Back to top
4 de Julio del 2016
Ideas
Lectura: 4 minutos
4 de Julio del 2016
Gabriel Hidalgo Andrade

Politólogo y abogado. Docente universitario.

¿Viteri contra Lasso?
El correísmo tiene que decidir qué poder del estado quiere conservar. Si se decide por mantenerse en el Legislativo y bloquear la fiscalización de los últimos nueve años de impunidad, entonces candidatizará a Lenin Moreno en el primer puesto de la lista nacional para asambleístas. Pero así gastaría su única carta para conservar el poder Ejecutivo, con el riesgo de que la Asamblea se llene de opositores con ganas de fiscalizar.

Las presidenciales del 2017 se definirán entre dos opciones políticas. No más. Los números muestran que la tendencia en Ecuador es la concentración del voto y la polarización de las preferencias electorales. Conseguir los poderes Ejecutivo y Legislativo serán competencias que se disputarán por separado. Una de las dos funciones podría ser la sacrificada.

Según CEDATOS, Lenin Moreno y Guillermo Lasso encabezan la intención del voto, lo que no se debe exclusivamente al mérito de ninguno de ambos. El voto ecuatoriano en las presidenciales tiende a la concentración bipartidista desde el 2006. Lo cuenta la historia.

Entre las elecciones de 1978 y 2006 los aspirantes más votados concentraban alrededor del 50% del electorado en la primera vuelta. Esto significa que los demás partidos, pocos o muchos, se distribuían la mitad de la población, en votos. Una sola mitad de ecuatorianos elegía a los dos presidenciables que disputaban el poder en la segunda vuelta, pero todos elegían a una pluralidad de diputados. Esto daba como resultado la elección de un congreso muy diverso y un presidente muy impopular.

En las elecciones presidenciales de 2006 sucedió esto por última vez. Rafael Correa derrotó en la segunda vuelta a Álvaro Noboa con un 14% de distancia.

Ganar consecutivamente tampoco fue un mérito de Correa. Las circunstancias consiguieron que una mezcla entre alto gasto público y desconfianza en los partidos políticos crearan una brecha que el discurso correísta de rechazo a la partidocracia tuviera un gran éxito. Después, el presidente Correa consiguió la reelección en una sola vuelta en el 2009 y 2013 una votación superior al 50% de los votos. Los dos primeros aspirantes concentraron en estos dos comicios el 80% de los votos, mientras que los candidatos restantes tuvieron que conformarse con una votación inferior a una cifra en términos porcentuales. 

Con un voto tendiente a la concentración bipartidaria, las elecciones de 2017 se decantarán entre las mejores cartas del oficialismo y como de la oposición.

El correísmo tiene que decidir qué poder del Estado quiere conservar. Si se decide por mantenerse en el Legislativo y bloquear la fiscalización de los últimos nueve años de impunidad, entonces candidatizará a Lenin Moreno en el primer puesto de la lista nacional para asambleístas. Pero así gastaría su única carta para conservar el poder ejecutivo, con el riesgo de que la Asamblea se llene de opositores con ganas de fiscalizar.

Con un camino despejado para que la oposición busque la presidencia, la precandidatura de Cinthya Viteri significaría un espaldarazo a las aspiraciones de Guillermo Lasso porque con esto parecería debilitarse la iniciativa de la Unidad del grupo de Cuenca y así él quedaría como único candidato de la oposición con opciones estadísticas de ganar la presidencia.

La presencia de Viteri en la escena prelectoral ofrece mejores condiciones a los socialcristianos para negociar las candidaturas preferentes en la carrera hacia la Asamblea Nacional y sin entrar en conflicto con Lasso y con su aspiración de llegar a la presidencia.

@ghidalgoandrade

[PANAL DE IDEAS]

Francisco Chamorro
Hugo Cahueñas Muñoz
Fernando López Milán
Carlos Rivera
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Alexis Oviedo
Consuelo Albornoz Tinajero
Mariana Neira
Gabriel Hidalgo Andrade

[RELA CIONA DAS]

Argentina no es Boca Juniors
Álex Ron
Las PASO: resultados que marcan el paso
Alexis Oviedo
El ciclo argentino
Gabriel Hidalgo Andrade
Moncayo pierde en Conocoto
Perversa orgía de promesas
Rodrigo Tenorio Ambrossi
GALERÍA
¿Viteri contra Lasso?
 
1

[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Las escenas olvidadas del reencuentro de las niñas taromenane
Susana Morán
Las dudas que dejan las contradictorias cifras de mortalidad materna
Redacción Plan V
Las 5 formas de operar de la Empresa Criminal Conjunta Bolivariana
Douglas Farah
La sabatina en Twitter de Santiago Cuesta contra Sebastián Corral, de Teleamazonas
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Narcotráfico: la justicia naufraga en la "duda razonable"
Redacción Plan V
La emboscada nocturna que Martha Roldós sufrió en Quito
Fermín Vaca Santacruz
Nebot y los correístas
Alexis Oviedo
Senagua reconoce que concesionó más agua de la que existe
Redacción Plan V