Back to top

derechos humanos

Tag: derechos humanos

230 historias encontradas
La primera vez que me golpeó
Un profundo deterioro de mi salud me permitió tocar fondo, saber que me quería viva y feliz. Y aquí estoy, escribiendo estas líneas que recogen mi historia, y haciendo pública la violencia que viví por años de forma privada, escondida, avergonzada, sintiéndome responsable, doblemente culpable: culpable por pensar que yo la provocaba y culpable por saberme cobarde y no atreverme a denunciarla. Culpable por pensar que si denunciaba estaría traicionando a su familia, a la que quise y quiero inmensamente, culpable por el solo hecho de pensar en denunciar al padre de mi hijo.
Ecuador, el más afectado en DDHH por China
Un informe elaborado por organizaciones sociales e indígenas registra las afectaciones a las comunidades donde se asientan los proyectos Mirador, San Carlos-Panantza y los Bloques 79-83. En Mirador, por ejemplo, denuncian que la empresa ha solicitado en 47 ocasiones la medida administrativa de ‘servidumbre minera’ para apropiarse de tierras. En San Carlos-Panantza, los desalojos han dejado huellas. En los Bloques 79-83 avanza la explotación petrolera, pese a una sentencia de la Corte IDH que lo prohíbe.
El país y su crónica roja
Los asesinos de Gabela sintieron que el general asesinaba sus pérfidos negocios al oponerse a la adquisición de unos helicópteros. ¿Acaso el general pretendía interferir un negocio solo de generales? Cuando se instala en el poder, la corrupción es un virus que contagia a las alturas. Si en el barrio la venganza suele ser cruel, en las alfombras del poder la venganza es infinitamente mortífera.
Venezolanos: el éxodo de los niños que llegan a Ecuador
Según cifras de Unicef, desde enero hasta el 14 de agosto, 5.648 niños, niñas y adolescentes no fueron registrados en los puestos migratorios de Rumichaca y San Miguel porque sus padres no tenían la suficiente documentación. Organizaciones de derechos humanos y la Defensoría del Pueblo alertan que esa situación los dejó en una situación migratoria irregular dentro del territorio ecuatoriano y los vuelve más vulnerables. El Gobierno dio marcha atrás de pedir pasaporte a los niños.
Cuando el otro somos nosotros
Hace unas semanas, en un panel al que fui invitado, escuché a un ex – funcionario del correísmo que al querer defender la inconstitucional Ley de Movilidad Humana lo hizo utilizando el argumento de que en el Ecuador el 80 % de la población está de acuerdo con endurecer las políticas contra los extranjeros. Nada más absurdo. Nada más ilógico. Nada más inhumano.
Infancia robada
No podemos ni debemos pensar que cualquier forma de violencia (aunque por pequeña que parezca) sea adecuada para educar a los niños y niñas. No es justo pensar que la solución es acallar sus voces y criminalizarlas. Peor aún es ponerse en el lado de las y los violentos.
Las armas largas de la ley
La Policía puede escudarse en sus manuales para justificar el despliegue de fuerza innecesaria contra civiles desarmados, políticos, periodistas y hasta un encuestador respetable por sus canas y sus modales, pero nos hemos acostumbrado demasiado pronto a estos allanamientos que, con todo y orden judicial, parecen más sacados de una serie de acción gringa que del uso proporcional y razonable de la fuerza.
El hostigamiento judicial a los líderes indígenas y ambientalistas en Ecuador
La organización internacional de derechos humanos, analizó la forma en la que la justicia ecuatoriana, en clara sintonía con el régimen de Rafael Correa, persiguió a los dirigentes indígenas de la Amazonía. Mientras a Pepe Acacho se le procesó de forma cuestionable por "terrorismo" a Agustín Wachapá se le enjuició con la deleznable prueba de un mensaje de Facebook. La conclusión es que se violaron derechos humanos, se dejó en la quiebra a ambos dirigentes y se abusó del poder por medio del sistema de justicia.
‘Guantánamos flotantes’: Las prisiones de altamar de EE.UU.
Mar adentro en el Pacífico, Jhonny Arcentales y los otros pescadores con los que iba fueron detenidos, pero no por piratas ni justicieros, sino por la Guardia Costera de Estados Unidos, desplegada a más de 3200 kilómetros de las costas estadounidenses para rastrear cocaína proveniente de los Andes.
Los vuelos de la muerte
La justicia argentina condenó, por los vuelos de la muerte, a cuarenta y seis represores del régimen militar, imponiendo a veintinueve de ellos pena de cadena perpetua y, a los demás, penas que van de ocho a veinticinco años. Por su edad actual, muchos de estos asesinos y torturadores, posiblemente, perdieron su libertad para siempre.

Páginas