Back to top
24 de Abril del 2022
Ideas
Lectura: 4 minutos
24 de Abril del 2022
Fernando López Milán

Catedrático universitario. 

Traición a la patria
0
Nebot y Lasso también se reunieron con el prófugo Correa y, al hacerlo, mandaron a los ciudadanos el mensaje de que los criminales son actores políticos. Y no actores de segunda fila, sino protagonistas. Ellos, los que habían atentado de múltiples maneras contra la ciudad, la “polis”, que es el objeto de la política.

Como si fueran quintacolumnistas infiltrados en las instituciones públicas, durante años han venido minando los cimientos del Estado de derecho en el país. Son jueces y políticos. Jueces y políticos, cuya misión dentro del Estado es proteger y colaborar con los criminales.

Recientemente, los quintacolumnistas infiltrados en la Asamblea Nacional amnistiaron, haciendo un uso doloso de la ley, a incendiarios, secuestradores y abusadores sexuales. Otros, infiltrados en los juzgados de Manglaralto y Guayaquil, liberaron al jefe de sicarios de una de las bandas de narcotraficantes más grandes y peligrosas de Ecuador, Junior Roldán, alias “JR”, y a uno de los ladrones mayores de toda nuestra historia republicana: el exvicepresidente de la república, Jorge Glas.

Rafael Lucero, jefe de la bancada legislativa de Pachakutik, viajó hace unos días a México para negociar con el prófugo de la justicia ecuatoriana, Rafael Correa. Al volver, sus coidearios le quitaron la jefatura de la bancada, pero no lo sancionaron, pues, dijeron, “traía buena información”. Según eso, Lucero no habría estado negociando con un criminal, sino “haciendo inteligencia”. Sí, Nebot y Lasso también se reunieron con el prófugo y, al hacerlo, mandaron a los ciudadanos el mensaje de que los criminales son actores políticos. Y no actores de segunda fila, sino protagonistas. Ellos, los que habían atentado de múltiples maneras contra la ciudad, la “polis”, que es el objeto de la política.

Nebot y Lasso también se reunieron con el prófugo Correa y, al hacerlo, mandaron a los ciudadanos el mensaje de que los criminales son actores políticos. Y no actores de segunda fila, sino protagonistas. Ellos, los que habían atentado de múltiples maneras contra la ciudad, la “polis”, que es el objeto de la política

El presidente de la Corte Nacional de Justicia, Iván Saquicela, pidió al Consejo de la Judicatura y a la Fiscalía que investiguen a la juez de Santa Elena, Érika Haydee Moriel, por haber entregado, de manera irregular, un habeas corpus en favor de un delincuente holandés, que estaba en proceso de extradición. ¿Por qué Saquicela no hizo lo mismo en el caso de Jorge Glas, o de “JR” y, en lugar de eso, se limitó a decir que pediría a la Corte Constitucional que precise el uso de esta figura jurídica?

La decisión del juez de Guayaquil, Enrique Moreira, de liberar a “JR”, ha provocado, hasta el momento, al menos tres asesinatos. Pero el juez que lo liberó contraviniendo la ley se autocalifica de “garantista”.

Los políticos y los jueces, sobre todo los jueces, al usar de manera fraudulenta la ley para proteger a los criminales están cometiendo un acto equivalente a la traición a la patria. Este acto es mucho, muchísimo más grave que el llamado “error inexcusable”, más grave que la asociación ilícita, más grave que el narcotráfico.

¿Por qué es tan grave el uso fraudulento de la ley por parte de servidores públicos con el propósito de proteger a los criminales más dañinos? Porque impide que seamos pueblo. Cicerón definía al pueblo como un grupo de personas unidas por un derecho común. Es decir, por una ley que sirve a todos por igual y que es igual para todos.

El uso criminal que de la ley hacen los jueces y políticos nos separa, nos aísla, nos debilita como pueblo y nos hace vulnerables a cualquier tipo de amenaza interna y externa. El uso fraudulento de la ley es una forma de traición a la patria. Debe, pues, ser tipificado como un delito especial, uno de los más graves que puede cometer una persona contra la comunidad política.

[PANAL DE IDEAS]

Fernando López Milán
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Luis Córdova-Alarcón
Julian Estrella López
Carlos Arcos Cabrera
Andrés Quishpe
Alfredo Espinosa Rodríguez
Consuelo Albornoz Tinajero
Gabriel Hidalgo Andrade
Diego Chimbo Villacorte

[RELA CIONA DAS]

Los artífices de la consulta popular y sus intenciones
Alfredo Espinosa Rodríguez
La chauchera política del presidente Lasso
Gustavo Isch
Una enmienda ambiental para proteger el agua
Redacción Plan V
A Lasso le falta roce popular
Juan Cuvi
Una consulta que no cambiará nada
Gustavo Isch
GALERÍA
Traición a la patria
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Dos indicios y el rastreo de la señal del celular de Cáceres llevaron al cuerpo de María Belén Bernal
Redacción Plan V
La violencia infecta al país
Hugo Marcelo Espín Tobar
Consulta: el Gobierno le hace un guiño a indígenas y campesinos con las compensaciones ambientales
Redacción Plan V
Mujeres en el plantón por María Belén Bernal: “Y de la Policía, ¿quién nos cuida?”
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

¿Cómo escapó el policía Germán Cáceres? Y los datos oficiales inexactos sobre la desaparición de María Belén Bernal
Redacción Plan V
¿Crimen de estado?
Gabriel Hidalgo Andrade
¿Escuela de formación policial?
Diego Chimbo Villacorte
Mujeres en el plantón por María Belén Bernal: “Y de la Policía, ¿quién nos cuida?”
Redacción Plan V