Back to top
7 de Noviembre del 2019
Ideas
Lectura: 4 minutos
7 de Noviembre del 2019
Juan Cuvi

Master en Desarrollo Local. Director de la Fundación Donum, Cuenca. Exdirigente de Alfaro Vive Carajo.

Un debate simbólico cargado de prejuicios
0
Da la impresión de que la sociedad ecuatoriana, y sobre todo la clase política, no hubieran procesado nada durante estas tres décadas que median entre ambos levantamientos indígenas.

Como efecto del levantamiento indígena hay un debate simbólico paralelo al debate político, pero plagado de muletillas, prejuicios y lugares comunes. Da la impresión de que la sociedad ecuatoriana, y sobre todo la clase política, no hubieran procesado nada durante estas tres décadas que median entre ambos levantamientos.

Frente a las medidas desordenadas y desesperadas que está tomando el Gobierno para bajar la tensión, mucha gente se pregunta si era necesario un estallido social para proponer iniciativas obvias. Por ejemplo, invertir en las zonas rurales del país. En ese sentido, algunas respuestas lucen desconcertantes por la ceguera que develan.

No obstante, el problema de fondo no radica en las exigencias de corte tecnocrático que el Estado pueda satisfacer a los campesinos e indígenas, sino en la comprensión del conflicto que pueda lograr la sociedad. Sin este último factor, la obras que eventualmente realice el Gobierno volverán a ser, como tantas veces, simples paliativos. Únicamente una ciudadanía consciente podrá presionar a la clase política a asumir la crisis con responsabilidad y perspectiva.

Pero este objetivo luce complicado en un escenario mediático y comunicacional atravesado por información sesgada y tendenciosa, sobre todo aquella que estigmatiza a determinados actores sociales, particularmente al movimiento indígena. La batería de comentarios, opiniones y análisis de ciertos sectores políticos que buscan desacreditar a la CONAIE es interminable. Y lo hacen desde una concepción absolutamente parcializada de la realidad.

La batería de comentarios, opiniones y análisis de ciertos sectores políticos que buscan desacreditar a la CONAIE es interminable. Y lo hacen desde una concepción absolutamente parcializada de la realidad.

La más común se refiere a una supuesta incongruencia en la estrategia de la CONAIE antes, durante y después del paro nacional. Exabruptos de los dirigentes, equivocaciones puntuales o debilidades organizativas son resaltados con el ánimo de opacar una visión política y estratégica por demás obvia. Si no fuera así, los indígenas no estarían negociando con el gobierno temas como la minería y la explotación petrolera, que tienen relación directa con la propuesta de la plurinacionalidad. Sin embargo, se amplifican los detalles para atenuar los contenidos.

¿Qué les molesta a estos grupos de poder y de opinión? Pues la informalidad propia de nuestra sociedad, informalidad que se incrementa cuando actores subalternos como los indígenas ingresan al campo de la formalidad política. En el fondo, quisieran que los líderes de la CONAIE se comporten como Winston Churchill, como si nuestro país fuese Inglaterra. O como si nuestras élites fuesen un dechado de ilustración.

Difícil salir del atolladero si no se entiende la complejidad cultural de nuestra sociedad. El imprescindible debate simbólico que necesitamos como país no puede circunscribirse a la simple definición de políticas públicas, sino a la diversidad de visiones e imaginarios que caben en el territorio de lo que denominamos Ecuador. Es decir, qué valor e importancia le asignamos al otro, al diferente. 

Argumentar que los indígenas no pueden representar al país porque constituyen únicamente el siete por ciento de la población es desconocer la historia y los cinco siglos de exclusión que hay de por medio; es negar que en el paro de octubre se movilizaron campesinos y pobladores urbanos identificados con una protesta que también los involucra. Juntos representan bastante más que lo que les asigna una simple estadística.

 

 

[PANAL DE IDEAS]

Gabriel Hidalgo Andrade
Carlos Rivera
Fernando López Milán
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Natalia Sierra
Adrian Bonilla
Carlos Arcos Cabrera
Patricio Moncayo
Andrés Ortiz Lemos
Giovanni Carrión Cevallos

[RELA CIONA DAS]

Han visto a Pinocho rondando por la Casa de la Cultura
Fernando López Milán
Las medias verdades de una rebelión de once días
Milagros Aguirre
¿Olvidarnos del levantamiento?
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Respaldar a los indígenas, en broma: réplica al artículo de Andrés Ortiz
Alexis Oviedo
‘Se está generando una situación de riesgo para los pueblos de frontera’
Susana Morán
GALERÍA
Un debate simbólico cargado de prejuicios
 
1

[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

El polémico sermón del padre rector de la PUCE
Las propuestas económicas del Gobierno, a fojas cero
Redacción Plan V
La noche en que la fiscal general no pudo dormir
Diego Vallejo hace una nueva denuncia contra José Serrano

[MÁS LEÍ DAS]

Militares envían una carta a Lenín Moreno
Éxtasis y agonía del ciclo político: Bolivia y las democracias en América Latina
Adrian Bonilla
El Ecuador minero y su deuda con la transparencia
Redacción Plan V
Anticorrupción: EE.UU. hace lo que Ecuador no quiso hacer