Back to top
6 de Febrero del 2018
Ideas
Lectura: 6 minutos
6 de Febrero del 2018
Rodrigo Tenorio Ambrossi

Doctor en Psicología Clínica, licenciado en filosofía y escritor.

Si así llueve, que no escampe
Es absolutamente indispensable que se destape, de una vez por todas, la gran cloaca del correísmo para que el país se cure de su propia maldad y de la pérfida política de una década atravesada por la fatuidad perversa del discurso de las manos limpias.

Todavía llueve poco, demasiado poco para la gran lluvia nueva que el país espera que caiga sobre el cuerpo del país, esa lluvia en la que se han colocado las esperanzas de justicia y de saneamiento. Lo de Glas fue importante, pero no suficiente. Quizás demasiado insuficiente para lo que se sabe, se sospecha y se requiere. Porque ya no es posible ni pensar que podría caer sobre el país otro velo de silencio y de complicidad que tape el horrible panorama de la corrupción y que impida que su pestilencia ya no nos llegue. El presidente Moreno forma parte de quienes deberán poner luz en las pérfidas tinieblas del correísmo.

Es absolutamente indispensable que se destape, de una vez por todas, la gran cloaca del correísmo para que el país se cure de su propia maldad y de la pérfida política de una década atravesada por la fatuidad perversa del discurso de las manos limpias.

El país necesita ver que el sistema judicial pesca peces grandes, y no pequeñas truchas que sirven para la necesidad de escándalo de unos o como distractores para otros. Pero con eso el país no va a saciar su hambre de justicia y de purificación. Es cierto que día tras día asoman las noticias de las millonarias sumas de dinero queentraron a formar parte de los bendecidos bolsillos de ciertos funcionarios del tiempo mágico de Correa en el que sí era posible robar a dos manos sin que él, por sus conocidas deficiencias visuales y de olfato, no se diera cuenta. Él andaba predicando su décima cruzada por la verdad y la honorabilidad para que sus allegados se despachen sin temores las riquezas del país. Qué admirable que un presidente que durante una larga década se metía hasta en la vida privada de los ciudadanos, no se hubiese enterado de lo que se hacía con los dineros del Estado. 

La corrupción de los poderosos es horripilante, vergonzosa. Otro velo se ha corrido y aparecen dos hermanos que, además de estar en el grupo de colaboradores directos del presidente Correa, pusieron a su servicio su imprenta, es decir, su negocio para hacer pingües negocios con el gobierno. De comunes y corrientes ciudadanos dueños de una pequeña empresa, de pronto facturan millones. ¡Eso es hacer negocios mientras la inmensa mayoría, apenas si sobrevive con lo suyo. ¿Coincidencia que luego uno sea responsable de la comunicación y que disponga de su empresa para ello? Y Correa está ahí, de cuerpo entero, y sin embargo no sabe nada de nada. Mientras él no cesaba de predicar a gritos y con amenazas su evangelio de las manos limpias, los corazones ardientes de la corrupción se llevan el país en andas. 

¡Esa es la verdadera y eficaz clarividencia empresarial de quien sabe en dónde poner la canasta de huevos y cómo empollarlos para que ahí aparezcan, no miserables pollitos, sino elefantes, tiburones, dinosaurios fabricados con millones de dólares! Eso es poseer la verdadera e envidiable clarividencia para los negocios. De la noche a la mañana, uno de ellos ya se encuentra enancado en la administración pública participando muy activamente de sus incomparables beneficios. Mientras el presidente rompía periódicos, humillaba a la prensa corrupta, se apropiaba de emisoras, de canales de televisión, sus amigos encargados de la publicidad presidencial sembraban hipocresías y cosechaban fortunas. Por supuesto, a espaldas del presidente que nunca se enteró de qué manera se enriquecían no pocos de sus fieles servidores y amigos. ¿Cómo podría haberse enterado si a tiempo completo se dedicó a predicar su religión de la honorabilidad y la virtud?   

No podía acontecer de otra manera porque la corrupción surge necesariamente cuando el poder se coloca de espaldas a la ley con la clara intención de distraer al pueblo. ¿Tendrá sus manos limpias como no cesaba de afirmar? 

Se debería deducir que en el gobierno de AP no había lugar para la honorabilidad, la honradez y la fidelidad al país. Por eso soñaron en que Moreno sea tan solo un fantoche dedicado a construir murallas de humo y de impunidad hasta el retorno definitivo del gran héroe del 30S. El héroe que rápidamente aprendió a construir con la verborrea cortinas de humo para salvaguardar a sus allegados.

Luego de la consulta del último domingo, es lógico pensar que el presidente Moreno  dividirá su tiempo en un antes y en un después. Porque los resultados lo fortalecen, Ahoraya no lo respalda tan solo una parte de AP sino una parte importante del país. Esto es lo que Moreno debería tomar muy en serio en la reorganización de su política y de su equipo de trabajo. Porque ya no está en el gobierno tan solo por los votos de AP sino que una parte muy importante del país le da dado su voto de confianza.

[PANAL DE IDEAS]

Pablo Piedra Vivar
Alfredo Espinosa Rodríguez
Carlos Rivera
Gabriel Hidalgo Andrade
Fernando López Milán
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Alexis Oviedo
Gonzalo Ordóñez

[RELA CIONA DAS]

Alexis y Fabricio, en un nuevo round
Cuando las élites dejan de representar a las personas
Gonzalo Ordóñez
Las razones de las bajas notas de los jueces de la Corte Nacional
Redacción Plan V
El asalto
Gonzalo Ordóñez
El caso Waters: ¿pueden los fiscales y policías ecuatorianos acusar por acusar?
Redacción Plan V
GALERÍA
Si así llueve, que no escampe
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

El rifi rafa entre Correa y Lasso por el SER Bachiller
Los círculos abiertos de La escalera de Bramante
Juan Carlos Calderón
Los sueños de la frontera norte siguen en papeles
Susana Morán
Los informes sobre octubre se acumulan sin gestión legal o política
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

El laberinto de Yachay: ¿una apuesta perdida?
Redacción Plan V
La "década ganada" de los grupos económicos ecuatorianos
Redacción Plan V
7 claves para entender la polémica por los sobrevuelos norteamericanos
Redacción Plan V
Así es el centro cultural que Irán promueve en Quito
Redacción Plan V