Back to top
4 de Enero del 2021
Ideas
Lectura: 5 minutos
4 de Enero del 2021
Giovanni Carrión Cevallos

Economista y Magister en Estudios Latinoamericanos.
@giovannicarrion

Un baño de verdad…
0
Así iniciamos este año 2021, si bien en medio del abrazo y de los buenos deseos propios de estas festividades, no obstante, el estado de la nación habla de una economía que se contrae en el 2020 en al menos un 9,5% del PIB y con una proyección de crecimiento del 3,1% para 2021.

Que la actual pandemia haya sorprendido a los países alrededor de todo el mundo, en muchos casos, con poca capacidad de respuesta frente a este enemigo invisible, es un aspecto inobjetable. Sin embargo, ahora, una y otra vez, se usa, como muletilla y a modo de justificación por parte de la esfera oficialista, aquello que nadie estuvo preparado para enfrentar un problema de esa magnitud. Y así, sin más se licúan responsabilidades y se esconden ineficiencias de todo tipo.

Pero en el caso del Ecuador la tragedia ha sido mayúscula. A más de los efectos devastadores que tiene la pandemia en el ámbito de la economía y de la salud (lo cual podría ser común en mayor o menor grado a todos los estados dependiendo de su nivel de desarrollo), empero, el país debió enfrentar esta grave crisis con un gobierno, vacío, sin texto, carente de liderazgo, desacreditado hasta la médula y, sobre todo, huérfano de ideas e iniciativas. El resultado: las muertes en exceso por millón de habitantes en esta parte del mundo son mudos testigos de una catástrofe sin parangón. Entonces, hay que comenzar colocando los puntos sobre las íes.

Así iniciamos este año 2021, si bien en medio del abrazo y de los buenos deseos propios de estas festividades, no obstante, el estado de la nación habla de una economía que se contrae en el 2020 en al menos un 9,5% del PIB y con una proyección de crecimiento del 3,1% para 2021.

Así iniciamos este año 2021, si bien en medio del abrazo y de los buenos deseos propios de estas festividades, no obstante, el estado de la nación habla de una economía que se contrae en el 2020 en al menos un 9,5% del PIB y con una proyección de crecimiento del 3,1% para 2021 (insuficiente frente al gran agujero negro creado por la covid-19), esto siempre y cuando la evolución del coronavirus permita reactivar el consumo interno, la inversión, el gasto público y las exportaciones en un nivel que dinamice el aparato productivo y el propio mercado laboral hoy afectado mayormente por el desempleo y las diversas expresiones de empleo inadecuado.

En esa línea de análisis, los desafíos que tiene el Ecuador son enormes y hay que comenzar a abordarlos transparentando las cifras, es decir, dándonos un baño de verdad. Se ha desandado y harto en la lucha contra la pobreza. Hemos retrocedido al menos dos décadas en esa tarea, pues, al momento se suman 3,2 millones de nuevos pobres, desagregados en 1,8 millones de personas viviendo en pobreza y 1,4 millones atrapados en la pobreza extrema, lo cual implica que la tasa de pobreza asciende al momento a 37,6% y de la pobreza extrema a 19,2%. Consecuentemente, y en frías estadísticas, 9,2 millones de ecuatorianos están en condiciones de vulnerabilidad, esto es, el 54% de la población enfrenta o enfrentará los rigores de este mal.

Consecuentemente, se requieren acciones y políticas públicas encaminadas a revertir estos números en rojo y con ello disminuir la desigualdad social que es otro de los indicadores con un marcado deterioro (alrededor del 6%) lo que quiere decir que en este escenario los pobres, sobre cuyos hombros se coloca el mayor peso de la crisis, terminarán siendo más pobres; y, por otro lado, los ricos, ese grupo minoritario y privilegiado del sistema, por el contrario, al final del día acumulará una mayor riqueza. A modo de ejemplo, los bancos pese a que la economía en su conjunto experimentará una contracción cercana al 10% del PIB, no obstante, registra -con corte a noviembre 2020- utilidades de 205 millones de dólares.

En este punto, sin embargo, el Ecuador debe librar otro escollo coyuntural relacionado con la campaña electoral. Justamente en momentos de gran tensión económica y social, se suma el componente político y la elección de autoridades y con ello la definición de las prioridades y del modelo económico a seguir en los próximos 4 años. Por lo mismo, hoy más que nunca es tiempo de ejercer un voto responsable y por lo tanto reflexivo. No podemos caer en manos del mercado ni de los demagogos profesionales. Identifiquemos al estadista que sea capaz de conducir a la nave del estado a buen puerto…

@giovannicarrion

[PANAL DE IDEAS]

Apawki Castro
Rubén Darío Buitrón
Carlos Rivera
Carlos Arcos Cabrera
Hugo Marcelo Espín Tobar
Patricio Moncayo
Alexis Oviedo
Luis Córdova-Alarcón
Paolo Vega López
Fernando López Milán
Gonzalo Ordóñez

[RELA CIONA DAS]

La covid-19 y la necesaria reflexión sobre la muerte
Paolo Vega López
Las cinco cosas clave que debes saber para votar este 7 de febrero
Redacción Plan V
El drama de dar positivo para covid también afecta a los casos más leves
Redacción Plan V
La catástrofe de las vacunas
Juan Cuvi
A cambiar de modelo
Carlos Rivera
GALERÍA
Un baño de verdad…
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Así se habría realizado el supuesto fraude, según Pachakutik
Redacción Plan V
Alias Rasquiña y la disputa por las cárceles: ¿Cómo llegamos a la tragedia de decenas de muertos?
Redacción Plan V
Guillermo Lasso cambia de consultor: los nombres que suenan
Redacción Plan V
COVID en Ecuador: ¿se acerca un nuevo colapso?
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Guillermo Lasso cambia de consultor: los nombres que suenan
Redacción Plan V
Alias Rasquiña y la disputa por las cárceles: ¿Cómo llegamos a la tragedia de decenas de muertos?
Redacción Plan V
Duelo en Twitter entre Fernando Villavicencio y Alexis Moncayo
Redacción Plan V
La masacre del #23F y la gobernanza criminal en Ecuador
Luis Córdova-Alarcón