Back to top

Rodrigo Tenorio Ambrossi

Doctor en Psicología Clínica, licenciado en filosofía y escritor.

15/02/2016
La universidad de los olvidos
No faltó mucho para que se equiparase al profesor actual al marxista leninista de mediados del siglo pasado obligado a justificar su saber en un discurso político que anclaba la verdad en la repetición ideológica. Entonces en el maestro se producía una mezcla de ventrílocuo y de investigador histórico.
01/02/2016
Filicidio: ¿horror que no conmueve?
Estas muertes de niños en manos de mamá o de papá ya no son asuntos de estadísticas sino de conciencia social, de esa ética elemental que sostiene las relaciones intrafamiliares y a la misma sociedad. Si acá se mata a los propios hijos, ¿en qué Estado vivimos?
28/01/2016
¿Psicoanalizar el mundo?
El poder político no puede equipararse a las relaciones intrafamiliares. Un jefe de estado no es el papá del país. Por ende las protestas y rebeliones en los dos espacios no son nunca las mismas, pese a su legitimidad.
19/01/2016
La Universidad Andina y las voces de libertad
Se posesionó el nuevo rector Montaño para dar continuidad jurídica, académica y ética a una de las principales universidades de postgrado del país. Y bien haría el poder político no solamente en respetar de manera absoluta los procesos sino en apoyarlos para que se fortalezca aun más la Universidad Andina.
12/01/2016
¿La verdadera crisis de la verdad?
Cuando alguien habla mucho de la verdad, es bastante probable que trate de engañar al otro. Porque, en esos casos, la verdad se sostiene en el propietario del discurso y no en el trabajo realizado para armarla y determinarla. La verdad no se sostiene en las puras enunciaciones sino en las pruebas que, por cierto, no son más que otras enunciaciones. Por lo mismo, lo que es cierto hoy, tal vez no lo sea mañana.
05/01/2016
¿Será posible la tolerancia política?
Los apóstoles del pensamiento único no son más que sus grandes beneficiarios, por eso lo defienden a capa y espada. ¡Qué inmensa maravilla ser eternamente congresista, eternamente alcalde, eternamente presidente! ¡Qué bienaventuranza recibir eternamente las loas de los súbditos intelectuales y el dioselopague de los anonadados!
04/01/2016
Un año más para vivir
El calendario solo es una división arbitraria del tiempo. Sin embargo, el uno de enero está destinado a que nos propongamos que todos y cada uno de nuestros días construyan la historia personal y social, es decir que tenga suficiente sentido como para que la vida se justifique.
22/12/2015
Palabra y justicia: los de El Arbolito
El poder, del orden que fuese, evita siempre la discusión pública de temas que afectan los ordenamientos sociales. El poder pretende convencer a la ciudadanía de que todo lo que hace, dice, reforma, impone es para el bien supremo de todos, en especial de los desposeídos. El poder cuanto más se afianza en sí mismo, más se convence de lo justo, adecuado y oportuno de lo que hace.
16/12/2015
¿La oveja negra de Alianza PAÍS?
El asambleísta que se abstuvo es un menos uno que se atrevió a romper tanto las barreras del silencio como el principio que ordena enmascarar las disputas, las rencillas, los grandes desacuerdos que seguramente se dan en AP. Y precisamente es esto lo que más molesta a su directiva porque esa abstención no solamente que rasga un poco el telón sino que ya no habrá costurera alguna que lo remiende.
09/12/2015
Del único y de su bienaventuranza
Por fin, Ecuador tendrá, constitucionalmente, dictadores vitalicios elegidos y reelegidos una y otra vez por un pueblo que, invadido de infinita gratitud, no podrá hacer otra cosa que mantenerlos en el poder hasta el advenimiento y entronización definitiva de la bienaventuranza absoluta.

Páginas