Back to top

Juan Cuvi

Master en Desarrollo Local. Director de la Fundación Donum, Cuenca. Exdirigente de Alfaro Vive Carajo.

10/10/2018
El shock brasilero
Más que a un gobierno de izquierda Lula representó un contrapeso regional a la hegemonía capitalista de los Estados Unidos. Bolsonaro, en cambio, representa el aperturismo ilimitado, un regreso a la articulación indiscriminada de las economías periféricas a los grandes capitales transnacionales. Dentro de esa lógica, no habrá dinero para paliativos sociales.
03/10/2018
Aborto: se reactiva el debate
Las demandas clasistas han sido rebasadas por una serie de exigencias sociales que responden a la incontenible diversificación de la sociedad. La despenalización del aborto es una de ellas y, en este punto, establece un parteaguas entre posturas reaccionarias y subversivas. Por eso un liberal puede abogar por el cambio con más convicción que un curuchupa de izquierda. Y por eso un machista de izquierda puede ser similar a un machista de derecha.
27/09/2018
El CPCCS tiene que desaparecer
En una sociedad tan diversa y fragmentada como la ecuatoriana, únicamente la intervención autónoma de las organizaciones sociales a nivel local o regional puede controlar a la administración pública. La centralización del poder es el mejor velo contra la transparencia, porque deja en manos de las élites políticas el manejo de la cosa pública.
19/09/2018
Los nuevos saqueadores
La corrupción durante el correato tiene algunas particularidades. Fue compleja; es decir, construyó un laberinto de normas y procedimientos que impidieron la fiscalización. Hoy se empieza a revelar un esquema de delincuencia organizada desde el Estado que combinó sistemáticamente decisiones políticas, jurídicas y económicas para apropiarse de los fondos públicos.
10/09/2018
El caso Chevron
El peor error de las comunidades amazónicas que demandaron a la Chevron fue permitir que el gobierno de Correa-Moreno manipulara mediática y electoralmente el caso. Hoy, la disputa entre la transnacional, la corte internacional y el Estado ecuatoriano amenaza con dejar en segundo plano al principal protagonista. Es decir, a las comunidades. Además, abre las puertas para que el actual gobierno también maneje el caso desde la utilidad política.
28/08/2018
Los movimientos sociales y su laberinto
Las calles son la encarnación de lo público por antonomasia. Como tal, nos pertenecen a todos los ciudadanos. Mal harían la izquierda y los movimientos sociales que convocan a las próximas movilizaciones en expulsar a los correístas obtusos. Pero sí deben exigirles que marchen a la cola. Como a la derecha de las banderas negras.
20/08/2018
Alianza PAIS no puede reciclarse
¿Quién, en estas condiciones, cosechará ese caudal de votantes decepcionados, descreídos y desconfiados del correísmo? Por ahora, el único que se está conectando con ese vacío electoral es Jaime Nebot. A su carisma tropical y autoritario le añade un discurso que se encarrila perfectamente con el imaginario creado durante diez años por Correa: combinar la capacidad administrativa de la derecha con la preocupación social de la izquierda.
07/08/2018
La correa de Moreno
Correa gobernó para las élites económicas y para las transnacionales; en términos políticos, excluyó a la sociedad y concentró las decisiones en Carondelet. Moreno, en su ambigüedad, le ha entregado el manejo de la economía a esas mismas élites empresariales, pero se ha visto obligado a devolverle la política a la sociedad. Las últimas decisiones judiciales a favor de los derechos comunitarios y ciudadanos –por citar algunos hechos– eran imposibles durante el correato.
01/08/2018
Sexualidad: entre la Inquisición y el Concordato
En un momento en que el Senado argentino se apresta a debatir una ley para legalizar el aborto, en el Ecuador deshojamos margaritas entre la santidad y la pureza. Nos sentimos orgullosos de instalarnos en el Concordato garciano, porque pone distancia con la Inquisición. Los detractores de la libertad sexual bien podrán argumentar que entre el fundamentalismo medioeval y el ultraconservadurismo existe un avance. Y, orondamente, podrán darle la espalda a la evolución de los derechos en el siglo XXI.
26/07/2018
Nicaragua: la perversión de la utopía
Al interior de Nicaragua muy pocos creen en el discurso oficial. Al contrario, la mayoría de ciudadanos desconfía de una dinastía corrupta y sanguinaria que no tiene reparos en ostentar su latrocinio. Indigna, por lo mismo, que afuera aún existan sectores autoproclamados de izquierda que sigan alcahueteando a la dictadura del matrimonio Ortega-Murillo.

Páginas