modelo de acumulación que se venía consolidando desde tiempos de Lucio Gutiérrez, una vez que la economía salió del shock de la dolarización. Han sido los grandes grupos económicos los que han marcado el paso. Basta revisar el reciente libro de John Cajas Guijarro Los capos del comercio para constatar la línea de continuidad que se ha producido desde inicios de siglo.

Los –eufemísticamente– denominados acuerdos comerciales con las grandes potencias tienen una condición intrínseca de desigualdad. Operan eficazmente para los sectores de la economía con alta capacidad financiera y tecnológica. Sobre todo, para aquellas empresas que tienen una inserción previa en los circuitos comerciales globales. Los demás productores quedan anclados a una dependencia caprichosa de la demanda internacional.

Ya está sucediendo, por ejemplo, con los productores lecheros nacionales. Las últimas movilizaciones de ese sector tienen relación con los impactos de la penetración en nuestro mercado de los excedentes lácteos de los productores europeos.

Si así comenzamos con este tratado comercial, hay que alarmarse con lo que ocurrirá luego de los acuerdos con la primera potencia comercial del planeta. Los chinos no solo tienen la capacidad de inundar nuestro mercado con productos baratos; intervienen con una lógica implacable frente a los derechos laborales y ambientales. Las denuncias al respecto son interminables, y no solo en nuestra geografía.

En ese sentido, el país necesita de mínimas certidumbres sobre lo que se estaría negociando en China. Las gigantescas inversiones de las que habló el presidente Moreno insinúan un escenario de dependencia mayor y más vulnerable. ¿Qué daremos a cambio? Ingenuo sería obviar las implicaciones geopolíticas que acarrean estas decisiones. La confrontación mundial entre China, Rusia y los Estados Unidos se está calentado peligrosamente. La intervención en Venezuela es solamente la punta del ovillo de un conflicto estratégico.
Cuando Correa entregó el país a los chinos yo advertí sobre la amenaza que se cernía sobre nuestra joya geopolítica: las islas Galápagos. La amenaza sigue latente. Peor aún si para negociar un TLC con China tendremos que hacer concesiones secretas, como la que se hacen en todo “acuerdo” comercial.

[PANAL DE IDEAS]

Julian Estrella López
Fernando López Milán
Alexis Oviedo
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Patricio Moncayo
Alfredo Espinosa Rodríguez
Francisco Carrión Mena
Giovanni Carrión Cevallos

[RELA CIONA DAS]

Hotel Quito: ¿qué es lo que quiere construir ahí la empresa china CRBC?
Redacción Plan V
El TLC con China: ¿Exportaciones a cambio de basura?
Manuel Novik
Una diplomática de carrera es la nueva embajadora del Ecuador en China
Redacción Plan V
Ecuador a punto de ser devorado por el insaciable dragón chino
Gustavo Isch
El «Nobel de economía» y la revancha de la economía neoclásica (2)
Julio Oleas-Montalvo
GALERÍA
Se viene el TLC con China
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Cristian Paula: "no hay adoctrinamiento LGBT, pero los padres pueden escoger la escuela que quieran"
Fermín Vaca Santacruz
15 hechos desconocidos sobre el crimen de Fernando Villavicencio
Redacción Plan V
María Brown: en Ecuador, siete de cada diez estudiantes no aprenden (Parte I)
Juan Carlos Calderón
Ecuador, uno de los pocos países al margen del control del comercio de armas
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Narcotráfico: el bombazo en México y la onda expansiva en Ecuador
Redacción Plan V
Acerca de los acuerdos con Estados Unidos y la lucha contra el crimen organizado
Gonzalo Salvador Holguín
La Asamblea blindó nuevamente los bienes producto de la corrupción
Redacción Plan V
Casa de la Cultura Ecuatoriana: de la sinergia a la entropía
Pocho Álvarez