Back to top

aborto

Tag: aborto

36 historias encontradas
Es mi decisión autónoma, soberana y digna
La vida no es una idea abstracta, es la vida de cada niña, adolescente y mujer que somos violadas y que producto de ese brutal ataque machista quedamos embarazadas. La consecuencia de esa violación no es una vida, es una posibilidad marcada por la violencia y la humillación.
Ecuador: 15% de las muertes maternas se deben a abortos clandestinos
El estudiante Juan Sebastián Jaramillo, de la carrera de periodismo de la Universidad San Francisco, expone varias aristas de este problema. En Ecuador, esta semana se espera la votación final de las reformas del Código Orgánico Penal Integral que contempla la despenalización del aborto en casos de violación.
Condenadas a ser madres: casi 14.000 violaciones en 3 años
Este trabajo periodístico hace un recuento del camino que han seguido las organizaciones sociales para despenalizar el aborto en el Ecuador. Además recoge testimonios y dramáticas cifras. Este es un trabajo realizado por estudiantes de periodismo de la Universidad San Francisco para Plan V.
Nuestras vidas, nuestras muertas
El debate acerca de la despenalización del aborto en el Ecuador es un tema complejo que confronta al ámbito jurídico-legislativo con un serio problema de salud pública y de derechos humanos. Porque el embarazo no deseado, el embarazo adolescente y el aborto inducido en condiciones de riesgo son temas de salud pública. Y porque los derechos de las niñas y mujeres son derechos humanos.
Por un 2019 donde el aborto sea legal
En su estúpida misoginia y dinámica de conflicto con el movimiento de feminista el expresidente Rafael Correa se caracterizó por mantener posiciones ultraconservadoras en el campo de los derechos de las mujeres. Bajo este criterio represivo y disciplinario en varios hospitales públicos del país el personal médico fue impulsado a denunciar mujeres sospechosas de haber interrumpido sus embarazos.
Aborto: se reactiva el debate
Las demandas clasistas han sido rebasadas por una serie de exigencias sociales que responden a la incontenible diversificación de la sociedad. La despenalización del aborto es una de ellas y, en este punto, establece un parteaguas entre posturas reaccionarias y subversivas. Por eso un liberal puede abogar por el cambio con más convicción que un curuchupa de izquierda. Y por eso un machista de izquierda puede ser similar a un machista de derecha.
De por qué las mujeres, que un día decidimos abortar, no somos criminales
¿Cómo voy a levantarme?, ¿Cómo voy a caminar? ¿Cómo voy a volver hablar y a seguir?, pensaba… Pero con esa fuerza que tenemos las mujeres, me levanté de la camilla, y aunque muy despacio, caminé. En silencio tomamos un taxi, llegué y me acosté. Las horas siguientes las recuerdo entre la náusea, el dolor, la somnolencia y la fiebre...
El día en que decidí abortar
El día en que decidí abortar no fue fácil, debo insistir. Lo pensé, lo repensé, lo proyecté, lo conversé. Tenía un hijo escolar, yo estaba terminando mi doctorado y el trabajo y la militancia no me daban respiro. Pero lo pensé, me emocioné, decidí y cambié de decisión, varias veces. Quería ese embarazo pero no tenía condiciones de mantenerlo. ¿Otro hijo sola, divorciada, en otra ciudad, y en un contexto tremendamente complejo?
La Marea Verde del 8 de Agosto
Uno de los aciertos del proyecto de ley argentino es el hecho de dislocar la discusión en torno a la interrupción voluntaria del embarazo de la dicotomía entre inviolabilidad de la vida y soberanía del cuerpo, para reubicarla en el marco del ejercicio del derecho humano a la salud; permitiendo así una reinterpretación del problema de acceso al aborto como un tema de salud pública. Este 8 de agosto, el Senado argentino votará por la ley o la rechazará.
Sexualidad: entre la Inquisición y el Concordato
En un momento en que el Senado argentino se apresta a debatir una ley para legalizar el aborto, en el Ecuador deshojamos margaritas entre la santidad y la pureza. Nos sentimos orgullosos de instalarnos en el Concordato garciano, porque pone distancia con la Inquisición. Los detractores de la libertad sexual bien podrán argumentar que entre el fundamentalismo medioeval y el ultraconservadurismo existe un avance. Y, orondamente, podrán darle la espalda a la evolución de los derechos en el siglo XXI.

Páginas