Back to top

Correísmo

Tag: Correísmo

232 historias encontradas
Suicidio del mito
Debe estar desesperado. Correa regresa para convertirse en el verdugo de su propia fábula porque ni siquiera ha sido capaz de reinventarse. El ex presidente cree que él mismo encarna su propio mito y que puede guardarlo en el bolsillo como si se tratara de unas pocas monedas.
El club de los traidores
El morenismo es la prolongación del correísmo. Por eso cumple el mismo libreto, pero con distintos cabecillas. En la década ganada, el régimen de Rafael Correa persiguió inmisericordemente a sus adversarios políticos, convertidos en enemigos mortales, y consiguió encerrar tras las rejas en unos casos, y amedrentar en otros, a centenares de líderes sociales y sindicales, a actores políticos y a periodistas. Hoy el morenismo hace exactamente lo mismo, pero con enemigo propio. ¿Por qué?
Gracias Rafael
Un presidente que deja el poder siempre será un actor relevante, especialmente si transmitió el mando en condiciones pacíficas. A Correa le acompañará una aureola de solemnidad aunque los reparos a su periodo de gobierno sean mayores. Quienes lo abandonaron se fueron para conservar sus posiciones de privilegio mientras que quienes se quedan lo hacen para evitar perder el control de la organización política que les permite participar en elecciones.
Correa: ¿el otoño del patriarca?
La visita del ex presidente al Ecuador evidenció que todo el desgaste acumulado por Alianza PAÍS en el ejercicio del poder parece habérsele venido encima de golpe. Mientras sus críticos destacaron su escaso apoyo y la virtual evaporación de su clientela política, el morenismo dio un golpe de mano y obtuvo el control del Consejo Nacional Electoral, lo que le permitió, mediante decreto, convocar a la consulta popular, que estaba empantanada en la Corte Constitucional.
¿Que tal se siente, Rafael Vicente?
Lejos de mí patearte en el suelo, pero si dialogar sentados ambos en la vereda y a la vera del camino de la historia, yo porque pertenezco a una generación de salida, tu porque te feriaste las oportunidad de tu vida para dejar un legado pulcro y duradero. Para que me entiendas voy a explicar mi itinerario antes de hacerte otras preguntas.
Reserva moral
El gobierno de la Revolución Ciudadana, a cambio de la sumisión y la obediencia cerril, abrió las puertas para que los deshonestos e incapaces copasen todos los espacios de poder y para que desde allí pudiesen cumplir sus aspiraciones de enriquecimiento y ascenso social.
La desfiguración de Correa
Una explicación puede ser la falta de coincidencias entre los involucrados. Al parecer, no todos entienden el regreso del caudillo desde la misma óptica. Unos aspiran a retomar las riendas del gobierno o, al menos, las del partido. Otros están calculando sus eventuales candidaturas para 2019. Algún ingenuo todavía se tragará el cuento de defender la década ganada. También están los que se ilusionan con la reelección en 2021. Los más buscan cubrir con un manto de impunidad sus interminables rabos de paja.
El esperado retorno de Correa
Correa, el salvador, el constructor del verdadero país, el que lo esclavizó al infinito monólogo de su poder. Él que borró todo aquello, legal o administrativo, que pudiese entorpecer el curso arrollador de su deseo, de su capricho, de su venganza. Por más de una década sometió al país al monólogo infinitamente cansino de su capricho y de su insaciable narcisismo. Él, el salvador de un pueblo esclavizado al imperio de la mentira.
"Black friday" correísta
Un ex gobernante que creó una refinería invisible, un satélite que nunca sirvió, elefantes blancos y carreteras con los más altos sobreprecios, pero sin duda su mayor logro fue dividir al país en dos pedazos difícilmente reconciliables, llegará al país a afectar el diálogo abierto por el actual mandatario. Divide y vencerás era la máxima de Maquiavelo, quizás siga siendo la estrategia de Correa. Un viernes para relanzar ofertas incumplidas.
Shot: Correa el "tinieblo"
Una visita furtiva del “comandante en jefe”, sin motivos concretos, sin entrada triunfal, sin agenda política ni mediática, es otro craso error de la fracción segunda, del ala tercera, del comité izquierdo de AP, que se aferra desesperadamente a los pies de barro de su ídolo para sobrevivir.

Páginas