Back to top
1 de Octubre del 2015
Ideas
Lectura: 4 minutos
1 de Octubre del 2015
Arturo Moscoso Moreno

Abogado y politólogo

¿Somos democracia? *
Las autoridades no han sido capaces de dar respuestas claras sobre lo que realmente sucedió ese día, e incluso se pretende hacernos creer que lo que hubo fue un intento de golpe de estado en lugar de una revuelta policial. La familia de las 5 víctimas del 30S no tienen ni siquiera el consuelo de que sus muertes hayan sido aclaradas.

La impunidad es la imposiblidad de castigar o sancionar a los culpables de un delito o crimen y por lo tanto, es también la negación a las víctimas de la posibilidad de ser reparadas, derecho fundamental de todo ser humano.

La impunidad es común en países como el nuestro, en el que el poder judicial carece de independencia, así como los órganos de control que deberían vigilar el cumplimiento y el imperio de la ley. Evidentemente, no podemos hablar de democracia en un país el que los organos de administración de justicia y de control de la legalidad no son independientes y en el que se violan derechos fundamentales impunemente.

Froilán Jimenez tenía 28 años cuando, en cumplimiento de su deber, “rescatando” al Presidente Correa del hospital de la policía, un impacto de bala en el pecho acabó con su vida ante los atónitos ojos de todos quienes mirábamos la televisión la noche de ese fatídico 30 de septiembre de 2010. Tenía un pequeño hijo de dos años, Gabriel, que ahora crece sin padre, alimentándose de las anécdotas que su atribulada madre, Mabel, le pueda contar. Diciéndole tal vez que su padre murió como un héroe, pero ¿cómo explicarle a ese pequeño niño que no conocerá a su padre?

Froilán también era el sostén y apoyo de su madre, Flor. Ya no cuenta con él, no será más su apoyo y no lo verá nunca más. Enterró a su hijo, la peor pesadilla de una madre hecha realidad.

Ese día hubo 4 muertos más: Edwin Calderón, Jacinto Cortez, Darwin Panchi y Juan Pablo Bolaños.

Todos hijos, padres, hermanos. Sus muertes llenaron de dolor sus hogares. Han pasado cinco años y en el ínterin se sentenció a prisión al ex asambleísta Clever Jiménez, a su asesor Fernando Villavicencio y al Dr. Carlos Figueroa por poner en duda la versión oficial sobre en quién recae la responsabilidad de los hechos suscitados ese día; también se condenó a Fidel Araujo a tres años de prisión por supuestamente haber incitado a la rebelión ese 30 de septiembre; y, hasta el momento, 179 personas han sido declaradas culpables por la revuelta policial. Ninguno ha sido responsabilizado o procesado por la muerte de Froilán.

Tampoco sabemos quién mató a Edwin, a Jacinto, a Darwin, a Juan Pablo, ni quién ordenó disparar al hospital, así como no conocemos quién ordenó limpiar el lugar de los hechos en la madrugada siguiente. Las autoridades no han sido capaces de dar respuestas claras sobre lo que realmente sucedió ese día, e incluso se pretende hacernos creer que lo que hubo fue un intento de golpe de estado en lugar de una revuelta policial. La familia de las 5 víctimas del 30S no tienen ni siquiera el consuelo de que sus muertes hayan sido aclaradas.

La falta de esclarecimiento de lo acontecido ese 30 de septiembre de hace 5 años, la impunidad que rodea las muertes de los caídos, todo ese dolor ¿merecen llamarse “democracia”? ¿Somos democracia?

*Una versión previa de este artículo se publicó en el desaparecido Diario Hoy en septiembre de 2011. Es muy revelador que la impunidad en que se encuentran las muertes de los 5 caídos el 30 de septiembre de 2010 sea motivo de un artículo similar 4 años después.

[PANAL DE IDEAS]

Luis Córdova-Alarcón
Alfredo Espinosa Rodríguez
Consuelo Albornoz Tinajero
Fernando López Milán
Patricio Moncayo
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Iván Flores Poveda
Carlos Rivera
Andrés Jaramillo C.
Alexis Oviedo

[RELA CIONA DAS]

Adaptarse a lo terrible
Fernando López Milán
Infocracia o el fin de la democracia
Álex Ron
El Salvador: filtración de base de datos apunta a abusos a gran escala
Human Rights Watch/HRW
La crisis de seguridad como síntoma de erosión democrática
Luis Córdova-Alarcón
El destino siniestro de las políticas de “mano dura”
Luis Córdova-Alarcón
GALERÍA
¿Somos democracia? *
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

El Gobierno cree que señalamientos de Zurita responden a agenda mediática
Redacción Plan V
¿Qué pasó con el millón de dólares que Ecuador depositó en la ONU?
Redacción Plan V
Perro voto: ¿qué podemos esperar este 5 de febrero?
Gustavo Isch
Minería: éstos son los puntos calientes en Ecuador
Manuel Novik

[MÁS LEÍ DAS]

Caso Encuentro: el informe de Anticorrupción señala al entorno de Hernán Luque
Redacción Plan V
Esta es la historia del candidato ‘Faracho’, asesinado en medio de la creciente violencia en la campaña
Redacción Plan V
Jorge Yunda: un concierto cantando una campaña
Fermín Vaca Santacruz
Alcaldía de Quito 2023: estos son los postulantes y sus propuestas
Redacción Plan V