Back to top
25 de Noviembre del 2019
Ideas
Lectura: 6 minutos
25 de Noviembre del 2019
Rodrigo Tenorio Ambrossi

Doctor en Psicología Clínica, licenciado en filosofía y escritor.

Ser bachiller: el camino de la incertidumbre
0
Si bien es cierto que los puntajes han mejorado paulatinamente en los ultimos años, el tema fundamental estaría en la urgencia de producir cambios radicales, no precisamente en la prueba, sino en el sistema educativo en sí mismo.

Nuevamente está en la palestra social y política el tema del ingreso a las universidades y el del valor de la prueba Ser bachiller por la que pasan los miles de chicas y muchachos que cada año lectivo terminan el bachillerado y que desean ingresar a la universidad. Un tema que se repite en estas fechas cuando se piensa en que, luego de pocos meses, miles de ellos terminarán su secundaria y querrán seguir una carrera universitaria. 

No se trata de un momento cualquiera. La decisión posee características existenciales. En ese instante, una nueva generación se decide por su futuro. Este futuro es tambiém el futuro del país. 

La verad es que, de suyo, las puertas de las universidades estatales no están abiertas para todos. También es cierto que la inmensa mayoría de nuevos bachilleres no estará en capacidad de ingresa a instituciones paticulares que cuentan con sus propias normas académicas y económicas para aceptar a los aspiranes. 

En los espacios oficiales, ya se oyen voces que piden una revisión de la prueba ser bachiller armada en tiempos del correato por un grupo muy poco democrático y totalmente sometido al espíritu prepotente de Corea. Ese mismo espíritu que primó en la organización de la educación superior. Fueron los tiempos de la omnipotencia y de la omniciencia del poder estauido y también de sus adláteres y sus mensajeros. 

Si lo dice Rosa María Torres, hay que tomarlo muy en serio. En una de sus investigaciones, no duda en calificar de malos los resultados de la prueba Ser bachiller. Y es que se trató de un proceso realizado no prcisamente desde una perspectiva social de la educacióm en el país sino desde una visión sesgada desde el correato que se había propuesto rehacer el país de pies a cabeza pues, antes de él, reinaba el caos. Cuando se parte de tal principio, las cosas no salen bien pues el proceso se halla atravesado por un feo y ciego narcisismo. 

Si bien es cierto que los puntajes han mejorado paulatinamente en los ultimos años, el tema fundamental estaría en la urgencia de producir cambios radicales, no precisamente en la prueba, sino en el sistema educativo en sí mismo.

A no todos los estudiantes les agradan todas las asignatura que hacen el bachillerato ni tampoco tienen suficientes aptitudes para todas ellas. Unos “nacen” con fobia a las matemáticas mientras otros disfrutan de los numeros o de la literatura o la de historia. Y desde ahí organizan su futuro académico e incluso existencial. Pero al poder y sus representantes no les interesan estas subjetividades. Para ellos, todos los bachilleres han estudiando lo mismo y, por,ende, deben saber bien cada una de las materias estudiadas y más aun aquellas que tendrian que ver con sus deseos y perspectivas profesionales. 

Para algunos poderes, eso de los gustos por ciertas asignaturas y la fobia a otras, no solamente que no tiene nada de académico, sino que, en principio, lo contradice. Magister dixit. Y los del correatos fueron todos infalibles, inclusive cuando groseramente se equivocaban. Desde este principio, la prueba Ser bachiller es única y, por ende, inapelable. Inapelable y universal para tiros y troyanos. 

Si bien es cierto que los puntajes han mejorado paulatinamente en los ultimos años, el tema fundamental estaría en la urgencia de producir cambios radicales, no precisamente en la prueba, sino en el sistema educativo en sí mismo.

Lo dice Elsa María: “Estamos frente a la necesidad de cambios radicales al sistema educativo ecuatoriano. Si tomamos en serio estas pruebas, si están midiendo algo importante y si lo están haciendo bien, entonces tenemos una situación crítica en materia de aprendizajes escolares”. 

Desde luego, es urgente una revisión absoluta del contenido académico del bachillerato. Porque los buenos rendimientos en las pruebas no necesariamente remiten a la bondad del sistema. En efecto, muchos estudiantes se preparan con profesores extras para la superar la prueba. 

¿Ha pensado el poder en lo que significarán económica y afectivamente para la familia los gastos que implican la preparación para la prueba? Pero este es un tema que no interesa precisamente al poder que no va a perder un minuto de su sueño por estas nimiedades sociales, familiares y personales. En sus discursos de marras nunca deja de hablar de su inmensa preocupación por el estado de la economía familiar. Sin embargo, no quiere saber nada de cuánto gastan las familias en cursos particulares de preparación para la prueba Ser bachiller. La contradicción en los términos es propia de la lógica del poder.

Por supuesto y fatalmente, no todos los que invirtieron en su preparación aprobarán el examen. Pero, desde luego, tampoco este es un asunto que quite una hora de sueño al poder. Siempre tendrá cosas supuestamente trascendentales en las que hay que poner no solo atención sino también mucho dinero.

[PANAL DE IDEAS]

Gabriel Hidalgo Andrade
Carlos Arcos Cabrera
Mariana Neira
Luis Córdova-Alarcón
Pablo Piedra Vivar
Wladimir Sierra
Carlos Rivera
Simón Ordóñez Cordero
Fernando López Milán
Alexis Oviedo
Rodrigo Tenorio Ambrossi

[RELA CIONA DAS]

Estudiantes y maestros en la aventura de las aulas virtuales
Redacción Plan V
COVID19: La aldea global
Redacción Al grano
¿Qué pasará con Ser Bachiller, tras el escándalo de la filtración?
Redacción Plan V
Educación: la Cenicienta de la política
Rodrigo Tenorio Ambrossi
El laberinto de Yachay: ¿una apuesta perdida?
Redacción Plan V
GALERÍA
Ser bachiller: el camino de la incertidumbre
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Escasos datos de informe demuestran “aumento desproporcionado” de defunciones en Guayas
Susana Morán
Así funcionan los monitoreos de celulares que el Gobierno usa para vigilar la epidemia
Redacción Plan V
Los cuatro pilares de la respuesta a la pandemia
Pablo Andrés Martínez* razonpublica.com
El subempleo explica por qué al guayaquileño le cuesta más la cuarentena
Por Revista Gestión

[MÁS LEÍ DAS]

Coronavirus: La odisea de los primeros tres recuperados en Ecuador
Susana Morán
Esta es la historia no contada de la paciente 0 en Ecuador
Redacción Plan V
Minuto a minuto todo sobre el coronavirus en Ecuador
Redacción Plan V
¿Cuánto tiempo podrán el Ecuador y el mundo sostener la cuarentena?
Redacción Plan V