Back to top

Rodrigo Tenorio Ambrossi

Doctor en Psicología Clínica, licenciado en filosofía y escritor.

22/10/2018
Militares: drogas e identidad institucional
Las drogas están presentes en todos los espacios. Están ahí para ser producidas, traficadas y usadas. Desde el siglo pasado, las drogas se han convertido en uno de los grandes y prósperos negocios que no tiene ningún miramiento social o ético para producir y vender. ¿Llegaron para quedarse? ¿Por qué y para qué Ecuador suprimió su Secretaría de Drogas y dejó el tema en manos de inexpertos y sin institucionalidad?
15/10/2018
Despilfarro y vanidad sin culpa
Ese inmenso boato narcisista. Ese imparable atropello a las libertades y al honor de muchos. Eso y más lo pagamos todos. Lo pagó el país entero y sin chistar. Pero ahora, cuando el ídolo disfruta de sus bienes en Europa, nosotros, debemos pagar a uno de los canales de televisión la pequeña cantidad de 6.6 millones de dólares por la transmisión de 119 sabatinas realizadas entre enero de 2015 y octubre del 2017. Pequeñeces para aquella egolatría.
09/10/2018
Brasil: extremo giro a la derecha
En nuestra América: ley del péndulo que da cuenta del ansia de salvación que no deja de animar a la mayoría de la población y de la que precisamente abusan los políticos corruptos. Porque si de algo son culpables políticos, como los Lula, los Kirchner, los Chávez, los Morales, los Correa y los Castro es de haber despilfarrado la esperanza de sus pueblos. Lo hicieron, además, de la manera más cínica que han conocido e imaginado nuestros países.
01/10/2018
La asambleísta y su piedad correista
Además de mi inocencia y honorabilidad, estoy protegida por la inmunidad parlamentaria. Pueden seguir diciendo lo que les venga en gana. Nada va a cambiar el hecho de que fui a darle unos minutos de compañía a una pobre mujer perseguida. Porque también eso aprendimos en AP, a ser honorables, justos y solidarios.
24/09/2018
No mirar solamente atrás
¿Es cierto que antes en el país se vivía en paz? ¿Que las cosas de la vida eran más humanas, más sencillamente seguras? ¿Que chicas y muchachos eran más sanos, que no fumaban marihuana ni base ni droga alguna? ¿Qué los hijos eran todos respetuosos y obedientes, que la autoridad paterna era ciertamente autoridad?
17/09/2018
Perversos abusos
No, por supuesto, no se trata de los chulos del bajo mundo a quienes les importa un bledo el otro con tal de obtener un dinero mal habido. No, se trata de asambleístas elegidos para representarnos en la tarea legislativa y evaluativa del país. Se trata de una turbia historia que coloca a todos al borde de una suerte de desamparo social que se produce cuando hay sujetos que, validos de su poder, hacen añicos las normas de la convivencia y del respeto a los derechos del otro.
10/09/2018
Política: la ética de la cosa nostra
La ética constituye la normativa del buen pensar y del buen obrar. Pero es preciso reconocer que entre corruptos existe también una ética a la que deben someterse rigurosamente todos sus miembros. Un principio fundamental de esa ética es la destrucción de las pruebas físicas de tal manera que, en el caso de producirse delaciones, las pruebas nunca aparezcan.
05/09/2018
El país y su crónica roja
Los asesinos de Gabela sintieron que el general asesinaba sus pérfidos negocios al oponerse a la adquisición de unos helicópteros. ¿Acaso el general pretendía interferir un negocio solo de generales? Cuando se instala en el poder, la corrupción es un virus que contagia a las alturas. Si en el barrio la venganza suele ser cruel, en las alfombras del poder la venganza es infinitamente mortífera.
29/08/2018
¿La ignominia de ser mujeres?
A lo largo de la historia se ha pretendido negar que son ellas las que en realidad hacen el mundo y lo sostienen en su existencia simbólica. El niño conoce el mundo y lo integra a su vida a través de la madre. Sin las madres no serían posibles ni la vida ni la cultura. Y sin embargo, hay hombres que, ante el horror de tener que reconocer sus propias debilidades, vuelcan contra ellas sus frustraciones.
21/08/2018
Dictadura de la crueldad
Día tras día, Venezuela ve salir, expulsados de su cuerpo, casi abortados, a cientos de miles de sus hijos. Se van sin volver la mirada atrás porque, como la mujer del Lot de las antiguas leyendas, temen convertirse, no en estatuas de sal, sino en cuerpos sin vida abandonados a la inclemencia de los desiertos sociales y geográficos. ¿Cómo no tener piedad de ellos?

Páginas