Back to top
23 de Julio del 2014
Ideas
Lectura: 6 minutos
23 de Julio del 2014
Ezequiel Vázquez-Ger

Es consultor y analista político basado en Washington DC. Twitter: @Ezequielvazquez

Una historia de corrupción
Al seguir la ruta de los USD 800 000, entregados irregularmente por Cofiec a Gastón Duzac, aparece que USD 380 947 fueron a parar a una cuenta del Peoples Bank, en la ciudad de Newton, Carolina del Norte, en EE.UU. La cuenta está a nombre de la empresa Serfinsa, que está bajo control del Estado ecuatoriano a través del Fideicomiso CFN-AGD No Más Impunidad. Serfinsa fue incautada al Grupo Isaías. ¿Quién tiene ahora ese dinero?

Esta es la historia de un banquero central —Pedro Delgado—, un empresario argentino —Gastón Duzac—, una enorme maquinaria de lavado de dinero llamada —el Fideicomiso AGD No más Impunidad—, un pequeño banco en la ciudad de Newton, Carolina del Norte y una justicia construida y dirigida por Rafael Correa desde el Palacio de Carondelet.

Todo comienza hacia finales del 2011, cuando Gastón Duzac, un supuesto empresario argentino con poca experiencia en Ecuador, logró a través de un proceso viciado de irregularidades, la obtención de un crédito de 800 000 dólares por parte de Banco Cofiec para la creación de una empresa que iba a desarrollar un sistema de billetera móvil. Banco Cofiec es un banco cuya administración y dirección está a cargo del Fideicomiso AGD no más impunidad, un organismo público que administra otros cientos de empresas incautadas al sector privado. En aquel entonces, la cabeza de dicho fideicomiso era Pedro Delgado, quién además actuaba como presidente del Banco Central, y es primo del presidente Correa.

La existencia de este crédito irregular salió a la luz a mediados del 2012 y generó grandes controversias. La prensa, que hasta ese momento podía conducir investigaciones de manera más o menos libre, fue identificando cada una de las irregularidades detrás del crédito, como por ejemplo la existencia de depósitos iraníes en Banco Cofiec; viajes de Pedro Delgado a Irán en los cuales se intentó vender el paquete accionario de Cofiec a bancos iraníes; y la aparición de una propiedad de Pedro Delgado en Miami, la cual había adquirido a través de misteriosas hipotecas, etcétera. La investigación fue desarrollada por prácticamente todos los medios no-gubernamentales del Ecuador y fue tapa de los diarios durante meses.

En diciembre del 2012, durante una conferencia de prensa, Pedro Delgado renunció a la presidencia del Banco Central. No precisamente por el escándalo de Cofiec —en el cual se encontraba directamente involucrado— sino porque otra investigación desarrollada en paralelo, había logrado evidenciar que años atrás este hombre había falsificado su título de economista. Ese mismo día, utilizando su pasaporte diplomático el cual —enigmáticamente— el Gobierno no le había cancelado, viajó a Estados Unidos al matrimonio de su hijo, prometiendo que volvería a someterse a la justicia. Nunca regresó.

Hoy, a más de dos años de otorgado aquel crédito, la empresa de pagos móviles jamás fue creada, el dinero continúa desaparecido, y los principales responsables continúan en libertad. De tanto en tanto, la prensa ecuatoriana reporta avances en la investigación judicial; pero ninguno acaba por llegar a los verdaderos responsables, sino más bien a funcionarios de rango medio que probablemente cayeron en desgracia por obedecer órdenes.

El gran problema es que mientras Rafael Correa siga al frente del poder ejecutivo de su país, la impunidad en este caso continuará. ¿Por qué? Porque cualquier investigación judicial seria en torno al tema, debiera seguir la ruta del dinero. Siguiendo el dinero, la justicia ecuatoriana se daría cuenta de que los 800 000 dólares, otorgados a Duzac, salieron de Banco Cofiec el 27 de diciembre del 2011 en dos transferencias de 380 947,50 dólares cada una, a las 12:09 y 12:11 horas respectivamente. Una de ellas utilizó como intermediario al Bank of New York, para luego continuar su camino al Banco de Sempione en Suiza. La otra, fue directo al Peoples Bank en la ciudad de Newton, Carolina del Norte, a una cuenta a nombre de la empresa Serfinsa. Y esto es lo nuevo de esta historia: Serfinsa es una empresa incautada a la familia Isaías en el año 2008 y la cual también forma parte del Fideicomiso AGD No Más Impunidad.

Esto quiere decir que alguien dentro del Gobierno ecuatoriano, ordenó otorgar un crédito de un banco incautado a Gastón Duzac y luego transferir parte de ese dinero a Suiza, y otra parte a una cuenta bancaria —en una pequeña ciudad de Carolina del Norte— a nombre de otra empresa incautada. Siguiendo el dinero, se llega a Serfinsa. Y detrás de Serfinsa, probablemente existan muchos interesados en que el caso en la justicia nunca se resuelva. Destapar este caso, significaría abrir una caja negra de corrupción del Gobierno ecuatoriano en la cual están en juego mucho más que 800 000 dólares; y desmontar la maquinaria de lavado de dinero que es el Fideicomiso AGD no más impunidad.

En Ecuador, la corrupción reina porque existe impunidad. Existe impunidad porque no hay justicia, y al no haber justicia, la prensa, por temor, se autocensura y no investiga. Esto es lo que ocurrió. Poco tiempo después de la renuncia de Pedro Delgado, los ataques del Gobierno sobre la prensa se intensificaron a través de la puesta en práctica de la nueva ley de comunicaciones. Gran parte de los medios privados fueron poco a poco cerrando sus unidades de investigación. El caso Delgado-Duzac-Cofiec se estancó en la justicia. Los 800 000 dólares nunca aparecieron. Los culpables: libres.

[PANAL DE IDEAS]

Carlos Arcos Cabrera
Gabriel Hidalgo Andrade
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Patricio Moncayo
Mauricio Alarcón Salvador
Paolo Vega López
Carlos Rivera
Aparicio Caicedo
Giovanni Carrión Cevallos

[RELA CIONA DAS]

Los indultos selectivos de Correa: perdón al peculado y cárcel a la protesta
Rocío Carpio
Caso Isaías: ¿quién paga los platos rotos?
Redacción Plan V
Las dudas en torno al mecanismo de venta de las empresas incautadas
Redacción Plan V
Pedro Elosegui, el cocinero de las cifras
FUNDACIÓN MILHOJAS.IS
Caso Duzac: los acusados apuntan al Gobierno
Redacción Plan V
GALERÍA
Una historia de corrupción
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Chats involucrarían a asambleísta Daniel Mendoza en caso de corrupción en Pedernales
Redacción Plan V
Ecuador se acerca a los 6.000 fallecidos por COVID-19
Redacción Plan V
Andrea y su madre, una sola canción
Gabriela Muñoz
Daniel Mendoza, asambleísta por Manabí, se suma a la lista de detenidos por la Fiscalía
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Contratación pública: tarimas, trajes de baño y hasta cursos de francés en plena pandemia
Leonardo Gómez Ponce - Observatorio de Gasto Público
Coronavirus: Ecuador es el país con mayor letalidad en Sudamérica; Santa Elena tiene el mayor aumento de muertes
Redacción Plan V
Las historias desconocidas de la pandemia en Manabí
Redacción Plan V
El COVID-19 y la grave amenaza de la disolución social y nacional
Redacción Plan V