Back to top

Rodrigo Tenorio Ambrossi

Doctor en Psicología Clínica, licenciado en filosofía y escritor.

08/01/2018
Lo que queda de Glas
De Glas queda su mirada perdida y su rictus que inevitablemente conducen al asombro de lo perverso. A esa puerta asegurada y que protege secretos de Estado, del Estado de corrupción que fundó el correato y que se constituyó en una especie de marca indeleble de su famosa década ganada. Desde luego, bien ganada, como dicen esas obras faraónicas que fueron presupuestadas en cien y que terminaron constando mil. De esas diferencias se alimentó la corrupción.
02/01/2018
En memoria de Emilia: el Proyecto Emilia
Es necesario asumir que en el país se ha instalado algo que se podría llamar un estatus de violencia, que fuera afanosamente sembrada y cultivada en la última década. La década de la maldad institucionalizada y oficializada, de la maldad esparcida a granel por todo el cuerpo simbólico del país. Una década en la que numerosas mujeres fueron tratadas con burlas y sarcasmos por parte del poder. La década perdida para el respeto a las mujeres y para la aceptación de las diferencias.
18/12/2017
Glas sentenciado
Con esta acusación, ajena a cualquier intento de banalización, se abre el camino para otras que tendrán que ver con los millones de dólares que fueron a parar en sus bolsillos como efecto de la inmensa e incontenible corrupción que atravesó e incluso hasta sostuvo la década perdida del correato.
11/12/2017
¿Qué queda de Alianza País?
En la parte administrativa existe una inmensa herencia impuesta por Correa que también abarca la burocracia común producto de la renuncia voluntaria obligatoria con la que Correa perversamente se apropió de la administración pública. Parecería que Moreno no tendrá necesidad de recurrir a esa demoníaca forma de hacerse de esclavos y de adoradores. Voluntariamente, todos ellos se habrían ya convertido al morenismo.
04/12/2017
Correa, Alianza PAIS y poder eterno
Inevitablemente, el rostro de Correa se transforma cuando se le pregunta sobre la verdad. Para esta clase de políticos, la verdad se convierte en una realidad ilusoria, en un asunto absolutamente criterial. La verdad es el enunciado que enuncia el poder. Nada tiene, pues, que ver con la realidad de los hechos ni con lo testimonial de quienes se encuentran en la otra orilla del poder.
27/11/2017
El esperado retorno de Correa
Correa, el salvador, el constructor del verdadero país, el que lo esclavizó al infinito monólogo de su poder. Él que borró todo aquello, legal o administrativo, que pudiese entorpecer el curso arrollador de su deseo, de su capricho, de su venganza. Por más de una década sometió al país al monólogo infinitamente cansino de su capricho y de su insaciable narcisismo. Él, el salvador de un pueblo esclavizado al imperio de la mentira.
20/11/2017
De la justicia maquiavélica a la justicia real
En medio de esta batahola de podredumbre no hay lugar para las quejas de pobres y desvalidos, de aquellos para quienes no existen paraísos de ningún orden, ni siquiera espacios para su voz. Hay muertos y desaparecidos que siguen clamando por una justicia que fuera tan pérfidamente organizada y blindada. Cuando alguien reclama por los abismales sobreprecios de las obras, cínicamente le responden: pero hay excelentes carreteras.
30/10/2017
¿Cuándo los cañones apuntarán a Correa?
¿Cómo alguien puede tener sus manos limpias si permite que sus ministros, sus jueces, sus contralores, sus procuradores, sus legisladores conviertan al país en su propiedad privada? Quizás se haya producido una suerte de desliz metafórico entre el nombre del movimiento Alianza PAIS y la captura del país como propiedad privada. De hecho, tanto Correa como AP se consideraron propietarios del país.
18/10/2017
Violadores de alumnos
De entre todos los crímenes posibles que atentan a la intimidad y libertad de niños y niñas, los abusos sexuales y, sobre todo, la violación es el peor de todos porque es eminentemente destructor de todos los sistemas simbólicos que sostienen su vida. Por ejemplo, unos niños, inconscientemente, empezarán a tener serios problemas en el aprendizaje. Otros se tornarán retraídos y taciturnos, dejarán de jugar y perderán la capacidad de vivir la risa y la espontaneidad.
12/10/2017
Evo Morales y las enfermedades del poder
Al presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, como suele acontecer con todos aquellos que tienen sangre de dictadores, le vale un comino la decisión popular. Él quiere ser reelegido y punto. ¿Berrincho de niño que no quiere dejar un juguete con el que se ha divertido pero que ya no le pertenece?

Páginas