Back to top
17 de Mayo del 2020
Ideas
Lectura: 6 minutos
17 de Mayo del 2020
Carlos Rivera

Economista, catedrático de la Universidad de Cuenca. 

Una agenda macro urgente para combatir eficazmente la COVID-19
0
A punto de relajar la fase de cuarentena y comenzar la de distanciamiento, debemos señalar que si la pandemia no es bien manejada, no solamente que el costo en pérdidas humanas puede ser catastrófico, sino la posibilidad de que la crisis del sector real se extienda a una crisis financiera que ponga a las instituciones financieras en situación de iliquidez e insolvencia .

La COVID-19 es un shock simultáneo y masivo de oferta y demanda que ha hecho que las máquinas de crecimiento en el mundo como China, Estados Unidos y Europa apaguen  sus motores y por efecto contagio nos golpee de la peor manera posible con la caída brutal de los precios del petróleo y la reducción de la demanda de nuestras exportaciones. A lo cual deben sumarse los costos directos en atención hospitalaria y la incertidumbre que afecta todos los componentes de la demanda interna y los costos indirectos de las medidas de mitigación de la epidemia que han conllevado la reducción del trabajo y la producción, como consecuencia de la parálisis forzada y casi total de la actividad productiva y de la comercialización para dimensionar toda la magnitud de la crisis que le ha puesto al sector real de nuestra economía al borde del colapso.

A punto de relajar la fase de cuarentena y comenzar la de distanciamiento, debemos señalar que si la pandemia no es bien manejada, no solamente que el costo en pérdidas humanas puede ser catastrófico, sino la posibilidad de que la crisis del sector real se extienda a una crisis financiera que ponga a las instituciones financieras en situación de iliquidez e insolvencia ante la quiebra generalizada del sector productivo e interrumpiendo la cadena de pagos, y una crisis fiscal extrema que le lleve al país a declararse insolvente ante la imposibilidad de cumplir sus más elementales obligaciones  como los sueldos y salarios del sector público, respecto de lo cual aquella Constitución garantista de derechos no servirá absolutamente nada ante la fuerza inconmensurable de la falta absoluta de dólares, va siendo cada vez más probable y donde los riesgos de profundización y extensión de la recesión que nos acompaña desde 2015, representa un juego de niños al lado de lo que se nos  puede venir.   

Frente a este escenario ciertamente pesimista pero cada vez más probable, debemos buscar en el maletín de los instrumentos macro, aquellos que nos permita contar con una receta adecuada para combatir eficazmente el Covid 19:    

En orden estricto de prioridades, el objetivo en el corto plazo no es estimular la economía que simplemente resulta imposible, dado que no se puede levantar del todo las medidas restrictivas de oferta y demanda, so pena de propagar el virus y hacer colapsar la muy reducida capacidad hospitalaria. Por lo que lo primero es diseñar una política pública que contenga la velocidad de propagación del virus y mitigue los costos en términos de vidas y los efectos en los grupos más pobres. Esto implica dar paso a una fuerte inversión en aumentar la capacidad hospitalaria y la implementación de test masivos en todas las ciudades del Ecuador con el apoyo económico  de las empresas más grandes como requerimiento mínimo de apertura, así como transferencias directas a todas las familias bajo un cierto umbral de ingresos.  

Lo segundo, una política que salve empleos. El gobierno vía reducción en  los pagos del aporte patronal al IESS e impuestos presentes y futuros debe compensar a toda aquella empresa que mantenga su personal. La escala podría ser diferenciada de acuerdo al tamaño de la empresa, sector productivo, pero definitivamente creo que debería alcanzar a todos.      

Mi propuesta de financiamiento es aprovechar que el mercado financiero internacional con seguridad dará lugar a planes masivos de reestructuración de deuda al estilo del Plan Brady de 1989.

Estos dos primeros instrumentos obviamente tienen el limitante del casi nulo espacio  fiscal. Mi propuesta de financiamiento es aprovechar que el mercado financiero internacional con seguridad dará lugar a planes masivos de reestructuración de deuda al estilo del Plan Brady de 1989. Hay que ser muy estratégico en los pagos previstos de la deuda durante 2020 y 2021 y no adelantarse a pagar más de la cuenta, haciendo lo justo y necesario para ser merecedor de ese plan cuando se implemente. De la misma forma, las propias restricciones para el déficit fiscal y la deuda pública están siendo mucho más relajadas de lo que dictaminan los estándares tradicionales y no se debe ser más papista que el Papa. El reordenamiento y priorización del gasto público y la liberalización de la comercialización de los combustibles también puede ayudar en este fin.

Tercero, y apenas se vea contenida la propagación del virus se debe pasar a pensar en cómo recuperar el  nivel de producto y dinamizar la economía. La teoría nos dice que lo podemos hacer bien por el lado de la demanda, por la oferta o por ambos.

En esta materia, la flexibilidad laboral debe ir mucho más allá de lo que se acaba de aprobar en la Ley Humanitaria para el COVID-19, puesto que no solamente se trata de salvar empleos, sino fomentar la contratación de nuevo empleo en el mediano plazo.  El libre comercio, la reducción del estado, las privatizaciones y concesiones y reformas estructurales a la seguridad social, educación y salud y el fomento integral de la libre competencia y la inversión extranjera directa son las recetas claves en este segundo momento para propiciar el crecimiento económico.

Si Ecuador no logra el consenso adecuado en torno a un recetario de esta naturaleza, podremos concluir que la Covid política es mucho más grave que la COVID-19 y tendremos que pagar las consecuencias.

[PANAL DE IDEAS]

Paolo Vega López
Gabriel Hidalgo Andrade
Carlos Rivera
Aparicio Caicedo
Giovanni Carrión Cevallos
Carlos Arcos Cabrera
Mauricio Alarcón Salvador
Fernando López Milán
Patricio Moncayo

[RELA CIONA DAS]

¿Qué dirá la historia económica del Presidente Moreno?
Carlos Rivera
La orgía global
Aparicio Caicedo
Urbicidio, pandemia, biopoder y donas
Álex Ron
No, señor presidente
Giovanni Carrión Cevallos
Los empleados de TAME buscan opciones para salvar la aerolínea
Redacción Plan V
GALERÍA
Una agenda macro urgente para combatir eficazmente la COVID-19
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Aeroregional se hace con buena parte de las frecuencias de TAME
Redacción Plan V
Bitácora de una tragedia: los cadáveres desaparecidos de Guayaquil
Redacción Plan V
Contagiarse de COVID en una cárcel: el caso del empresario Édgar Arias
Redacción Plan V
En primera línea
Redacción Al grano

[MÁS LEÍ DAS]

Contratación pública: tarimas, trajes de baño y hasta cursos de francés en plena pandemia
Leonardo Gómez Ponce - Observatorio de Gasto Público
Coronavirus: Ecuador es el país con mayor letalidad en Sudamérica; Santa Elena tiene el mayor aumento de muertes
Redacción Plan V
Las historias desconocidas de la pandemia en Manabí
Redacción Plan V
El COVID-19 y la grave amenaza de la disolución social y nacional
Redacción Plan V