Back to top

Correísmo

Tag: Correísmo

222 historias encontradas
Una agenda legislativa marcada por la crisis
Un vistazo a la agenda legislativa del último año evidencia como doce leyes, la mayoría de ellas, remitidas por el Ejecutivo, fueron aprobadas por la Asamblea Nacional ecuatoriana. Las implicaciones de estas normas y su trámite fueron seguidas de cerca por el Observatorio Legislativo. La crisis económica y la incertidumbre política marcaron los temas que se debaten en el Legislativo.
Sed de venganza
En estos días, TeleSur, la cadena chavista financiada con impuestos de los países bolivarianos, se encuentra en una apasionada campaña de desprestigio a algunos de los opositores y críticos por desvelar graves denuncias de corrupción en contra del gobierno del presidente Correa. En la fantasía correísta todos los críticos son traidores. Por eso los oficialistas insisten en su teoría de que una nueva época para la política en Ecuador es imposible sin ellos. Ellos son la patria y lo demás, es la antipatria.
¡Cojan al ladrón!
Dime de lo que presumes y te diré de lo que careces. El viejo adagio cae como anillo al dedo para la cruzada moralizadora de Alianza PAÍS. ¿Qué hacen o qué han hecho frente a los escandalosos casos denunciados desde inicios del gobierno?
Moral revolucionaria
Lo sucedido confirma el culto a la personalidad que el mismo presidente practica sobre sí mismo. Otro atractivo que éste país le ofrece al mundo es la persona del presidente, la encarnación de un pueblo sufriente, redimido por su liderazgo descollante. Pero este líder es, no solo simpático y atractivo, sino la cara visible de un nuevo país que “es ejemplo para todo el mundo”, en términos del propio mandatario. Es el líder, el partido y el estado en una sola persona: Rafael Correa Delgado.
Las cifras que evidencian el desencanto frente al correísmo
Dos recientes encuestas confirman que siete de cada diez ecuatorianos no cree en la palabra del presidente Rafael Correa y rechaza su gestión. Al mismo tiempo, la población encuestada evidencia una visión pesimista sobre la situación del país y su futuro. El consultor político Ricardo Cobo analiza la tendencia.
De juanas a pamelas
Se llama “juanitas” a las candidatas que prestan sus nombres para hacerse cargo de una elección de alta fricción política y después entregar intacta la función pública a un sucesor. Al igual que un fusible, la misión de las juanitas es alquilar su imagen a otra persona, a cambio de una retribución política, para quemar su reputación, mantener a salvo el circuito de intereses partidistas y servir como una pieza de fácil sustitución.
Comisión Nacional Anticorrupción: la voz que no puede apagarse
Frente a las denuncias de la Comisión Nacional Anticorrupción, el estado debería hacer tres cosas: agradecer a los ciudadanos que se involucran en la gestión de lo público, investigar y sancionar a los responsables. En nuestro país sucede exactamente lo contrario. En lugar de agradecer, las autoridades públicas denostan a estos ciudadanos y los enjuician civil y penalmente.
Freud y el fracaso de la civilización correísta
El correísmo ha trastocado el carácter objetivo de las instituciones políticas y las ha sometido a la voluntad, el humor y las pulsiones del presidente de la República y sus adeptos. El resultado de ese proceso puede entenderse de muchas maneras.
¿"Avanzamos Patria"?
La experiencia de este gobierno nos enseña que la viabilidad de un cambio no depende sólo de la existencia de un plan, de una voluntad política dispuesta a ejecutarlo, de abundantes recursos materiales invertidos en obra pública y en propaganda, sino en potenciar la capacidad de un sistema institucional en el que se combinen los tres componentes del capital social, privilegiando el capital humano como el más determinante.
Cuando se cabrea, a veces dice la verdad
Entender la sociedad y la política como un campo de batalla en donde no hay oponentes sino enemigos que deben ser exterminados o excluidos, hace que las dictaduras se vuelvan paranoicas y capaces de encontrar motivaciones oscuras tendientes a desestabilizarlas o destruirlas, en cada palabra, en cada chiste, en cualquier texto, poema o noticia que no les sea grata.

Páginas