Back to top
25 de Septiembre del 2023
Ideas
Lectura: 7 minutos
25 de Septiembre del 2023
Álex Ron

Escritor y catedrático universitario.

Voto nulo o marketing político
0
Como respuesta a este simulacro de democracia surge el voto nulo. Lo considero una decisión honesta que tiene un valor simbólico potente porque rechaza un sistema de representación cada vez más opuesto a una sociedad participativa y libre.

Uno de los castigos por rehusarte a participar en política, es que terminarás siendo gobernado por hombres inferiores a ti.               

Platón

Hace pocas semanas Guillermo Lasso pronunció, en un evento internacional celebrado en Buenos Aires, el mismo discurso, con las mismas palabras, que utilizó el expresidente español Mariano Rajoy. No sólo hablamos de limitaciones intelectuales del banquero, también existe un menosprecio total del presidente hacia el pueblo que lo eligió. Mientras el presidente nos hace ver, a nivel mundial, como una tribu de iletrados, el exilio económico de cientos de miles de compatriotas continúa indeclinable como única respuesta a la desespeeranza y a la aporía.

La democracia ha devenido en espectáculo, un montaje grotesco de la industria de las ilusiones falsas, entiéndase en marketing político, lo más opuesto a la idea de ciudadanía que tenían los griegos. La política en el siglo XXI se ha convertido en juego algorítmico, noticias falsas, redes sociales, mass media. Un arsenal de artificios con un mismo objetivo: despolitizar ciudadanos generando un caos emocional (individual y colectivo) para anular sus posibilidades discursivas.

Como respuesta a este simulacro de democracia surge el voto nulo. Lo considero una decisión honesta que tiene un valor simbólico potente porque rechaza un sistema de representación cada vez más opuesto a una sociedad participativa y libre. Para el catedrático Andrés Mideros, “el voto nulo es una expresión de inconformidad. En un país, como Ecuador, de voto obligatorio, es una forma de expresar el desacuerdo con las instituciones, incluyendo el funcionamiento de la democracia, y dentro de esto incluso esa obligatoriedad del voto.”

En las elecciones del 2021 triunfó uno de los peores candidatos de la historia ecuatoriana, cuyo mandato obviamente ha sido un fracaso total. ¿Y por qué ganó? Porque su director de campaña utilizó algoritmia política para construir la imagen de un político aparentemente honesto, repleto de buenas intenciones, quien prometió cambiar al país en 100 minutos. El candidato de Tik Tok, mocasines rojos, miembro del Opus Dei, sin formación académica y que repetía el sonsonete de “Andrés no mientas otra vez” sedujo a una masa inerme y apática que vio en el banquero un producto algo novedoso.

Como respuesta a este simulacro de democracia surge el voto nulo. Lo considero una decisión honesta que tiene un valor simbólico potente porque rechaza un sistema de representación cada vez más opuesto a una sociedad participativa y libre

Lassoffshore significó una victoria del marketing político y una derrota de la democracia, este error lo seguimos pagando y no sólo con una deuda externa que se acerca a 55.000 millones de dólares (52% del PIB) sino con un crecimiento exponencial de la violencia que superaría los 7000 asesinatos en el 2023.

A pocos días para el balotaje entre la candidata del correísmo Luisa González y el postulante de la derecha, el magnate Daniel Noboa, la sensación de vacío político e incertidumbre continúa. Ambas candidaturas tienen demasiadas contradicciones, repiten guiones cansinos mostrando falta de fluidez verbal y autenticidad. Por ello, nuevamente acuden al marketing político para solventar su fragilidad discursiva, nuevamente son los publicistas los que ponen presidente en esta singular Banana Republic.

Luisa, en varios spots manifiesta su fanatismo religioso: es evangelista, provida, se tatúa frases bíblicas, asiste regularmente al templo, siempre menciona que sus logros son gracias a dios...

Está claro que todos los seres humanos tenemos nuestro lado espiritual y que en muchas ocasiones necesitamos creer en dios, pero es fundamental defender el laicismo para que lo religioso no se inmiscuya en lo político. El ejemplo más dramático lo tuvimos con Bolsonaro, en Brasil, quien anclado en su negacionismo evangélico, durante la pandemia, provocó la muerte de cientos de miles de brasileños.

Por otro lado está Daniel Noboa, quien pintorescamente ha manifestado: el tiempo de gestación de una mujer es de 1000 días, la gente comete delitos para ir a la cárcel y poder comer. Además propone “la eliminación de Senescyt para volverlo parte del Ministerio de Salud”,  y repite la cansina fórmula de disminuir impuestos y salarios para atraer inversión extranjera. Creo que todo esto sumado al historial semiesclavista y evasor de las haciendas bananeras de su familia configuran a un Lasso 2.0, otro oligarca que tiene el capricho de la presidencia de la república como símbolo de estatus social. Obviamente Noboa no tiene un ápice de estadista y su programa de gobierno es una mezcla amorfa de propuestas.

Nuevo dilema político: seguir siendo un experimento del FMI, que utiliza oligarquías locales para cumplir con su geopolítica del absurdo u optar por el caudillismo progresista de Rafael Correa. Definitivamente optaré por el voto nulo, o terminaré votando por Luisa, todo dependerá de mi estado de ánimo. En fin, democracia fallida, creo que llevo más de quince años votando sin ningún tipo de convicción.

Avanzo entre el vértigo del tráfico vehicular de un sábado más en la capital. Conducir es una suerte de deporte extremo, donde todo vale...incluso un poco de teatralidad para conseguir que te dejen pasar en medio del caos. Llego a la esquina de una gasolinera donde el atolladero continúa, en un poste han pegado un afiche de Luisa González, la candidata aparece con una sonrisa impostada dibujando con sus dedos la señal de un corazón. Miro fijamente el afiche y repito: chuta me va a tocar votar por ti...Luego imagino una horda sumergida hasta la cintura en las aguas heladas de Cuicocha, la gente tomada de la manos, escuchando un sermón de Luisa. Una camioneta 4x4 hace sonar su bocina en mis oídos, acelero.

[PANAL DE IDEAS]

Alexis Oviedo
Fernando López Milán
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Patricio Moncayo
Alfredo Espinosa Rodríguez
Francisco Carrión Mena
Giovanni Carrión Cevallos

[RELA CIONA DAS]

Trabajen más, quéjense menos: la frase parodia de "Noboa" que desató la ira
Redacción Plan V
Consulta popular más “gobierno candidato”, ¿igual a reelección?
Alfredo Espinosa Rodríguez
¿Qué se necesita para gobernar?
Fernando López Milán
Mambrú se fue a la guerra
Luis Córdova-Alarcón
Clemente Yerovi no va más en Carondelet
Redacción Plan V
GALERÍA
Voto nulo o marketing político
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

¿Cómo Estados Unidos moldeó la estrategia militar y la política económica del «nuevo Ecuador»?
Luis Córdova-Alarcón
La nueva novela de Ernesto Carrión: tras los secretos del Che Guevara en Guayaquil
Marlo Brito Fuentes
Casa de la Cultura Ecuatoriana: de la sinergia a la entropía
Pocho Álvarez
Noboa versus Putin: así ganó el Kremlin la partida de la "chatarra" para Ucrania
Fermín Vaca Santacruz

[MÁS LEÍ DAS]

Narcotráfico: el bombazo en México y la onda expansiva en Ecuador
Redacción Plan V
Acerca de los acuerdos con Estados Unidos y la lucha contra el crimen organizado
Gonzalo Salvador Holguín
La Asamblea blindó nuevamente los bienes producto de la corrupción
Redacción Plan V
Casa de la Cultura Ecuatoriana: de la sinergia a la entropía
Pocho Álvarez