Back to top
24 de Abril del 2022
Ideas
Lectura: 4 minutos
24 de Abril del 2022
Mario Melo

Decano de la Facultad de Jurisprudencia de la PUCE y asesor legal de Fundación Pachamama.  Abogado del Pueblo Kichwa de Sarayaku y de otras víctimas ante el Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

Sobre el habeas corpus y otras garantías
0
Los funcionarios judiciales ahora claman por desviar la mirada acusadora de la opinión pública hacia la institución del habeas corpus y las otras garantías jurisdiccionales y proponen, si no eliminarlas, por lo menos restringirlas, moderarlas, cortarles las uñas y los dientes. Para ellos, como siempre, la calentura está en las sábanas.

El habeas corpus, la acción de protección, el habeas data, la acción de acceso a la información, así como otras garantías jurisdiccionales, son mecanismos previstos en la Constitución para brindar amparo directo y eficaz frente a la vulneración derechos constitucionales.

Son, por tanto, acciones creadas en favor de víctimas. De personas cuyos derechos fudamentales  y la dignidad que los sustenta, han sido violados por un acto u omisión del Estado o, en algunos casos graves, de particulares. Buscan que un juez declare la vulneración y mande a reparar integralmente los daños que se hayan causado.

Las garantías jurisdiccionales son muy importantes en los estados democráticos porque ponen límites al ejercicio abusivo del poder. Por ello, los altos tribunales internacionales, los organismos de supervisión de los tratados de derechos humanos y en nuestro país la Corte Constitucional, se han preocupado por establecer estándares para que se entienda mejor su contenido y alcance. Actualmente dicho contenido y alcance, así como el procedimiento para tramitar las garantías está claro en la legislación y en la jurisprudencia constitucional.

Lo que no queda claro es porqué algunas personas poderosas, por su trayectoria política, económica, delincuencial o por todas ellas en conjunto, se benefician de una garantía jurisdiccional, en concreto el habeas corpus, obteniendo sentencias que rompen con el trámite y con los criterios de aplicación establecido en las normas y en los precedentes constitucionales obligatorios.

Los funcionarios judiciales ahora claman por desviar la mirada acusadora de la opinión pública hacia la institución del habeas corpus y las otras garantías jurisdiccionales y proponen, si no eliminarlas, por lo menos restringirlas, moderarlas, cortarles las uñas y los dientes

Mediante sentencias injurídicas, jueces que no cumplen con los estándares establecidos para que en ellos radique la competencia, se permiten resolver habeas corpus que desnaturalizan su alcance, para devolver la libertad a quienes no lo merecen.

¿A quien hay que atribuir la culpa? Evidentemente a los jueces que pronuncian esas sentencias haciendo interpretaciones torcidas de los precedentes constitucionales para tratar de justificar lo injustificable. También a las entidades responsables de haberlos seleccionado, haberlos contratado, de haberlos capacitado para el cargo. Y de aquellos que tienen potestades legales para supervisar su trabajo y eventualmente sancionarlos y destituirlos.

Pero son precisamente esos funcionarios quienes ahora claman por desviar la mirada acusadora de la opinión pública hacia la institución del habeas corpus y las otras garantías jurisdiccionales y proponen, si no eliminarlas, por lo menos restringirlas, moderarlas, cortarles las uñas y los dientes. Para ellos, como siempre, la calentura está en las sábanas.   

La verdad sea dicha: el habeas corpus y las otras garantías jurisdiccionales están bien como están, sin perjuicio de que siempre puedan ser perfeccionadas.  Los que está mal son los jueces que las aplican desnaturalizándolas, desoyendo lo que dice la Constitución, la Ley Orgánica de Garantías Jurisdiccionales, los precedentes constitucionales y los estándares internacionales de derechos humanos. Las más de las veces por crasa ignorancia, por falta de estudio, de dedicación al Derecho. En algunas otras, lamentablemente, evidenciado mala fe.

La ciudadanía no va a caer en la ingenuidad de creer que restringiendo el habeas corpus se va a evitar la impunidad. Lo único que puede evitar que los actos delincuenciales queden impunes, es tener una justicia honesta y preparada que actúe de manera oportuna y apegada al Derecho. 

[PANAL DE IDEAS]

Andrés Quishpe
Alfredo Espinosa Rodríguez
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Giovanni Carrión Cevallos
Pablo Piedra Vivar
Carlos Arcos Cabrera
Fernando López Milán
Rubén Darío Buitrón
Patricio Moncayo
Mariana Neira
Alexis Oviedo

[RELA CIONA DAS]

El habeas corpus de un sentenciado por asesinato podría dejar en libertad a Jorge Glas
Redacción Plan V
No somos terroristas
Comité de Familiares y Amigos de los Hijos e Hijas de Mayo
Jorge Glas recibió 286 atenciones mientras estuvo en la cárcel de Latacunga, según Salud
Redacción Plan V
El habeas corpus a Glas abre el debate sobre el abuso de recursos legales
Fermín Vaca Santacruz
Traición a la patria
Fernando López Milán
GALERÍA
Sobre el habeas corpus y otras garantías
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Ecuador evalúa el nuevo escenario de la lucha antidrogas frente a Gustavo Petro
Redacción Plan V
El círculo jurídico de Leandro Norero impulsó el habeas corpus para Jorge Glas
Redacción Plan V
La advertencia de Aparicio Caicedo a Raúl González para que renuncie: "vas a ver lo que pasa"
Redacción Plan V
Inundaciones al norte de Quito, una zona de expansión urbana
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

El círculo jurídico de Leandro Norero impulsó el habeas corpus para Jorge Glas
Redacción Plan V
Los pecados del boom inmobiliario de Quito según la Contraloría
Redacción Plan V
Bien Futuro: Una nueva fórmula para tener casa propia que reducirá el precio de las viviendas
Redacción Plan V
¿Qué hay detrás del juicio político del correísmo contra la Judicatura?
Redacción Plan V